InicioRevista de prensaiglesia catolica¿Qué hace Sistach en Roma?##José María Castillo, teólogo

¿Qué hace Sistach en Roma? -- José María Castillo, teólogo

Publicado en

Teología sin censura

El cardenal Sistach, arzobispo de Barcelona, ha dado orden a su obispo auxiliar que le comunique al párroco de Sant Medir la prohibición de que el teólogo Juan José Tamayo no puede pronunciar una conferencia en la mencionada parroquia. El cardenal no ha dado – al menos que se sepa – explicaciones de la decisión que ha tomado, ni ha justificado su prohibición. Ni, por supuesto, se ha molestado en comunicárselo, él mismo, al párroco con el que le une una amistad de bastantes años.

Por supuesto, con el Derecho Canónico en las manos, el arzobispo tiene poder para tomar la decisión de prohibir la conferencia de Tamayo. Lo que yo me pregunto es si, con el Evangelio en las manos, se puede tomar la misma decisión. Sobre todo, si tenemos en cuenta que Sistach está estos días en Roma, en el Sínodo de Obispos, que trata de cómo celebrar “el año de la fe” y de cómo conmemorar el concilio Vaticano II. Y yo simplemente me pregunto: ¿la mejor manera de actualizar el concilio es hacer justamente lo contrario de lo que dijo el concilio? Y ¿la mejor manera de actualizar la fe es hacer lo contrario de lo que el Evangelio de Jesús afirma sobre la fe?

Insisto en esta última pregunta. Sistach, seguramente, no ha caído en la cuenta de que Jesús (según los evangelios) entendía la fe de manera que, de forma sorprendente, la fe que más elogia es la del centurión (Mt 8, 5-13; Lc 7, 2-10; Jn 4, 43-54), que, por su cargo, tenía que practicar una religión distinta de la de cualquier israelita.

Como elogia la fe de la mujer sirofenicia a la que le curó una hija enferma. O como elogia la fe de un samaritano leproso. Mientras que, por el contrario, al menos por lo que cuentan los sinópticos, repasando los pasajes en los que la fe se pone en relación con los apóstoles, es para decir que aquellos hombres no tenían fe, o la tenían más escasa que la pequeñez de un grano de mostaza. El Jesús de los sinópticos no elogia, ni una sola vez, la fe de los apóstoles. ¿No es esto sorprendente? ¿Se puede asegurar que el “sistema romano”, con toda su parafernalia, sea el motor que va a renovar la fe de esta Iglesia, a la que tanto queremos y a la que tanto vemos vacilar precisamente en la fidelidad a la fe que Jesús nos enseña en el Evangelio?

Por todo esto, comprendo la decisión de Sistach. Lo que no es posible comprender es que, desde la pompa, el boato y las verdades a medias (o incluso las mentiras) de Roma, la fe y el Vaticano II se vayan a renovar.

Últimos artículos

Hasta que la igualdad se haga costumbre en la Iglesia: 3 de marzo a las 12

Redes Cristianas apoya las concentraciones organizadas por la Revuelta de Mujeres en la Iglesia...

«Sin educación, no podremos detener el avance de las fuerzas neofascistas y la progresiva muerte de la democracia» -- Frei Betto

Religión Digital Las políticas sociales traen votos, pero no imprimen convicciones" "Quien conoce la...

Miles de personas en toda España piden “parar el genocidio” en Palestina y exigen al Gobierno que “deje de vender armas” a Israel

eldiario Al grito de “Israel asesina, Europa patrocina” o “No más armas a Israel”, varios...

Noticias similares

Hasta que la igualdad se haga costumbre en la Iglesia: 3 de marzo a las 12

Redes Cristianas apoya las concentraciones organizadas por la Revuelta de Mujeres en la Iglesia...

«Sin educación, no podremos detener el avance de las fuerzas neofascistas y la progresiva muerte de la democracia» -- Frei Betto

Religión Digital Las políticas sociales traen votos, pero no imprimen convicciones" "Quien conoce la...

Miles de personas en toda España piden “parar el genocidio” en Palestina y exigen al Gobierno que “deje de vender armas” a Israel

eldiario Al grito de “Israel asesina, Europa patrocina” o “No más armas a Israel”, varios...