InicioRevista de prensainmigraciónLampedusa, una tragedia evitable##Darío Menor

Lampedusa, una tragedia evitable -- Darío Menor

Publicado en

el confidencial

Efectivos del cuerpo de rescate recuperan los cuerpos sin vida del naufragio de una embarcación. (Reuters)Efectivos del cuerpo de rescate recuperan los cuerpos sin vida del naufragio de una embarcación. (Reuters)
La tragedia de Lampedusa podría haberse evitado. La xenofobia que rezuma la ley italiana sobre inmigración, unida a la incapacidad de la Unión Europea para afrontar con valentía y humanidad esta cuestión, tienen la culpa de que hayan muerto al menos 200 somalíes y eritreos cuando trataban de escapar del hambre y de la guerra que sufrían en sus países.

La primera señal de que hay responsables claros detrás de su muerte, más allá de las mafias que se enriquecen con los viajes de estos desesperados, la dieron los propios supervivientes al llegar al puerto de Lampedusa. Contaron que cuando estaban acercándose al islote de los Conejos, al sur de la isla, se cruzaron con varios barcos pesqueros, pero no les ayudaron pese a las señales que les hicieron. Angustiados por las deficientes condiciones de la nave y por la falta de señal en sus teléfonos móviles, algunos de los pasajeros prendieron fuego a unas mantas para llamar la atención de los pescadores. Su desesperada decisión hizo que la embarcación se incendiase y acabase hundiéndose.

La alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini, confirmó el relato de los náufragos. “Los tres pesqueros que los vieron se fueron, ya que nuestro país ha procesado a pescadores y armadores que han salvado vidas humanas, por el crimen de favorecimiento a la inmigración clandestina”, denunció Nicolini. Pidió además al Gobierno de coalición liderado por Enrico Letta que eliminara de inmediato esta normativa para evitar que una catástrofe como esta vuelva a repetirse.

Desde que entró en vigor en 2009 la ley que considera un delito la clandestinidad, los pescadores que se encuentran con embarcaciones de inmigrantes están obligados a elegir. Pueden pasar de largo y violar así uno de los principios básicos del mar, el que obliga a ayudar a quien esté en peligro de ahogarse, sin distinción de quién se trate. La otra opción es auxiliarlos y arriesgarse a sufrir las consecuencias: pagar una multa o, peor aún, ver cómo las autoridades se incautan de sus naves. La película Terraferma, de Emanuele Crialese, estrenada en 2011, muestra la angustia de los pescadores ante esta disyuntiva y la difícil situación que se vive en Lampedusa. La culpa la tiene su situación geográfica, pues, al estar situada a poco más de 100 kilómetros de las costas del norte de África, se ha convertido en una puerta de entrada a Europa.

Últimos artículos

Respeto a la dignidad infinita, también dentro de la Iglesia -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo "En el caso de los abusos sexuales, me parece...

Domingo 21 de Abril, 4º de Pascua– B (Juan 10,11-18) : Va con nosotros -- José A. Pagola

Grupos de Jesús El símbolo de Jesús como pastor bueno produce hoy en algunos cristianos...

Domingo 21 de Abril, 4º de pascua: Juan 10, 11-18

Fe adulta 11 Yo soy el modelo de pastor. El pastor modelo se entrega él...

Noticias similares

Respeto a la dignidad infinita, también dentro de la Iglesia -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo "En el caso de los abusos sexuales, me parece...

Domingo 21 de Abril, 4º de Pascua– B (Juan 10,11-18) : Va con nosotros -- José A. Pagola

Grupos de Jesús El símbolo de Jesús como pastor bueno produce hoy en algunos cristianos...

Domingo 21 de Abril, 4º de pascua: Juan 10, 11-18

Fe adulta 11 Yo soy el modelo de pastor. El pastor modelo se entrega él...