InicioRevista de prensaAmérica LatinaPor una Iglesia al servicio del Evangelio. Solidaridad con el padre Gastón...

Por una Iglesia al servicio del Evangelio. Solidaridad con el padre Gastón Garatea SS.CC -- Comunidad laical Sagrados Corazones Héctor Cárdenas

Publicado en

La Comunidad Laical SS.CC. Héctor de Cárdenas conoce al P. Gastón Garatea desde 1972, año en que junto con el P. Héctor empezó a acompañar nuestra vida eclesial. En todo este tiempo hemos apreciado su fe en el Señor Jesucristo, su fidelidad a la Iglesia y compromiso con los más necesitados. Expresión de ello ha sido su reconocida
participación en la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, en la Comisión de la Verdad y Reconciliación, en la dirección del Instituto de Pastoral Andina y su labor educativa en el colegio SS.CC. Recoleta.

Por ello nos duele profundamente la decisión del Arzobispo de Lima de no renovar las licencias ministeriales al P. Gastón Garatea. Esta decisión nos confunde porque las causas esgrimidas, sus declaraciones sobre temas opinables, dejan entrever otro tipo
de motivaciones.

Además, nos indigna y preocupa como miembros de la Iglesia el estilo de conducción de la vida eclesial que sustenta esta medida, porque constatamos que está cada vez más lejos del estilo dialogante y corresponsable que impulsó el Concilio Vaticano II.

Este estilo es un escándalo que daña la imagen de la Iglesia y desalienta nuestro caminar como discípulos de Jesús. La implícita censura al P. Gastón Garatea se suma a otras tantas que se han dado en la diócesis de Lima.

Frente a esta situación queremos dar testimonio de lo que representa el P. Gastón para nuestra comunidad eclesial: un guía espiritual, una vida coherente con el Evangelio, con intensa vida de oración y un fiel animador de nuestra vida sacramental.

Expresamos nuestra solidaridad con el P. Gastón Garatea, y pedimos al Arzobispo que rectifique la medida por la que se le impide ejercer en Lima su ministerio sacerdotal.
Invocamos a la comunidad de creyentes, y en particular a sus pastores, a guiarse del Evangelio como criterio fundamental para sus juicios, normas y estructuras.

Una Iglesia desligada de “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren” [GS. 1] no es la Iglesia de Jesucristo.

Comunidad Laical Sagrados Corazones Héctor de Cárdenas

Lima, 15 de mayo de 2012

Últimos artículos

Anatomía de un barrio obrero español -- Pedro Luís ANgosto

28 DE JUNIO DE 2023, 19:12 Es un barrio de Alicante, situado tras la estación de...

Sudán, como si la guerra la llevasen encima -- Guadi Calvo

Rebelión Desde el comienzo de la guerra civil sudanesa, en abril de 2023, el mundo...

Escucharse a sí mismo -- J. I. González Faus

Cristianismo y Justicia Recientemente hablé de la posibilidad de sustituir el lenguaje ascético de “negarse...

Noticias similares

Anatomía de un barrio obrero español -- Pedro Luís ANgosto

28 DE JUNIO DE 2023, 19:12 Es un barrio de Alicante, situado tras la estación de...

Sudán, como si la guerra la llevasen encima -- Guadi Calvo

Rebelión Desde el comienzo de la guerra civil sudanesa, en abril de 2023, el mundo...

Escucharse a sí mismo -- J. I. González Faus

Cristianismo y Justicia Recientemente hablé de la posibilidad de sustituir el lenguaje ascético de “negarse...