InicioRevista de prensaiglesia catolica Las ONG piden en la cumbre de la FAO en Roma...

Las ONG piden en la cumbre de la FAO en Roma el fin de los subsidios -- Miguel Mora

Publicado en

El País

Las ayudas agrícolas del Primer Mundo impiden las exportaciones de los países pobres
Los países ricos, Europa y EE UU sobre todo, dedicaron 80.000 millones de euros en 2006 a subsidiar a sus campesinos, recordó ayer la ONG Oxfam en la cumbre de la FAO (Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación) que se cierra hoy en Roma. A cambio, la ayuda internacional a la agricultura no pasa de 2.600 millones de euros anuales. Los subsidios estatales del Primer Mundo impiden a los países más pobres desarrollar sus mercados agrícolas, exportar, competir en igualdad de condiciones.

La agricultura se ha convertido en un comercio falsario, y que ha estrangulado cada vez a más gente en el planeta. Suecia recordó ayer que sólo si se eliminan o reducen los subsidios agrícolas y se abre «de manera generosa» el acceso de todos a los mercados, podrán los países en desarrollo ampliar su producción para evitar el hambre de sus poblaciones.

Para ello hace falta, recordó el ministro sueco de Agricultura, Eskil Erlandsson, completar la famosa Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Pero nadie tiene gran esperanza en que los países proteccionistas den su brazo a torcer. Oxfam cree que un acuerdo global de libre comercio no ayudaría por sí sólo a resolver la crisis, porque si se aprueban las propuestas oídas otras veces en la OMC, «los países pobres quedarían expuestos a la volatilidad del mercado».

Otros piensan que, al no tener la posibilidad de desbloquear una situación que lleva años bloqueada, la cumbre de Roma está abocada a quedarse, una vez más, en palabrería y buenas intenciones. Aunque aparecen algunos signos positivos, como la iniciativa lanzada ayer por Kofi Annan para la Revolución Verde en África, que busca aumentar la producción y la productividad en el continente, la división a la hora de proponer soluciones es la norma.

Noruega señala que no habrá nada que hacer si los granjeros africanos no logran colocar sus productos en un «mercado funcional». Pero ese mercado mundial, dicen las ONG más aguerridas, es una entelequia. Nadie sabe para qué sirve realmente, salvo para mantener el orden económico, enriquecer a un puñado de corporaciones y aumentar el número de personas que pasan hambre.

Para Henar Senovilla, que coordina la campaña Derecho a la alimentación. Urgente, la única solución al hambre es «la vuelta a una agricultura sostenible social, económica, política y medioambientalmente, destinada a la alimentación en lugar de al comercio».

Últimos artículos

«¿Es muy estricta la moral sexual católica? La Iglesia en su moral sexual ha sido muy impositora y castigadora, pero muy poco motivadora» --...

Miradas cristianas "La sexualidad tiene algo de divino y algo de diabólico. Entre el amor...

Vaticano: Que se aplace el proyecto de una Comisión sinodal -- Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Vatican News La Conferencia episcopal de Alemania debería haber aprobado los estatutos para organizar un...

Batzing lamenta que el Vaticano «retrase» las conversaciones con los obispos alemanes sobre el Camino Sinodal

Religión Digital "La sinodalidad no quiere debilitar el episcopado, sino fortalecerlo" El Episcopado alemán abre...

Noticias similares

«¿Es muy estricta la moral sexual católica? La Iglesia en su moral sexual ha sido muy impositora y castigadora, pero muy poco motivadora» --...

Miradas cristianas "La sexualidad tiene algo de divino y algo de diabólico. Entre el amor...

Vaticano: Que se aplace el proyecto de una Comisión sinodal -- Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Vatican News La Conferencia episcopal de Alemania debería haber aprobado los estatutos para organizar un...

Batzing lamenta que el Vaticano «retrase» las conversaciones con los obispos alemanes sobre el Camino Sinodal

Religión Digital "La sinodalidad no quiere debilitar el episcopado, sino fortalecerlo" El Episcopado alemán abre...