InicioRevista de prensaiglesia catolicaLa Justicia obliga a retirar los crucifijos de dos aulas de un...

La Justicia obliga a retirar los crucifijos de dos aulas de un colegio público extremeño

Publicado en

El País

Tras dos años de pleitos, unos padres de Almendralejo consiguen la supresión de símbolos religiosos en las clases de sus dos hijos, informa la Cadena SER
El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJE) ha decretado en un auto la retirada de los crucifijos de dos aulas del colegio público Ortega y Gasset de Almendralejo (Badajoz) tras las demandas interpuestas por los padres de dos alumnos, según informa la periodista Mariola Lourido en la Cadena SER.

«Pensar que un aula es privativa de un alumno es desconocer la dinámica de los centros porque hay muchas materias que se impartes en clases diferentes», indica Lorenzo Losada Bueno, padre de los menores. «En el colegio siguen existiendo otros crucifijos, imágenes de la Virgen y también carteles del Domund», agrega.

En un primer momento, según estas fuentes, la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura recurrió las demandas judiciales de esta familia, pero ahora se ha visto obligada a instar a la dirección del colegio a la retirada de los símbolos religiosos.

El auto del TSJE, informa la Cadena SER, ordena asimismo la supresión de los actos religiosos que se vienen celebrando en este centro público. «A nosotros la situación nos recuerda a los años 50 o 60 porque se hacen ceremonias como con flores a María y esos actos se tienen que realizar en el ámbito privado o fuera del horario escolar», subraya el demandante.

Losada además manifiesta su frustración por la decisión del Gobierno de no aprobar en esta legislatura la nueva Ley de Libertad Religiosa, una norma que precisamente instaba a las administraciones a retirar los símbolos religiosos de todos los colegios y espacios públicos. Lo considera un «acto de cobardía» que decepciona a muchos padres y «votantes socialistas» como él.

Se trata de la segunda vez que un juzgado decreta esta medida. La primera fue en Valladolid, en 2008, en el colegio Macías Picabea. En 2009, la Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo sentenció que la presencia de crucifijos en las aulas de los colegios italianos constituye «una violación del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones» y «una violación de la libertad religiosa de los alumnos».

Últimos artículos

Domingo 10 de diciembre, 2 Adviento – B (Marcos 1,1-8): Renovación interior -- José A. Pagola

Grupos de Jesús Para ser humana, a nuestra vida le falta una dimensión esencial: la...

Guterres activa por primera vez el Artículo 99 de la Carta de la ONU para pedir un alto el fuego en Gaza -- Javier...

el diario El Artículo 99 de la ONU permite al secretario general pedir al Consejo...

Antonio Aradillas, periodista y cristiano insobornable -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo Era una delicia escuchar sus homilías Al recibir de...

Noticias similares

Domingo 10 de diciembre, 2 Adviento – B (Marcos 1,1-8): Renovación interior -- José A. Pagola

Grupos de Jesús Para ser humana, a nuestra vida le falta una dimensión esencial: la...

Guterres activa por primera vez el Artículo 99 de la Carta de la ONU para pedir un alto el fuego en Gaza -- Javier...

el diario El Artículo 99 de la ONU permite al secretario general pedir al Consejo...

Antonio Aradillas, periodista y cristiano insobornable -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo Era una delicia escuchar sus homilías Al recibir de...