InicioRevista de prensatemas socialesMoceop ante la reforma laboral, los recortes sociales y el paro

Moceop ante la reforma laboral, los recortes sociales y el paro

Publicado en

MOCEOP

Como ciudadanos conscientes y como cristianos, estamos siguiendo con preocupación las consecuencias tan negativas que la última Reforma laboral aprobada por el nuevo gobierno está provocando en los sectores populares y en los trabajadores.

Compartimos con las organizaciones sindicales convocantes de las manifestaciones del pasado domingo, el análisis que hacen sobre dicha reforma, que va a suponer- ya lo está suponiendo- consecuencias gravísimas en los derechos de los trabajadores adquiridos durante décadas de luchas.

Lamentamos que muchos gobiernos hoy en Europa y en el mundo estén a merced de lo que dicten los llamados «mercados», cediendo abiertamente a sus pretensiones, aunque sea costa de liquidar las conquistas sociales de todos estos años.

Contratos de tres años llamados «indefinidos» para las pequeñas empresas, pero con un año de periodo de prueba, durante el cual el trabajador podrá ser despedido sin indemnización y sin ningún tipo de derechos.

Nos preocupa que los parados que hayan agotado la prestación por desempleo puedan quedar para siempre en las listas del paro, ya que serán bonificados por las empresas aquellos trabajadores que estén cobrando el desempleo.

El despido será más fácil, más barato y más rápido para todos. Las indemnizaciones en vez de 45 días por año serán de 33 días con un máximo de 24 mensualidades en vez de las 42 de ahora. Podrán bajar el salario, cambiar horarios,cambiar de puesto de trabajo por razones de tipo económico, técnico, organizativo o de producción. Las empresas se podrán desvincular de los convenios sectoriales.

Los parados que estén cobrando el desempleo, podrán ser requeridos para realizar tareas en beneficio de la comunidad. Y todavía los empresarios proponen ir más lejos y que al parado que se le ofrezca un trabajo – aunque sea en Laponia- y no lo acepte, se le retire el cobro de su prestación….

Todas estas medidas nos parecen verdaderamente injustas, además de ineficaces e inútiles para la creacion de empleo.

Otra economía es posible. Hay alternativas, como han demostrado eminentes economistas nacionales e internacionales que son desoídos por el sistema. El actual sistema económico nos está llevando a todos hacia el abismo.Estamos viendo en nuestras familias, vecinos, pueblos y ciudades, los rostros concretos de quienes ya están padeciendo esta situación que les lleva a la exclusión social y a la desesperación.

Estamos comprobando cómo se producen recortes muy importantes en muchas comunidades autónomas en materias de educación, sanidad y asuntos sociales. Ahí esta´n las movilizaciones de estos días de los estudiantes valencianos y los de otras ciudades españolas.

Pedimos con nuestra débil voz mediática al Gobierno que rectifique esta reforma laboral oyendo a los representantes sindicales y recogiendo sus sugerencias.

Y a toda la sociedad española les decimos desde aquí que debemos unirnos todos contra esta situación y participar en las movilizaciones que se convoquen en las distintas ciudades de España o de Europa si es posible. La próxima, el día 29 de Febrero en toda Europa.

Jesús siempre estuvo a favor de los que menos tenían, de los excluídos de la sociedad.

Nosotros debemos también estar muy unidos a quienes hoy más sufren las consecuencias de esta política económica suicida. Es hora también para la solidaridad, el vivir austeramente y el compartir con quienes sufren en sus carnes las consecuencias de la crisis, el paro y una reforma laboral tan agresiva contra los intereses de los trabajadores.

Es por eso que también desde aquí pedimos a nuestros obispos que la Iglesia tenga gestos concretos para denunciar las consecuencias de esta reforma laboral y para donar parte de las muchas propiedades que posee en toda España, para compartir con los que más están sufriendo calamidades y miserias por la falta de trabajo o vivienda.

Valoramos enormemente el papel que está haciendo Caritas Española, pero creemos que también nuestros obispos deben compartir con aportaciones económicas y de bienes, ofrecerse al pago del Ibi y decidiendo de una vez la autofinanciación de la Iglesia española, tal como está previsto en los actuales Acuerdos Iglesia-Estado.

Estos gestos de nuestros máximos responsables eclesiales, en momentos tan duros de crisis como los que vivimos, son hoy muy necesarios.

Últimos artículos

El Yunque, un secreto a voces -- Pedro Ingelmo

Diario de Cádiz ASOCIACIONISMO CATÓLICO Esta organización secreta mexicana se introdujo en España con la financiación...

Mirada cristiana sobre el escándalo de la inmatriculaciones -- Evaristo Villar

Alandar Ante al escándalo de las inmatriculaciones en España, muchos cristianos y cristianas exigen a...

Carta por +Gaza desde la U. de Chile

Reflexión y Liberación Estimadas/os Centro de Estudiantes Facultad de Filosofía y Humanidades Presente De nuestra consideración: Como Decanato de...

Noticias similares

El Yunque, un secreto a voces -- Pedro Ingelmo

Diario de Cádiz ASOCIACIONISMO CATÓLICO Esta organización secreta mexicana se introdujo en España con la financiación...

Mirada cristiana sobre el escándalo de la inmatriculaciones -- Evaristo Villar

Alandar Ante al escándalo de las inmatriculaciones en España, muchos cristianos y cristianas exigen a...

Carta por +Gaza desde la U. de Chile

Reflexión y Liberación Estimadas/os Centro de Estudiantes Facultad de Filosofía y Humanidades Presente De nuestra consideración: Como Decanato de...