InicioRevista de prensaespiritualidadCarta a José María Vigil, teólogo##Coordinadora estatal de Comités Oscar Romero

Carta a José María Vigil, teólogo -- Coordinadora estatal de Comités Oscar Romero

Publicado en

Querido José María:

Te sentimos compañero de camino, una persona universal, que se hace preguntas, que hace que nos preguntemos, que nos induce a buscar respuestas más allá de las que se nos han pretendido dar desde visiones estrechas que pretenden contener a Dios en fórmulas mágicas que ya se volvieron anacrónicas, que asfixiaban nuestra espiritualidad. Te vivimos con alegría y gozo al tiempo que pones palabras en tus libros y escritos a nuestras inquietudes. Te agradecemos el trabajo intelectual que desarrollas partiendo del hecho trascendental del ser humano. Nos haces sentirnos más cerca del Amor de Dios. Eres una referencia importante para nosotros y nosotras que nos sentimos interpelados por la búsqueda de las verdades. Facilitas que desde nuestra realidad concreta y occidental nos abramos a otras referencias de Dios que enriquecen nuestra humanidad.

Sabemos que a ti no te duelen las “notas”, porque no escribes para examinarte. Sabemos que tampoco caes ante la tentación de las adulaciones, cosa que no pretendemos hacer, pero nosotras y nosotros queremos darte nuestra “nota” que es una matrícula de honor.

Estamos contigo José María y tú lo sabes; aunque más bien, estamos contentos porque eres tú el que está con nosotros. El que nos impulsó a comprender que la Palabra es comunicación y por ello nos empujaste a Internet. El que trabaja durante todo el año para hacer que en cada otoño brote la Latinoamericana que mucha gente espera para hacer más llevadero el frío invierno. El que intuye que estamos, no en una era de cambios sino en un cambio de era. Por estas cosas y otras muchas, tu existencia es para nosotras y nosotros una sonrisa de Dios que agradecemos en lo más profundo de nuestros grupos y en lo más íntimo de cada persona.

Alguien dijo que no hay mejor práctica que una buena teoría. Por ello nos gusta aprender de ti, porque queremos ser prácticos, moldear la realidad y con ella construir el Reino, o ¿debería llamarse democracia de Dios?, partiendo de esquemas pensados y repensados desde ópticas universales en la época de la mundialización por alguien que como tú, nunca da nada por definitivo porque sabes de tu finitud y de tus limitaciones, pero también nosotros y nosotras sabemos de tu serio trabajo, de tu gran generosidad y esfuerzo, y de tu cercana pedagogía.

A muchos de nosotros nos enorgullece conocerte personalmente. Por lo tanto, esta carta no es a un desconocido, sino a un amigo, a uno muy importante (importante porque nos importas) y exportante (porque exportas, sacas fuera de nosotros lo mejor que hay en nuestro interior).

Gracias por tus libros y artículos que nos ayudan en nuestro terco caminar al encuentro de la Solidaridad. A veces nos hemos sentido perdidos, en medio de la noche, sin saber por donde avanzar, pero teniendo claro que no hay que detenerse. No podemos permitirnos quedarnos quietos; se nos congelarían los corazones. Seguimos avanzando y nos encontramos de nuevo la madrugada amanecida. No podemos pararnos. Hay tanto que decir, repensar, de-construir y construir cuando leemos tus palabras escritas, a veces hechas con nuestras debilidades, a veces hechas con nuestras alegrías.

Nos sabemos grandes, entre otras cosas, gracias a ti, que sabes ver nuestras pequeñas comunidades como partes de un todo que va generando pensamiento y prácticas liberadoras en medio de este mundo tan feudal en lo intelectual y espiritual..

Nos sabemos hijos e hijas de Dios, porque reconocemos a toda la humanidad hermanada en su transcendencia que va más allá del hecho cultural e histórico concreto.

Gracias José María por ayudarnos a acoger y abrazar las verdades de otras expresiones de la espiritualidad humana, al margen de religiones que pueden, o no, ser vehículos adecuados para acercarse a lo Absoluto.

Gracias José María, por ayudarnos a hacer de San Romero, un símbolo de los mártires de nuestra gran América Latina, de nuestro pequeño mundo.

Un abrazo desde la coordinadora de comités Oscar Romero del estado español, que en su pasada reunión de febrero tomó la decisión de mandarte esta “nota”.

—————————————————————————————

Por un error, publicamos aquí anteriormente un texto de respuesta de J.M. Vigil a las comunidades, que forman parte de la privacidad de su autor. Lo sentimos.

Últimos artículos

URGE REFORMAR EL INGRESO MÍNIMO VITAL

Varios grupos de apoyo mutuo de los distritos madrileños de Tetuán y Moratalaz han...

La Corte Internacional de Justicia ordena a Israel que detenga “inmediatamente” la ofensiva en Rafah

eldiario El máximo tribunal de la ONU responde a una petición hecha por Sudáfrica...

«La iglesia no se salvará si no vamos todos juntos hombres y mujeres» -- Tere Zufiaur / Carmen Mediavilla / Amparo Fernández / Mertxe...

Religión Digital Mujeres en diálogo sobre la Iglesia, una interpelación decisiva Invitadas por un grupo...

Noticias similares

URGE REFORMAR EL INGRESO MÍNIMO VITAL

Varios grupos de apoyo mutuo de los distritos madrileños de Tetuán y Moratalaz han...

La Corte Internacional de Justicia ordena a Israel que detenga “inmediatamente” la ofensiva en Rafah

eldiario El máximo tribunal de la ONU responde a una petición hecha por Sudáfrica...

«La iglesia no se salvará si no vamos todos juntos hombres y mujeres» -- Tere Zufiaur / Carmen Mediavilla / Amparo Fernández / Mertxe...

Religión Digital Mujeres en diálogo sobre la Iglesia, una interpelación decisiva Invitadas por un grupo...