InicioRevista de prensaiglesia catolicaEl cardenal Múller##Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

El cardenal Múller -- Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

En primer lugar mencionaré los cargos que ostenta actualmente el cardenal y teólogo alemán: Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y Presidente de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica. En Roma lo llaman el “nuevo Ottaviani, pero todavía más arrogante”. La sospecha de esta arrogancia se deriva de frases como la siguiente: «no me importa si algunos no están de acuerdo con mi opinión. Yo digo lo que quiero y, sobre todo, lo que debo decir como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe».

También es sorprendente, por lo menos para mí, cómo altos cargos en la Iglesia se identifican con ésta, hablando en su nombre. Algo que nadie puede hacer, a no ser el Papa, si quiere proclamar un dogma, y como recodaba el otro día en este blog, eso lo ha hecho el papa, fue Pío XII, solo una vez en veinte siglos. Pero Müller, haciendo uso de esa identificación que critico, afirmó, poco después de la Reunión pre-sinodal del año anterior: «la Iglesia no puede reconocer a las parejas homosexuales». Como responde un comentario al artículo informativo sobre el cardenal en Religión Digital. (RD), “eso no será posible para el Vaticano, pero sí para la Iglesia, que quiere ser fiel a Jesús, que no estableció esas discriminaciones” .

Me ha encantado este comentarista porque establece una distinción esencial, que, desgraciadamente, la mayoría de medios que comunican, o pretenden hacerlo, sobre asuntos eclesiásticos, o ignoran o, por lo menos, dejan de lado: que el Vaticano no es la Iglesia, y menos el prefecto de la Congregación Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, por muy Presidente que sea, además, de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica. Demasiados títulos para la vacilante base de humildad del cardenal alemán.

Al “ex abrupto” que publicó nuestro cardenal después del pre-sínodo que he comentado, el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Múnich y Frisinga y miembro del Consejo de Cardenales, respondió duramente, señalando que «el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe no puede acabar con la discusión”, que en ese caso discurría sobre el modo de tratar el divorcio de la Iglesia ortodoxa, y que Müller condenaba como “contrario a la voluntad de Dios, y un obstáculo para el Ecumenismo”.

Pero hay algo incomparablemente más grave, por la deslealtad y la ingratitud que demuestra su continua e ininterrumpida oposición frontal, abiertamente y sin pudor, a las iniciativas pastorales del Papa. Ha sido Francisco el que, conociendo el pensamiento y las actitudes pastorales de Müller, lo mantuvo como prefecto de la Congregación para la Defensa de la Fe, y lo aupó, después, a Cardenal.

No se merece el Papa que uno de sus más próximos y esenciales colaboradores esté todo el santo día poniendo palos, y, ¡de qué manera!, a las ruedas del carro que tira de la renovación que el Papa, y casi todo el pueblo fiel, desea para la Iglesia. Si el cardenal alemán piensa, seriamente, que sus posturas se contradicen frontalmente con las del papa Francisco, lo más digno, y, sobre todo, leal, es que el poderoso prefecto de la antigua Inquisición dimitiese. A no ser que se considere capaz de conducir a las pequeñas huestes que se quieren oponer frontalmente a la renovación que Francisco, de acuerdo con el Evangelio, está promoviendo, y realizando, en la Iglesia. El verdadero cristiano basa su Teología, –logos sobre Dios-, más en el Evangelio que en las ideologías filosófico-teológicas.

Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Últimos artículos

Primero atender a los hermanos y después Orar contigo. (S. Fco de Asís.). Amar, no es amar como amamos -- Alfonso Olaz

El rincón del peregrino Jesús,enseñanos a Amar, Pués ya perdimos la inocencia del amado Y Olvidamos el...

El Papa, con bronquitis, grita por la paz en Gaza: «¡Basta ya! Deténganse, tengan el coraje de continuar las negociaciones»

Religión Digital "Deseo que la comunidad internacional comprenda que el desarme es un deber moral"...

Francisco insiste en que el desarme es un deber moral -- Sebastián Sansón Ferrari – Ciudad del Vaticano

Vatican News En el discurso posterior al Ángelus, el Papa pide a la "gran familia...

Noticias similares

Primero atender a los hermanos y después Orar contigo. (S. Fco de Asís.). Amar, no es amar como amamos -- Alfonso Olaz

El rincón del peregrino Jesús,enseñanos a Amar, Pués ya perdimos la inocencia del amado Y Olvidamos el...

El Papa, con bronquitis, grita por la paz en Gaza: «¡Basta ya! Deténganse, tengan el coraje de continuar las negociaciones»

Religión Digital "Deseo que la comunidad internacional comprenda que el desarme es un deber moral"...

Francisco insiste en que el desarme es un deber moral -- Sebastián Sansón Ferrari – Ciudad del Vaticano

Vatican News En el discurso posterior al Ángelus, el Papa pide a la "gran familia...