InicioRevista de prensatemas socialesEn el 105 aniversario del fallecimiento en Cádiz de Fermín Salvochea##Juan Cejudo

En el 105 aniversario del fallecimiento en Cádiz de Fermín Salvochea -- Juan Cejudo

Publicado en

El Blog de Juan Cejudo

SÍNTESIS DE LA BIOGRAFÍA DE FERMÍN SALVOCHEA. MI VALORACIÓN SOBRE SU VIDA. Juan Cejudo Caldelas
El próximo día 27 de Septiembre ( pasado mañana), se cumplen 105 años del fallecimiento del gaditano más ilustre: Fermín Salvochea.
Quiero dedicarle desde este modesto blog un pequeño homenaje colocando aquí un resumen de su vida y de sus principales acciones. Es quizá un poco largo, pero me parece que merece la pena detenerse en conocer un poco más- para quienes lo conozcan poco- a quien tanto luchó por los más desfavorecidos del pueblo. A quien fue Alcalde de Cádiz y luego presidente del Cantón gaditano.
Aquí os la dejo para que la podáis ir leyendo aunque sea poco a poco.
Un cordial saludo

SÍNTESIS DE LA BIOGRAFÍA DE FERMÍN SALVOCHEA.
MI VALORACIÓN SOBRE SU VIDA

Juan Cejudo Caldelas

Introducción aclaratoria:

Se cumple este año el 1o5 aniversario del fallecimiento en Cádiz de Fermín Salvochea.
He querido hacerle un pequeño homenaje de tipo personal con este trabajo. Ya sé que personas mucho más preparadas que yo lo han hecho con anterioridad. Varios historiadores de reconocido prestigio.

Esto es algo más sencillo, sin ningún tipo de pretensión de nada. Sólo he querido poner un poco en orden cronológico los datos muy dispersos que mi buen compañero Fernando Puelles ( ya fallecido), escribe en su conocido y famoso libro: “Fermín Salvochea, República y Anarquismo”, para mí, sin duda, lo mejor que se ha escrito sobre Fermín Salvochea.

Pero Fernando Puelles que tanto investigó sobre la vida de nuestro famosos gaditano y que pudo plasmarlo en su libro, no lleva un orden de tipo cronológico y detallado, sino que está todo como muy disperso. Me ha llevado no poco tiempo poder intentar ordenar por fechas y lugares su vida de modo, eso sí, resumido, sin pretender extenderme en aportar la cantidad de datos y acontecimientos como él hace de modo exhaustivo a lo largo de su libro.

Espero que a alguien más pueda servirle este breve resumen de la vida de Salvochea para valorar al personaje en toda su dimensión como ser humano que entregó su vida intentando ser fiel hasta la muerte a los hermosos ideales revolucionarios que él creyó y por los que luchó con una coherencia incomparable, sólo propio de las grandes figuras humanitarias y revolucionarias que ha habido a lo largo de la historia de la Humanidad.

Cádiz, 27 de Septiembre de 2012 (1o5 aniversario del fallecimiento de Fermín Salvochea)
=================================

SÍNTESIS DE LA VIDA DE FERMÍN SALVOCHEA

1842.-

Nace en Cádiz en Plaza Viudas, 32, el 1 de Marzo. Sus padres Fermín y Pilar ( prima de Mendizábal) son acaudalados. Su padre, exportador de vinos a Inglaterra y con negocios en Cádiz de tejidos y fábrica de naipes. Durante su infancia, estudia en el Colegio de San Felipe Neri de Cádiz. Uno de sus profesores es Eduardo Benot.

1858.-

Su padre lo envía a estudiar Comercio e inglés a Londres y Liverpool. En esos años el domicilio familiar es Plaza de San Agustín, 4.
En Plaza de S. Agustín 4, sus padres , después de haber traspasado el negocio de tejidos que tenían, montan una industria de fabricación de naipes en la planta baja de su domicilio.

Salvochea permanece en Inglaterra durante 5 ó 6 años. Allí recibe influencias de Robert Owen, de quien recibe influencia de sus principios comunistas y sus ataques a la propiedad privada. Entabla amistad con Carlos Bradlaugh quien le aporta sus ideas anticlericales y ateas y recibe influencias de Tomás Paine, difusor de los principios de la Revolución francesa, hombre de acción e internacionalista. Él fue uno de los impulsores de la independencia de EEUU y de él toma como lema de su vida su célebre frase: «Mi patria es el mundo, mi religión hacer el bien, y mi familia, la humanidad».

1861 ó 1862

Vuelve a Cádiz para entrar en quintas, pero su padre lo libra muy a su pesar.
Se reúne en la calle Sacramento, en la Casa de Fotografía donde acuden Bohórquez, Garrido y Ramón de Cala. Salvochea y Guillén figuran como vocales del Comité Democrático en el que figura como vicepresidente Buenaventura Abárzuza de tendencias contrarias a Salvochea pues repudia las ideas socialistas.

Entre sus rutinas diarias en Cádiz, acompaña a su madre a la misa ( él se queda fuera) y luego la recoge. Toma café a diario en el bar El Baluarte con un cura amigo suyo. Se baña todos los días del año. Pide prestado mantas a los comerciantes para dárselas a los pobres prometiéndoles que «ya se las pagaría» y participa en tertulias políticas. Con frecuencia da su propia capa algún necesitado sin abrigo. Sus amigos comerciantes le dan «prestado» una capa para que se abrigue, pero insisten en que se la devuelva.

1866

Hay planes conspiratorios para derrocar a Isabel II, encabezados por el general Prim que es condenado a muerte, junto a Castelar, Sagasta y Pierrad. El Comité democrático de Cádiz trabaja para fomentar la insurrección, de modo que no sea sólo un levantamiento militar, sino de todo el pueblo.. El Gobernador civil amonesta a Cala y Salvochea. Toda la Bahía se moviliza. En Cádiz Salvochea con Guillén , La Rosa y el coronel Melero, ocupan las casas consistoriales. Salvochea vuelve a ser elegido vocal del partido republicano de Cádiz, Guillén es presidente y Benot, vicepresidente. En este tiempo ayuda a los encarcelados o a quienes pasaban por la ciudad para embarcar hacia el destierro.

1868

Después del derrocamiento de Isabel II se organizan en Cádiz las Milicias de los Voluntarios. Rafael Guillén es nombrado comandante del primer batallón y Salvochea, comandante del segundo batallón. Es nombrado vocal del comité del partido republicano con el mayor número de votos. Se forma la revolución en el centro de la ciudad pues Salvochea se niega a obedecer la orden militar ordenando el desarme del pueblo. El ejército se enfrenta a las milicias populares que responden a tiros. El cañón Pizarro es colocado frente a las Casas Consistoriales por orden de Salvochea. Un hombre lo dispara y barre al enemigo. Más de 40 muertos y heridos por parte de las milicias, más de 80 por parte del ejército. El gobierno pide una tregua de 48 horas.

El general caballero Rodas, con 8000 hombres ha llegado hasta Cádiz y da un ultimátum para que las milicias se rindan. Ante la disparidad de fuerzas, Salvochea hace ver a su gente la necesidad de entregar las armas para evitar un baño de sangre. Aunque le ofrecen huir, no lo hace y espera ser detenido.
Es conducido primero a los cuarteles de Santa Elena ( actual Audiencia provincial) y después al Castillo de Santa Catalina y San Sebastián. Allí hace amistad con Eduardo Benot. Juzgado en Consejo de guerra, fue condenado a diez años de destierro en ultramar.

1869

Fue elegido diputado en enero a pesar de estar en prisión, pero no pudo ocupar el escaño. Fue amnistiado en mayo recobrando la libertad. Es elegido en la plaza de toros ( entonces en el Campo del Sur) presidente del Comité provincial del partido republicano.
Sigue viviendo en Pza. San Agustín, 4
En la Plaza de la Libertad hay un mitin de afirmación republicana.

Los republicanos se levantan en armas contra el gobierno. En Cádiz se alzan Salvochea, Paúl y Angulo y Guillén. Se dirigen, armados, a Medina Sidonia, Paterna, Alcalá de los Gazules, Algar, Arcos de la Frontera hasta la serranía de Ubrique y Cortes de la Frontera. Allí se les une el cura Romero y sus partidarios y llegan a Ronda y a Jimera de Líbar, después a Gaucín y Casares. En la Sierra del Cornio, entre Atajete, Jimera, Benaoján y Ronda, Salvochea y Paúl son cercados. Algunos, entre ellos Salvochea, pudieron llegar hasta Gibraltar.

Salvochea desde allí se dirigió a Francia y se instaló en París.Y de allí pasó a Londres.
Se funda la A.I.T (Asociación Internacional de Trabajadores)

1870

Se funda en Cádiz el Centro federal de sociedades obreras en la calle Laurel, 2. Salvochea es amnistiado y vuelve a Cádiz. Aunque otras fuentes hablan de la amnistía en 1871.

1871.

El periódico obrero catalán «La Federación» da la noticia que los elementos más puros y decididos del partido republicano se han adherido a la Internacional. Y da el nombre de Salvochea.

1872

Anselmo Lorenzo llega a Cádiz y conoce a Salvochea.
Se celebra en Córdoba el tercer Congreso de la Federación. Cádiz y su provincia representado por el albañil Juan Díaz Puerto, se convierte al anarquismo y a la doctrina de Bakunin. Cádiz fue el primer núcleo anarquista de Andalucía.

1873

Se declara la Primera República en España. En las elecciones municipales de marzo, Salvochea es elegido concejal. Se vota alcalde entre los concejales y sale el siguiente resultado: Fermín Salvochea: 31 votos. Francisco Manuel Paúl y Picardo, 1 voto (posiblemente, el de Salvochea). El nombramiento de Salvochea recibe la aclamación del público asistente en el salón de sesiones.
Medidas tomadas por Salvochea como alcalde. Cada mañana deja en libertad los detenidos el día anterior.

Arma a las milicias ciudadanas y establece un plan de enseñanza para organizar escuelas de niños y ateneos. Derriba el convento de las agustinas de Nuestra señora de la Candelaria y en su lugar construye una plaza: la actual Plaza de Candelaria, lo que le supuso fuertes enfrentamientos con sociedades católicas y con el obispo, que emigró a Chiclana durante una larga temporada.

Prohíbe la enseñanza de la religión en las escuelas municipales, cambia el nombre de los santos por nombres laicos y se dan clases también en festividades religiosas, excepto los domingos.. Se cambia el nombre de «Cementerio católico» por el de «Cementerio municipal» y desaparece la capilla. Ordena suprimir las imágenes que no estén dentro de las iglesias.
El 8 de mayo hay una huelga en Cádiz. Los obreros piden mejores sueldos y reducción de horas de trabajo. Se le conceden.

Salvochea se ausenta de Cádiz y va unos días a Chiclana a tomar baños minerales. Cuando vuelve el día 21, la población le recibe con júbilo y tocan las campanas del ayuntamiento y Catedral.
En el ayuntamiento se aprueba sacar a subasta la custodia del Corpus y con la venta de ella se pretendía comprar 4000 fusiles remington. La custodia salió a subasta, pero no llegó a venderse por no pagarse el precio de salida estipulado.

El 19 de Julio, se declara el Cantón de Cádiz y Salvochea es elegido como máxima representación del mismo. Se forma el Comité de Salud pública con varias comisiones . Salvochea preside las de Guerra, organización, propaganda y defensa» y «Gobernación».

Medidas del cantón : Disolución de la Diputación provincial, se suprime la lotería oficial, las contribuciones de tabaco y de consumos, se incautan los bienes del Estado. Se decreta la separación de Iglesia y del estado y la abolición del culto externo. Se prohíbe la enseñanza religiosa en las escuelas públicas. Desaparición de asociaciones religiosas basadas en el celibato y se autoriza a los municipios para incautarse de sus edificios. abolición de las capillas.

Se suprimen los archivos religiosos o parroquiales que se incorporan a los archivos de registro civil. Desaparecen las quintas, son licenciados los soldados que no quieran seguir y se sustituyen por voluntarios. Suprime los impuestos, el desestanco del tabaco, la abolición de las quintas.
El general Pavía ocupó Sevilla el 30 de Julio y se dirige a Cádiz para disolver el cantón.

Se pacta por parte del Cantón la entrega de las armas para evitar un derramamiento de sangre y se hace efectivo ante un grupo de cónsules. El 4 de Agosto es arriada la bandera roja del cantón. Cuando el general Pavía entra en Cádiz Salvochea estaba en lugar seguro con posibilidades de entrar en Gibraltar, pero sabiendo que muchos de sus amigos han sido detenidos, se entrega voluntario para compartir suerte con ellos. Salvochea es detenido y llevado a un consejo de guerra que lo condena a 20 años de prisión, pero el tribunal supremo posteriormente lo condena a cadena perpetua.
Salvochea está varios meses en la cárcel de Cádiz con su compañero Pérez Lazo

1874

Los llevan en tren a Málaga. Desde allí los embarcan hasta llegar al Peñón de la Gomera. Allí permaneció junto a su compañero Lazo cerca de dos años mientras su madre gestionaba su libertad.

1876

Es trasladado, junto a Lazo, al penal del Monte Hacho en Ceuta. Allí aprovecha para estudiar algo de medicina con el fin de poder ayudar a sus semejantes.

1878

Separan a Salvochea unos días de Lazo porque se había descubierto una conspiración en la que le quisieron implicar, pero se demostró su inocencia.
Lo trasladan a las Islas Chafarinas. Su compañero Lazo es enviado a Alhucemas y a él lo mandan de nuevo al Peñón de la Gomera. Pasa aquí sólo algunos días, pues al Gobernador militar ( que les había tratado bien) lo destinan a Chafarinas. Al tocar en Alhucemas recogen a Lazo y vuelven a Chafarinas de nuevo. Pronto sus compañeros quedan en libertad y él sigue en prisión.

1880

Vuelve al Peñón de la Gomera por tercera vez. En estas fechas, no quedaba ya ningún preso por los sucesos de 1873. Sólo Salvochea que se niega a pedir cualquier indulto. De hecho por estas fechas el ayuntamiento de Cádiz solicita su indulto, pero él se niega a aceptarlo. El gobernador, en represalia por su actitud, lo encarcela. Está encarcelado dos meses perdiendo su condición de semilibertad que gozaba anteriormente.

1882

Decide fugarse. Para ello falsifica la firma del jefe de guardia y el sello de la comandancia y, con la ayuda de un conocido, se fuga a un pueblo que se llamaba Benibitriaga. Y de allí a Tetuán llevando Salvochea él mismo el timón de la barca y cuatro rifeños, los remos.. De Tetuán marchó a Gibraltar y de allí embarcó a Marsella. De allí marchó a París donde estuvo 15 o 20 días.
A mediados de abril viaja a Londres a visitar a un amigo (seguramente a Carlos Branlaugh). De Inglaterra, Salvochea viaja a Portugal y se establece en Villareal de San Antonio

1883

Se produce un estallido republicano en Badajoz y Salvochea es detenido. Pasa tres días en la prisión de Villareal, después lo trasladan a la de Faro. Protesta contra las autoridades portuguesas y consigue que le den un pasaporte para Mesina. Desembarca en Orán (Argelia) y después va a Nemours, cerca de Marruecos. Vuelve a Orán y después a Tánger donde se encuentra con su madre.

1885

Muere Alfonso XII y termina el largo presidio de Salvochea, siendo amnistiado. Vuelve a Cádiz.
En la calle Rosario cepeda 10-12 edita «El Socialismo» en la Imprenta La Constancia, de publicación quincenal. Se publicó hasta 1891 y en su última etapa lo subtituló como » quincenario comunista anarquista». Él era único redactor, aunque la mayor parte de la información consistía en traducciones de varios revolucionarios, sobre todo de Kropotkin

1886

Los republicanos de Cádiz le proponen a Salvochea ser candidato a la elecciones pero él declina aceptarlo porque «no espera ya nada de la política» y cree que «no hay otro camino para llegar a la emancipación de los trabajadores que la transformación de la propiedad individual en colectiva para evitar la explotación de clase y la lucha de todos contra todos».
En Cádiz establece una fábrica de naipes en la calle San Leandro, 5 (calle de La Palma hoy) , aunque le dura poco tiempo por su falta de dedicación a los temas comerciales. Se preocupa de las actividades del centro Obrero con la redacción del periódico, la escuela de adultos y una sala dedicada a la lectura.

1890

Consigue que los trabajadores de Cádiz se integren en las filas internacionalistas y lo van haciendo por gremios: pintores, albañiles, ebanistas, zapateros etc…Creó adjunto al periódico la Biblioteca del trabajador donde publica diversos textos de Kropotkin. Las relaciones entre él, revolucionario ateo y su madre, religiosa son intensas a pesar de las diferencias.
Organiza en Cádiz la primera manifestación obrera del 1º de Mayo en la calle Barquillas de López. Y los manifestantes recorren toda la ciudad. Intervienen varios oradores y Salvochea cerró el acto. Defendió una huelga general indefinida por lo que seguía siendo un personaje absolutamente peligroso para las autoridades.

1891

Prepara de nuevo los actos del 1º de mayo con asistencia de 200 afiliados. Salvochea propone la huelga general hasta conseguir la jornada de 8 horas. Y convoca la manifestación de ese año en la Plaza de San Antonio que reuniría a unos 3000 manifestantes.
El 24 de Abril García, Ponce y Salvochea son detenidos. La autoridad gubernativa coloca un bando amenazando a quienes puedan asistir a la manifestación del 1º de mayo, pero los trabajadores se fueron concentrando ese día en la Plaza de S. Antonio. La autoridad reprime la manifestación, detiene a varios trabajadores y cierra el Centro Obrero.

A Salvochea lo entrevistan en la cárcel. Escribe el ensayo «La cárcel por dentro» donde describe la vida en la cárcel. Un fraile dominico interesado en conocerle, lo visita en la cárcel.
El 23 de agosto estalla un petardo en la Alameda y le echan la culpa a Salvochea ( que sigue en la cárcel). Sale poco después y en El Socialismo denuncia a quienes habían colocado el petardo porque podía haber provocado la muerte de inocentes.
Después de varios incidentes durante su estancia en prisión por una visita del presidente de la Audiencia y otras posteriores, Salvochea quedó puesto en libertad.

1892

Comparece en un juicio por desacato a la autoridad y es interrogado. Lo condenan a dos meses y un día de arresto.
En marzo se celebra el juicio por los sucesos de la manifestación del 1º de mayo. Sale de la cárcel hacia la audiencia y por el camino es aclamado por el pueblo con gritos de Viva Salvochea y Viva la anarquía. Hay incidentes a la puerta de la audiencia. Salvochea es declarado absuelto con los demás acusados.

Levantamiento de los campesinos jerezanos. Un grupo de unos 500 campesinos marchan con hoces, pistolas, escopetas y herramientas sobre el centro de la ciudad.. Esta marcha no tuvo el consentimiento de la Comisión federal ni de la Federación de Cádiz. Salvochea se opuso tajante porque pensaba que era un disparate. Hubo enfrentamientos entre la guardia y los campesinos y dos anarquistas son heridos. Ante la fuerte represión los campesinos tienen que salir de la ciudad huyendo. Hay más de 200 detenidos. Los militares ordenan llevar a Salvochea a Jerez para interrogarlo. Pero él seguía en la cárcel preso, ni había dirigido la revuelta ni había participado.

En Agosto es trasladado a la cárcel de Jerez donde es interrogado con terribles provocaciones lo que hizo que Salvochea se encerrara en un gran mutismo y no dijera palabra. Deciden mantenerlo en prisión 6 meses.
A finales de Agosto tiene lugar el segundo juicio de Jerez en la capilla de la cárcel sobre los sucesos de los campesinos de Jerez. Salvochea fue condenado a 12 años como inductor ( estaba en la cárcel de Cádiz) de dichas revueltas. Salvochea se niega a firmar la sentencia

1893

A finales de enero la Audiencia de Cádiz dicta auto de sobreseimiento por desacato a la autoridad judicial..
En Febrero, es el juicio por los petardos. Después de intensos interrogatorios, todos los acusados, también Salvochea, son declarados inocentes.
A mediados de noviembre es llevado a la cárcel de Valladolid. Antes de llegar a su destino, para en Madrid y está varios días en la cárcel.

Cuando llega a Valladolid le obligan, a él que es ateo, a ir a misa. Se niega y lo meten en una cárcel de castigo, en un subterráneo. Allí no puede más e intenta quitarse la vida cortándose la vena femoral.. La humedad del calabozo congela la sangre y detiene la hemorragia. Los vigilantes lo encuentran exánime. En la enfermería se niega a tomar cualquier alimento. Le ofrecen una plaza de escribiente, pero la rechaza y prefiere trabajar en la enfermería. Aprovecha para estudiar árabe y fonética.Allí pasa hambre

1898

Es trasladado a los penales de Valencia y de Burgos, donde convive con los presos anarquistas catalanes. Estudia astronomía.

1899

Es amnistiado. En abril vuelve a Cádiz. 5000 personas lo esperan en la estación para recibirle. Quisieron llevarlo a hombros, pero se opuso. Al llegar a su casa, se asoma a uno de los balcones acompañado de su madre para saludar a los congregados y grita: «¡Viva la revolución y lo que ustedes saben!. Retoma los contactos con el obrerismo local. Conoce a Pedro Vallina que estudia medicina en Cádiz.

1901

Se traslada a Madrid al quedarse sin recursos propios. Allí recibe apoyo de conocidas personalidades. Lerroux le ayudó a poder tener un pequeño gimnasio y le dio trabajo en su periódico. Vive en Cuatro Caminos y después se cambia al centro. Una familia obrera le cede dos habitaciones en lo más alto de su piso en la calle Zorrilla, a la espalda del Congreso. Tenía una cama, una mesa, una silla y una percha. Había perdido todos los libros y papeles.. Comía a base de queso, carne cruda a veces y fruta.Escribía a diario una postal para su madre.

Trabaja en «El Heraldo» de Lerroux, después «Heraldo de Madrid», «El Liberal», normalmente como traductor. En El País aparecen escritos suyos autobiográficos. La mayor parte de sus escritos están en La Revista Blanca. Especial importancia tuvo «La contribución de la sangre».
En Madrid entabla relaciones con muchas personalidades : Benot, Fernández Shaw; Vallina que siguió a Salvochea desde Cádiz para proseguir sus estudios, Pi y Margall, el hijo de Salmerón…y el matrimonio Urales, dueños de la Revista Blanca

La presencia de Salvochea en Madrid contribuye a que aumente la influencia del anarquismo en la capital. Se convoca un Congreso para reorganizar la Federacion de Trabajadores de la Región Española (F..T.R.E). Asisten delegados de toda España representando a 50000 afiliados. La delegación de la provincia de Cádiz se hace notar y proponen y consiguen la huelga general para la jornada de 8 horas. La policía los detiene, pero ante las protestas en Cádiz y Sevilla, los dejan en libertad.

1902

Muere Pi y Margall. Salvochea dirige la comitiva fúnebre con su féretro hasta la Puerta del Sol y después por los barrios populares de Madrid. Hay enfrentamientos entre la policía y la muchedumbre. Intentan detener a Salvochea, pero sus amigos lo impiden. No pudieron llevar el féretro por los barrios populares al impedirlo la policía.
Detienen a su íntimo amigo Vallina, acusado de un atentado contra el rey y Salvochea inicia una campaña para que quede en libertad. Organizó un gran mitin en el que hablaron Salmerón, Barriovero y Salvochea. Estuvo presente Ramón Cala.

Seis meses permanecen en prisión los detenidos. Pero Vallina debe seguir aún. Temiendo Salvochea que su amigo pueda estar varios años en prisión, consigue entrevistarse con Canalejas y se decide que Vallina abandone Madrid.. Salvochea le aconseja que salga de España y vaya a Tánger, pero él prefiere París.Ese fue el último momento que estuvieron juntos.
A finales de Noviembre regresa a Cádiz ante la enfermedad de su madre.

Es amnistiado. Su salud está bastante mermada por todo lo sufrido en los presidios. Se sigue reuniendo en el domicilio de Paúl y Picardo en la calle Cristóbal Colón, 21 junto con Justo Tovía y Benito Cuesta. Cuando su amigo Benot volvía en verano a Cádiz, ambos se bañaban en el mar.
En este tiempo, retoma sus trabajos como comercial y representa una casa de vinos: Bodegas Hijos de Agustín Blázquez. Con esos ingresos y el de sus colaboraciones literarias, contribuye al sostenimiento de sus gastos y a los de su madre Pilar.

Es invitado por el alcalde a la inauguración de la estatua de Castelar, pero declina el ofrecimiento. Dice que no hay que gastar dinero en monumentos cuando hay tantas necesidades en los pobres. Además criticaba a Castelar por su actitud negativa en el final de la República. En esta época compagina su trabajo con la acción militante

1903

Acude a Madrid a declarar en el proceso abierto por el hallazgo de dinamita en el Centro obrero.
Traduce la obra de Luisa Michel «Historia de mi vida» al que puso prólogo. Prepara la versión en castellano de «La próxima revolución».
Es acusado de un delito de imprenta y se refugia en Tánger. García Abriens le brinda hospitalidad y le cede una habitación. Desde allí sigue con sus traducciones y colaboraciones. Se sigue bañando a diario. Deja allí una huella profunda en la población tangerina que años más tarde le dedica una calle en su nombre.

Durante su estancia en Cádiz se incorporó a la comisión pro-escuela laica, y frecuentando el círculo de hierros y metales y el centro de extramuros.
En este año y en el siguiente, escribe Blasco Ibáñez su novela «La Bodega» basada en la vida de Fermín Salvochea con el seudónimo de Fernando Salvatierra.

1907

Muere en Cádiz , en Pozo de Las Nieves nº 10 ( la actual plaza de Argüelles), el 27 de septiembre. Dice el doctor Menéndez a Pedro Vallina que, muere como consecuencia de haberse caído de la mesa donde dormía, porque su cama, larga y estrecha, se la había dado a un pobre que no tenía y como consecuencia de aquellas heridas en la columna vertebral , murió. Dice Vallina que el doctor Menéndez era hombre formal y pariente de dos buenos amigos suyos: los doctores Antonio y José Menese, éste último profesor de Pediatría en la Escuela de Medicina de Sevilla. Aunque el parte médico decía que había fallecido por «menigomielitis aguda».

Aunque en un primer testamento donaba su cuerpo para la investigación de la ciencia, después fue anulado y manifestaba su deseo, en el segundo, de ser enterrado bajo tierra, sin caja y sin nombre.
A su entierro asistió una gran multitud bajo una intensa lluvia. Gentes de todas las clases sociales y todas las ideologías asistieron a despedirlo. Se calculan unas 50000 personas.
————-
Fuentes consultadas:
La mayor parte de los datos de este trabajo han sido tomados de «Fermín Salvochea, República y Anarquismo» de Fernando Puelles. Imprenta Galán. 1984
Otros datos se han completado con «Breve biografía de Fermín Salvochea escrita por el historiador José Luís Gutiérrez Molina», publicada en el número 337 Agosto-Septiembre 2007 de C. N. T.
y con «Crónica de un revolucionario. Con trazos de la vida de Fermín Salvochea» de Pedro Vallina publicado en su edición original en 1958 y reeditado por el Sindicato de Oficios Varios de la C. N. T de Cádiz en 2007.
—————————–
MI VALORACIÓN SOBRE SU VIDA

Para mí, Fermín Salvochea es un personaje verdaderamente impresionante.
Me admira de él su profunda honestidad y coherencia entre sus ideas y su vida.
Un hombre que lleva a la práctica aquello en lo que cree. Es un hombre con convicciones profundas y también de acción
.
Son muchísimas las facetas a destacar en él:
– En el terreno personal, su cariño a su madre a quien respetaba, a pesar de sus discrepancias con ella en el terreno religioso.
– Su ayuda material a cuantos estaban necesitados, ofreciendo su dinero, su ropa, las mantas que pedía prestadas a los comerciantes amigos y hasta su propia cama que dio a un necesitado y a consecuencia de las lesiones provocadas al caer de la mesa donde dormía, murió.
– Visitaba a los revolucionarios presos en los castillos de Santa Catalina y San Sebastián, antes de su embarque a Fernando Poo o Filipinas.

– Su sentido revolucionario con hechos, aceptando responsabilidades políticas en su época republicana como Alcalde y participando más tarde como presidente del Cantón de Cádiz, enfrentándose a los militares. También participando en las revueltas campesinas por las sierras de Cádiz y Málaga contra los militares.
– Destaca también su actitud de entrega con los penados con los que compartió prisión durante más de 21 años. Se llevaba siempre bien con todos los reclusos, ayudándolos y animándolos. Ellos sentían una profunda admiración por Salvochea. Estudió medicina para poder ayudar a los reclusos, les enseñó a leer y escribir para que pudieran comunicarse con sus familias y repartía con los que menos medios tenían el dinero que le enviaba su madre.

– Me llama la atención su coherencia radical (no entendida por casi nadie) al rechazar los indultos que se le concedían por no considerarlos justos y preferir permanecer en prisión o también rechazando huir tras los sucesos de 1873 para evitar poder ser fusilado.
– Su austeridad de vida en la ropa que vestía, en la comida frugal que tomaba, en los baños diarios durante todos los meses del año…
– Me llama la atención su capacidad, a pesar de su origen burgués, para conectar con las aspiraciones obreras, especialmente en su última etapa como anarquista, ya desengañado de la política. Así movilizará a las masas obreras en las movilizaciones de 1890 y 1891.

– Su dignidad y temple contestando a jueces y gobernadores que le interrogaban y acusaban


– Su faceta como escritor, traductor y redactor en “El Socialismo” y otras revistas
– Salvochea era una persona admirada por todos, hasta por sus propios adversarios políticos.
– Me llama la atención en su biografía que a diario tomara café con un cura ( él que era ateo y anticlerical) También sabía acompañar a su madre a misa y luego la recogía. Sabía ser respetuoso con las creencias de su madre aunque no las compartiera.

– Por último y respetando a quienes puedan leer esto que no lo compartan, yo, como creyente, debo decir que para mí Fermín Salvochea es, sin él saberlo ni querelo, un gran imitador, al modo laico y ateo, de Jesús de Nazareth, por su compromiso con los más débiles y abandonados de la sociedad, por su empeño en buscar la justicia, la igualdad entre los seres humanos, la libertad, la fraternidad. No me extraña que Lerroux le llamara “El Cristo anarquista” o alguien dijera que era un “santo laico”.

Por eso los ideales de Fermín Salvochea son los ideales de muchos cristianos de base de hoy que intentan seguir el camino de Jesús de Nazareth llevando una vida comprometida con los sectores populares para buscar- junto a muchas otras personas y colectivos- otro mundo posible, otra iglesia más de acuerdo con el evangelio. Por eso termino con estas palabras de Fernando de Puelles, autor de la mejor biografía sobre Fermín Salvochea:

“Jesús y Fermín Salvochea no podían sentirse ajenos a los alejados; los seguidores de aquel carpintero también creían en un mundo fraternal. Ocultos en las catacumbas, soñaban con una nueva vida. Sus comunidades pretendían ser oscuros anticipos de esos deseos”

Las primeras experiencias de sus discípulos han sido evocadas por aquellos hombres de buena voluntad que se propusieron en todos los tiempos mejorar las condiciones de subsistencias del pobre y del asalariado.

Así Federico Engels, al recordar a los primeros internacionalistas, traza con acierto el paralelismo entre el espíritu de unos y otros y destaca la común situación de opresión y esperanza en que vivían ambos.

Cádiz, 27 de Septiembre de 2012

Últimos artículos

El Papa pregunta: ¿hemos hablado de nuestro encuentro con Jesús con alguien? -- Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Vatican News Este III Domingo de Pascua, antes de rezar el Regina Caeli, el Pontífice...

María Magdalena -- Juan José Tamayo, teólogo

Enviado a la página web de Redes Cristianas Fuente: Amerindia Recuperar el cristianismo igualitario de María...

Comenzaron las reuniones de abril del C9 en el Vaticano

Vatican News Comenzó hoy la sesión de los trabajos del Consejo de los cardenales ante...

Noticias similares

El Papa pregunta: ¿hemos hablado de nuestro encuentro con Jesús con alguien? -- Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Vatican News Este III Domingo de Pascua, antes de rezar el Regina Caeli, el Pontífice...

María Magdalena -- Juan José Tamayo, teólogo

Enviado a la página web de Redes Cristianas Fuente: Amerindia Recuperar el cristianismo igualitario de María...

Comenzaron las reuniones de abril del C9 en el Vaticano

Vatican News Comenzó hoy la sesión de los trabajos del Consejo de los cardenales ante...