InicioRevista de prensamujerHacedoras de la historia: Wangari Muta Maathai##Erika Cervantes

Hacedoras de la historia: Wangari Muta Maathai -- Erika Cervantes

Publicado en

Cimac

A principios de diciembre los ojos del mundo se volvieron a la Cumbre de Copenhague la pregunta es cuáles son las políticas públicas nacionales e internacionales a seguir para evitar el calentamiento global. La respuesta la encierra en pensamiento de Wangari Maarhai premio Nobel de paz en 2004 “Plantar un árbol encierra un mensaje muy claro: con ese simple acto usted puede mejorar su hábitat. La población cobra así conciencia de que puede influir en su entorno, y ello es un primer paso hacia una mayor participación en la vida de la sociedad.”

Wangari habla de tomar el asunto en nuestras manos, exijamos a nuestros gobiernos pero tomemos responsabilidad, pareciera que en mundo globalizado sembrar 30 millones de árboles es cosa menor.

Para las mujeres kenianas integrantes de la organización Cinturón Verde, fundada por Wangari, ha significado contribuir a preservar su ambiente, tener autonomía, hacer valer sus derechos humanos y ser ciudadanas. Ellas han tomado el asunto en sus manos, recolectando semillas, cultivando viveros y sembrando árboles, trabajando unidas.

Para Wangari, las cumbres internacionales de Río, en 1992, y la de Kioto sobre el clima, en 1997, no han registrado grandes progresos en los programas y campañas de protección ambiental a nivel mundial, por la falta de compromiso de los gobiernos de atender las necesidades básicas de las personas, concentrando el desarrollo de los países en la explotación comercial que no toma en cuenta preservar el medio ambiente.

Wangari no es una mujer común, ella tuvo que salir de su país natal, Kenia, para poder estudiar, para desafiar el paradigma de las mujeres africanas obedientes y sumisas, en ningún caso superiores a los varones.

Tan es así, que después de 10 años de matrimonio, su esposo solicita a un juez que se le conceda el divorcio por que su esposa era «demasiado educada, tenía demasiado carácter, era demasiado exitosa y demasiada obstinada para ser controlada.» El juez decidió que esos eran argumentos válidos y le concedió el divorcio.

La lucha por el medio ambiente no solo le ha dado satisfacciones a Wangari también la ha llevado a conocer la represión de las fuerzas públicas, la cárcel y el no poder salir de su país como castigo por oponerse a los gobiernos que ven en su activismo un riesgo para el ejercicio del poder y el avance del “desarrollo” basado en la destrucción del medio ambiente, como en el caso de su oposición a la construcción de un complejo urbanístico en el Parque Uhuru, de Nairobi en 1989.

Wangari Muta Maathai, es bióloga de formación, fue la primera mujer de África Oriental que obtuvo un doctorado, llegó a ser catedrática y dirigió un departamento universitario, todo ello en la Universidad de Nairobi.

Wangari Muta Maathai inició su acción en el Consejo Nacional de Mujeres de Kenya en 1976. A través de ese organismo lanzó el proyecto ”Harambee para salvar la tierra” (harambee significa en swahili ”actuar unidos”). Finalmente, en 1977, el proyecto recibió el nombre de Movimiento del Cinturón Verde.

Este movimiento lanzó programas para fomentar y salvaguardar la biodiversidad, proteger el suelo, crear puestos de trabajo especialmente en las zonas rurales, dar una imagen positiva de las mujeres ante la comunidad y afianzar las cualidades de éstas como dirigentes.

Su objetivo esencial era lograr que la población comprendiera la necesidad de proteger el medio ambiente, plantando árboles y aplicando políticas a largo plazo. Cerca de 80 por ciento de árboles plantados aún está en pie. En la actualidad, Cinturón Verde tiene más de 3 mil viveros, con lo que da trabajo a unas 80 mil personas, en su mayoría mujeres campesinas.

En 1986, el movimiento fundó una Red Panafricana de Cinturones Verdes y organizó seminarios y programas de formación destinados a otros países africanos. Ello condujo a Tanzania, Uganda, Malawi, Lesotho, Etiopía y Zimbabwe a adoptar los métodos del Cinturón Verde.

Su activismo social la llevó en 1997 a ser candidata a la presidencia por un partido de oposición ya que Wangari cree en la democracia y la pluralidad de las ideas, el respeto y la construcción de consenso. Dos días antes de las elecciones decidió retirarse de la contienda ante el hecho inminente de que en Kenia es muy difícil ser elegido sin dinero, y ella no lo tenía. “Advertí que por buena, honrada y demócrata que sea una persona, si no tiene cómo pagar a los electores no es elegida. Y perdí”.

En los últimos años Wangari Maathai y el movimiento por ella fundado han sido galardonados con diferentes y destacados reconocimientos como por ejemplo el Premio Nobel de la Paz en 2004, su nombramiento como doctora honoraria de la Universidad de Yale en mayo de 2004, el premio de Científico Conservacionista de la Ciudad de Nueva York, el Premio Sophie, el premio Petra Nelly para el medio Ambiente, el Premio Ambiental WANGO.

Wangari también ha recibido los siguientes premios en 1993: Edinburgh Medal, en 1991 Goldman Environmental Prize y el Africa Prize, el Premio del PNUMA Global 500 en 1987 y en 1984 el Right Livelihood Award (o «Premio Nobel Alternativo»).

Wangari Muta Maathai nació el 1 de abril de 1940 en Nyieri, Kenia, actualmente continúa su trabajo para hacer de la preservación del medio ambiente un ejercicio de la ciudadanía y por ello nos hereda su lucha por el reconocimiento de los derechos humanos y el respeto al medio ambiente.

*Periodista y fotógrafa feminista mexicana, integrante de la Red Nacional de Periodistas.

Últimos artículos

Domingo 04 de Junio de 2023: Santísima Trinidad

Koinonía Santoral: Francisco Caracciolo, Clotilde, Frida Martirologio y efemérides latinoamericanos: 4.6.1980: José María Gran, sacerdote misionero,...

Sin unidad de la izquierda no habrá otro Gobierno de coalición -- Ignacio Escolar

el diario En política, las normas de reparto de escaños de la ley electoral no...

El Papa y Lula, conversación telefónica sobre la paz en Ucrania y lucha a la pobreza -- Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Vatican News La conversación telefónica tuvo lugar esta mañana, 31 de mayo, según confirmaron la...

Noticias similares

Domingo 04 de Junio de 2023: Santísima Trinidad

Koinonía Santoral: Francisco Caracciolo, Clotilde, Frida Martirologio y efemérides latinoamericanos: 4.6.1980: José María Gran, sacerdote misionero,...

Sin unidad de la izquierda no habrá otro Gobierno de coalición -- Ignacio Escolar

el diario En política, las normas de reparto de escaños de la ley electoral no...

El Papa y Lula, conversación telefónica sobre la paz en Ucrania y lucha a la pobreza -- Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Vatican News La conversación telefónica tuvo lugar esta mañana, 31 de mayo, según confirmaron la...