InicioRevista de prensaespiritualidad"Ser creyente hoy. Pero ¿qué se cree?". Conferencia del teólogo Juan Martín...

«Ser creyente hoy. Pero ¿qué se cree?». Conferencia del teólogo Juan Martín Velasco en Aránzazu

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Organizada por el grupo de creyentes de Gipuzkoa Eutsi Berrituz y tal como estaba prevista, el sábado 20 de abril, se celebró en Arantzazu la conferencia del teólogo Juan Martín Velasco sobre el tema “Ser creyente hoy; pero qué creer”. Se reunieron más de 350 personas, provenientes de toda Gipuzkoa, para escuchar al conferenciante. Dado que en la sala de conferencias no había suficiente lugar, hubo de habilitarse otras salas para que todos pudieran seguir la intervención del Velasco por videoconferencia. El ponente habló durante hora y media siguiendo el esquema que aquí presentamos:

Alusión a la situación religiosa en los países europeos de tradición cristiana. De la crisis religiosa a la crisis de Dios. Una situación que nos invita a un esfuerzo de discernimiento: ¿somos verdaderamente creyentes? Posibles distorsiones en la comprensión y en la realización de la fe. Criterios para ese discernimiento.

La actitud creyente no tiene su origen y fundamento en nosotros mismos. Sin la previa presencia de Dios, no podríamos ni imaginar su existencia. Meditación sobre el significado de la palabra “Dios”, a partir de su significado en la historia de las religiones: Dios, Misterio santo, “Presencia de la absoluta transcendencia, en el fondo de lo real y en lo más íntimo del corazón humano”: “A Dios no le ha visto nadie jamás” (Jn 1, 18); pero “no está lejos de ninguno de nosotros, porque en Él vivimos, nos movemos y existimos” (Hch 17,27-28). De esa presencia originante, invisible, incomprensible para el ser humano, surge en éste la necesidad de darle un nombre, de formarse una imagen de Dios. Las imágenes, los nombres son producidos por los humanos para tomar conciencia de esa Presencia y poder vivir humanamente la relación con ella. Por eso reflejan las culturas en las que han nacido. Las imágenes son necesarias, pero relativas e inadecuadas; sólo analógicas, simbólicas.

Jesucristo, “imagen de Dios invisible” (Col 1,15); rostro humano de Dios vuelto hacia nosotros. Rasgos peculiares de la imagen de Dios en Jesús: “Tanto amó Dios al mundo…” (Jn 3,16). En Jesús “apareció la bondad de Dios y su amor a los hombres” (Tit 3,4). En Jesús, Dios se nos ha revelado en la debilidad de nuestra carne.

El largo camino de la fe. Condiciones y preámbulos existenciales. Hacia una fenomenología de la actitud teologal: supone el descentramiento de sí mismo y el reconocimiento de Dios como centro de la propia persona, en una actitud de confianza incondicional, que le procura un fundamento sólido para la inconsistencia de su ser contingente, y abre para el ser humano el horizonte infinito de Dios: “Todo es posible para el creyente” (Mc 9,23). Creer en Dios permite al creyente decir como Pablo: “Vivo de la fe en el Hijo de Dios…”. Creer en Dios es recibir de Él la certidumbre de la propia existencia, el valor de la propia persona, el sentido último de la propia vida. Triple dimensión de la actitud teologal: fe, esperanza y caridad.

De la fe a las experiencias de Dios y de la fe en Él. La fe “tiene vocación de experiencia” (H. de Lubac). Posibilidad, naturaleza y formas de la experiencia de Dios. Realización de la actitud teologal en la práctica de la oración, “puesta en ejercicio de la fe”, y medio para revitalizarla; en la confesión de fe y de sy transmisión. “La fe que se realiza por la práctica del amor” (Gal 5,3). En un mundo injusto, ser creyente comporta como elemento constitutivo la lucha contra la injusticia y la opción por los pobres. La experiencia de la fe se desgrana en el discurrir de la vida cotidiana. “Mística de la cotidianidad” (K. Rahner).

Dimensión eclesial de la fe cristiana. La fe, teologal por su término, es eclesial por su forma de realización. La fe cristiana tiene su origen en el mismo acontecimiento del que nace el cristianismo: la donación a los hombres del Espíritu de Dios en la muerte y la resurrección de Jesucristo. Formas de pensar y vivir la fe que la facilitan y otras que la dificultan.

La alegría de la fe, “verificación de su verdad”. De la alegría del “Evangelio”, la buena noticia de Dios, a su encarnación en la alegría de creer: “Bienaventurada tú, porque creíste”; “!Bienaventurados los que sin ver crean”.

Finalizada la intervención del ponente, los organizadores ofrecieron a los asistentes la posibilidad de tomarse un café. Muchos utilizaron esta posibilidad para intercambiar sus opiniones y para reforzar sus lazos de amistad. Fueron muchos los que agradecieron este sencillo refrigerio, pues habían salido muy tempranos de sus localidades para poder llegar con tiempo a la cita en Arantzazu.

Después de un descanso de cuarenta minutos, los asistentes volvieron a las salas correspondientes con la intención de formular sus cuestiones y preguntas al ponente. Fueron muchas las personas que solicitaron al conferenciante ahondara en algunas de los temas que había tratado en su ponencia. Juan Martín Velasco aprovechó la ocasión para aclarar las cuestiones que se le presentaron. Por la limitación de tiempo, muchos se quedaron sin poder intervenir en esta ocasión.

A continuación se reunieron en la basílica para participar en la oración que se había preparado con antelación. Tres cuartos de hora de gozosa celebración, con lecturas, meditaciones, cantos y oraciones que dirigió el franciscano Iñaki Beristain.

En opinión de muchos de los allí congregados, deberían organizarse con más frecuencia encuentros de este tipo, pues ofrecen buna ocasión para refrescar y fortalecer nuestros espíritus.

Para aquellos que quisieran profundizar en el tema que se trató en Arantzazu, tienen a su disposición el trabajo “Ser creyente hoy”, del mismo autor de la conferencia, en el libro FIJOS LOS OJOS EN JESÚS, de la editorial PPC.

Dado que Joxe Mari Iturrioz había elaborado para uso propio un resumen de ese trabajo, lo ofrecemos aquí, con mucho agradecimiento, a los lectores interesados.

Últimos artículos

El Yunque, un secreto a voces -- Pedro Ingelmo

Diario de Cádiz ASOCIACIONISMO CATÓLICO Esta organización secreta mexicana se introdujo en España con la financiación...

Mirada cristiana sobre el escándalo de la inmatriculaciones -- Evaristo Villar

Alandar Ante al escándalo de las inmatriculaciones en España, muchos cristianos y cristianas exigen a...

Carta por +Gaza desde la U. de Chile

Reflexión y Liberación Estimadas/os Centro de Estudiantes Facultad de Filosofía y Humanidades Presente De nuestra consideración: Como Decanato de...

Noticias similares

El Yunque, un secreto a voces -- Pedro Ingelmo

Diario de Cádiz ASOCIACIONISMO CATÓLICO Esta organización secreta mexicana se introdujo en España con la financiación...

Mirada cristiana sobre el escándalo de la inmatriculaciones -- Evaristo Villar

Alandar Ante al escándalo de las inmatriculaciones en España, muchos cristianos y cristianas exigen a...

Carta por +Gaza desde la U. de Chile

Reflexión y Liberación Estimadas/os Centro de Estudiantes Facultad de Filosofía y Humanidades Presente De nuestra consideración: Como Decanato de...