InicioRevista de prensaiglesia catolicaPaco Bello, el cura que izó la bandera lgtb: "Jesucristo enarboló muchas...

Paco Bello, el cura que izó la bandera lgtb: «Jesucristo enarboló muchas banderas»

Publicado en

Felgtb

Hace sólo unos días su gesto sorprendió en las páginas de los periódicos por inusual. Paco Bello, párroco de una iglesia en la localidad grancanaria de Telde, izó durante 24 horas la bandera del arco iris, símbolo del colectivo homosexual, en la fachada de su parroquia. Y eso, a pesar de la postura que mantiene la Iglesia Católica sobre los gays. Él afirma que sólo intenta ser consecuente con su fe en Jesucristo.

­El izado de la bandera gay en su parroquia ha llamado mucho la atención, por tratarse de un miembro de la Iglesia quien la colocó allí. ¿Por qué puso la bandera?

Porque creo que aún queda mucha fobia hacia el colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) en gran parte de las personas que componen esta sociedad. Lo vemos en chistes, en burlas cuando se enteran de que alguien es de diferente orientación sexual… Jesucristo enarboló muchas banderas: la de defender a la prostituta, de sentarse a la mesa con pecadores, la de estar al lado y hablar con leprosos, cosa que estaba prohibida en la ley judía…

Pero ¿usted no es homosexual, no?

Efectivamente, no soy homosexual, pero me identifico con el movimiento LGTB porque pienso que luchan por la igualdad social en derechos que, aunque están reconocidos por ley, no se materializan.

Su gesto no cuadra con la idea que se suele tener de la Iglesia con respecto a los homosexuales. ¿Qué opina sobre que puedan casarse y adoptar niños?

Creo que están en su derecho a unirse en matrimonio. Fíjese que hasta el siglo XII la Iglesia hacía uniones entre homosexuales, según nos dice Boswell en su libro: «Las bodas de la semejanza» (Muchnik Editores S.A.). Con lo de la adopción estoy totalmente de acuerdo. Lo que necesita un niño es amor, comprensión… Si me lo pregunta porque puede influir en la orientación de sus hijos, le contestaría que los homosexuales que conocemos hoy han salido de matrimonios heterosexuales, así que ese argumento que he oído a mucha gente no me convence.

No soy gay, pero me identifico con ellos porque luchan por la igualdad de derechos

¿Qué le dicen los feligreses? Imagino que los habrá que no estarán nada contentos.

En mi parroquia los feligreses son bastante tolerantes, ésa es la base de mi predicación constantemente. De hecho, han aplaudido el izado de la bandera del arco iris, como señal de la multiculturalidad, de la tolerancia y la diversidad que existe en nuestro barrio.

Los del colectivo GAMÁ (colectivo de LGTB) en Gran Canaria tienen un grupo de cristianos llamado Diálogo. Ellos han participado en una eucaristía de la comunidad parroquial hace poco, y los feligreses les aplaudieron y les acogieron como lo hubiese hecho Jesús. Me imagino que siempre habrá alguien que no esté de acuerdo ni con ésta ni con otras banderas.

¿Esperaba tanto revuelo por una bandera?

La verdad es que no. Pensé que era una forma de estar cerca de un colectivo que aún es marginado y que, además, los símbolos siempre ayudan a reflexionar. De hecho, esto ha servido para marcar un debate y opinión no sólo en el barrio, sino en otros sitios de España.

Y desde el Obispado ¿Le han regañado por salirse del redil?

Nuestro obispo, Francisco Cases, es muy tolerante. Le gusta dialogar con la gente y con sus sacerdotes. Siempre está en contacto con todos. No le conozco suficiente, lleva aquí dos años, pero las veces que hemos hablado le noto una persona que sabe estar en Canarias, que respeta y valora a las personas sin tener en cuenta su ideología o su orientación sexual. De hecho en el plan pastoral de la diócesis de Canarias él ha enviado a todas las parroquias una catequesis para el curso 2007-08 que lleva por título: Abran las puertas. Es aquí donde yo he basado mi decisión de abrir las puertas a un grupo de ciudadanos que aún necesita una acogida dentro de la sociedad y de la propia comunidad cristiana.

¿Qué cree que puede pasar ahora?

No lo sé. Yo asumo las consecuencias como persona primero, y como cristiano y sacerdote después. Algunos compañeros sacerdotes ya han hablado conmigo para apoyarme incondicionalmente.

He basado mi decisión en la catequesis que mandó el obispo para este curso

¿Cree que hay homofobia en el seno de la Iglesia?

Personalmente, no lo he comprobado. Nunca he visto a un compañero echar del templo a un homosexual, pero lo que sí comprobamos por los medios de comunicación es que existen, no sólo sacerdotes, sino también obispos que hacen comentarios homófobos y emprenden acciones homófobas como la manifestación del 30 de diciembre del 2007, en la Plaza de Colón de Madrid, donde se corearon consignas contra los homosexuales.

¿Sigue ondeando la bandera o la ha quitado ya?

La bandera se puso desde las 00.00 h. hasta las 24 horas del sábado 28, día del orgullo LGTB en el mundo entero. Creo que también Canarias pertenece a este mundo.

Usted ya puso otra bandera, la de las 7 estrellas verdes, que representa al independentismo canario ¿También se identifica con esa causa?

Yo siempre he sido y he querido ser independiente, las dependencias nunca me han gustado, ni creo que favorezcan la libertad de los hijos de Dios. Sólo dependo de una persona que fue más independentista que yo: Jesucristo. Él luchó para que su pueblo fuera libre, políticamente, socialmente, económicamente, e incluso libre frente a la religión de los fariseos que imponían cargas muy pesadas a los demás pero ellos llevaban una doble vida.

¿Se considera un cura polémico, un abogado de las causas difíciles, un contestatario o, simplemente, una persona con libertad de actuar al margen de la disciplina de la Iglesia?

A mí la Iglesia no me condiciona. Al contrario, me deja libre, me deja desarrollar la misión evangelizadora con toda libertad. Precisamente el Evangelio de Jesús es el estandarte de la libertad. Si la fe me esclavizara ya no sería creyente. Por lo tanto, como les digo a mis feligreses: «Yo en lo que no creo, no predico», así que ya saben en lo que creo. Mi fe la intento llevar a la vida de cada día. Eso sí que me cuesta. No es tarea fácil, mis obras siempre intento que estén de acuerdo con mi fe en Jesús de Nazaret.

Y después de la del arco iris, ¿cuál va a ser la próxima bandera que ondee en la iglesia del Sagrado Corazón?

No lo sé, pero seguro que la bandera de la libertad, de la igualdad, la bandera de la justicia, la del trabajo para todos, y la más importante de todas, la bandera de Jesucristo, que es la bandera de los más desfavorecidos de nuestra sociedad.

Fuente: 20Minutos.es

Últimos artículos

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...

Noticias similares

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...