InicioRevista de prensaiglesia catolicaLos obispos deciden mañana el futuro de la Cope##Jesús Bastante

Los obispos deciden mañana el futuro de la Cope -- Jesús Bastante

Publicado en

Religión Digital

cope21.gifEsperemos que nuestros obispos se dejen llevar más por criterios evangélicos y eclesiales que por motivos económicos y que tomen la decisión oportuna y necesaria y que una gran mayoría de ciudadanos y cristianos ( también no pocos obispos) venimos reclamando: no se puede seguir manteniendo algunos presentadores que sistemáticamente causan escándalo por sus palabras que insultan y denigran a personas e instituciones. Un cambio de estas personas es totalmente necesario(Redacción de R. C. )
Este jueves, 8 de mayo, los obispos miembros del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal española se reúnen en Añastro. Sobre la mesa, temas de seguimiento, futuros cambios en los secretariados, actuaciones relativas a la Jornada Mundial de Sydney… Aunque primordialmente, hablarán de dos cuestiones: la marcha de la Campaña de la Renta y, sobre todo, la decisión de renovar o no a Federico Jiménez Losantos (y César Vidal). Una decisión que, a medio o largo plazo, podría venir ligada al futuro de la propia Cope.

Siete prelados: los cardenales de Madrid (Antonio María Rouco, a la sazón presidente), Sevilla (Carlos Amigo), Barcelona (Lluís Martínez Sistach) y Toledo (Antonio Cañizares); el arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro; el obispo de Bilbao (y vicepresidente, Ricardo Blázquez); y el obispo auxiliar y secretario general, Juan Antonio Martínez Camino, tendrán ante sí la que probablemente sea la última oportunidad de mantener el espíritu -seguramente, a medio plazo, la propiedad- de la cadena episcopal, que en los últimos tiempos ha sido más noticia por las críticas a sus comunicadores estrella que a su vocación de servicio social y de inspiración evangélica.

Se ha elegido esta fecha después de comprobar los últimos datos del EGM, en los que no se ha producido la subida que se esperaba para «La Mañana». En este tipo de estudios, además, un porcentaje de la audiencia -en torno al 15%- es asignada libremente por la cadena. En esta ocasión, según nos cuentan expertos en este tipo de estudios, los responsables de la Cope han optado por asignar la mayor parte de estos oyentes al programa matinal, a costa de que otros -como el de la tarde- descendieran más acusadamente. El objetivo no era otro que Losantos mantuviera el pulso con Herrera por el segundo puesto. Tras estos datos, empero, la situación del responsable de «La Mañana» no es tan fuerte como parecía a comienzos de año. Y puede ser una buena piedra de toque para los obispos que han de tomar la decisión.

Diversas -y confusas- informaciones nos cuentan que FJL (su futuro va ligado al de César Vidal y, en menor medida, al de Cristina López y Nacho Villa) habría exigido un fuerte incremento en sus emolumentos, siguiendo la recién estrenada «doctrina Alsina» (el locutor de Onda Cero, tras negociaciones con Punto Radio, permanecerá en «La Brújula» después de multiplicar por diez su sueldo). Algunos hablan de unos estipendios de entre 2 a 6 millones de euros por año. Otros, muy exagerados, hablan incluso de 18 millones por los próximos tres años -a condición, eso sí, de que Losantos se tomara un «año sabático»-.

Fuentes bien informadas nos aseguran que, en todo caso, cualquier pretensión económica de esta índole «es inasumible por Cope», en tanto en cuanto la cadena no tiene detrás un gran grupo mediático, capaz de hacer frente a un «aumento brutal» en el sueldo de FJL. Sabedor ello, nos cuentan quienes bien lo saben, Losantos habría solicitado -al estilo de lo que ya hiciera José María García hace diez años- un porcentaje importante de la publicidad generada por su programa. Según él mismo se encarga de afirmar siempre que puede -la última ocasión, el pasado 20 de abril, en la sede del Arzobispado de Madrid-, «La Mañana» factura el 70% de Cope. Que ya es.

Siendo esto cierto, no lo es menos que una decisión de este tipo, a medio plazo, acabaría descapitalizando la Cope. Una cadena de radio tiene que gestionar sus propios recursos, puesto que los comunicadores pasan, y la radio permanece. Y, por mucho que se diga, los oyentes son mucho más fieles a una emisora que a un comunicador (véase el ejemplo de Francino, que sigue líder pese a la marcha de Gabilondo, o el de Luis del Olmo, que no ha logrado remontar)y, hoy por hoy (veremos qué pasa con proyectos de futuro), FJL necesita el altavoz de la Cope más que la Cope necesita a FJL. Aunque me temo que nuestros obispos no terminen de tenerlo claro.

Un responsable del Episcopado comentaba hace pocas fechas, a resultas del décimo aniversario de la muerte de Antonio Herrero, que éste había sido «un gran periodista y un buen comunicador», mientras que Losantos «es un muy buen comunicador, y un ideólogo», pero no un periodista. Pese a todo, y aunque en el seno del Episcopado, por primera vez en mucho tiempo, se desconoce qué va a suceder, todo parece indicar que Losantos renovará, al menos por un año más.

Tal y como está compuesto el Comité Ejecutivo del Episcopado, lo lógico es que Rouco, Cañizares y Osoro votasen a favor de la continuidad de Losantos, mientras que Blázquez y Sistach se opusieran. Sucede que, desde hace años, los obispos catalanes y vascos salieron del accionariado de Cope, con lo que su capacidad de veto se nos antoja más difusa. No creo que Amigo se posicione claramente en contra de Losantos, aunque sí que su tesis será la de abogar por un cambio en los planteamientos, más allá de las personas. Al ser obispo (no tengo aquí los estatutos), desconozco si Camino ya puede votar o no en el Ejecutivo, pero en todo caso creo que se impondrán las tesis del cardenal de Madrid, quien será el encargado de informar al presidente de Cope, Alfonso Coronel de Palma, de la decisión, para que éste negocie con Losantos.

Pero, ojo, todo esto puede cambiar si los obispos hacen números (que los están haciendo). Una cosa es mantener una línea informativa sumamente agresiva -alejada del Evangelio, en mi modesta opinión-, y otra que dicha apuesta, además de no atraer simpatías, deje de dar dinero. O el control de ese dinero. Entonces, me temo, los obispos no aceptarían las pretensiones de Losantos.

Así las cosas, las espadas parecen en todo lo alto. Veremos qué sucede. Esperemos que el espíritu sople. Sea hacia donde sea. Que cada empresa -incluso las eclesiásticas- han de gozar de libertad para tomar sus propias decisiones. Aquí sólo las valoraremos. Que así sea.

baronrampante@hotmail.es

Últimos artículos

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...

Noticias similares

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...