InicioRevista de prensalgtbAmores de calidad y uniones gay. Doce razones de los que ven...

Amores de calidad y uniones gay. Doce razones de los que ven un sí a la uniones homosexuales y heterosexuales -- Leonardo Belderrain, (*) Padre Leonardo A. Belderrain, doctor en ética aplicada (Argentina)

Publicado en

-Se sabe que los homosexuales pueden casarse igual que los heterosexuales, con los mismos derechos y obligaciones. Importa que la otra persona tenga cierta edad y pueda dar un consentimiento válido. Que un homosexual se queje de discriminación porque no le dejan casarse con alguien del mismo sexo, es racional del mismo modo que si a un polígamo se le impida casarse con varias mujeres en países donde está legitimada la poligamia.

Un pederasta con un niño, o un secuestrador con su secuestrada (en muchos países aún se practica el secuestro de mujeres para casarse) no lo pueden hacer, no hay consentimiento válido. Cuando hay violencia no hay amor: la ley debe ser igual para todos. La sociedad tiene un modelo de matrimonio que ha demostrado su eficacia durante siglos y no está mal que ahora se lo abra a otro que facilite la unión de las parejas homosexuales.

-Casar homosexuales no es un experimento social, es un derecho conculcado a sectores excluidos

. La homosexualidad ha adoptado muchas formas en distintas sociedades, pero nunca se le ha relacionado con el matrimonio. Facilitar con la sociedad un nuevo estatus jurídico es responsable y pertinente, sobretodo cuando se trata de mejorar la calidad de vida de los que injustamente fueron discriminados.

En el pasado sólo un hombre con una mujer generaban hijos y los criaban como mejor podían; hoy estamos en una nueva procreática que requiere apertura y responsabilidad para buscar los nuevos caminos de una educación integral.

-El matrimonio da un status especial que la sociedad reconoce a la unión comprometida de los que dicen que se aman . Este servicio es tan importante y benéfico para la sociedad que merece protección legal. Por eso también las uniones homosexuales abiertas a la vida biológica o de adopción, pueden generar nuevos seres humanos, si han desarrollado el amor sátvico o agápico, son idóneos para la cría y educación de los niños, que carecerían de referente amorosos si este amor no se da. Los homosexuales, hoy menos discriminados, están en mejores condiciones para demostrar que pueden cumplir las mismas funciones que el matrimonio heterosexual.

Para evitar abusos contra/entre homosexuales o desamparo legal dicen los homosexuales que hace falta aprobar el matrimonio homosexual

-Casi todos los beneficios de un matrimonio a nivel de herencias, transmisión de bienes, propiedades compartidas, etc…, pueden regularlo: dos (o más) personas con acuerdos legales ante notario, independientemente de que tengan relaciones sexuales. De hecho, las parejas homosexuales interesadas en estos temas informadas, ya han establecido acuerdos en esa línea que son un buen anticipo al reconocimiento matrimonial. Es de destacar que en el contrato matrimonial hay limitaciones, por ejemplo, los cónyuges se comprometen a ser fieles el uno al otro y a la ayuda mutua; que serán muy positivos para las parejas homosexuales más expuestas por su precario status, a la promiscuidad y a la inestabilidad.

-Legalizar el matrimonio homosexual no establece un agravio comparativo con las personas que viven juntas sin relaciones sexuales

-Dos ancianas que viven juntas, tres hermanos en una casa, cuatro amigos que comparten piso desde hace seis años… Tienen una relación con afectividad, compromiso y convivencia, igual que puedan tener dos homosexuales. En realidad no es el sexo lo que da la identidad al amor y lo constituye un sacramento, sino el amor sátvico o agápico recíproco (querer siempre la felicidad del otro).

-no Legalizar el matrimonio homosexual podría establecer un agravio comparativo con todas las parejas infértiles, naturalmente conminadas a adoptar o usar métodos artificiales de fertilización.

Incluso, las uniones polígamas tradicionales tienen hijos y suelen ser estables, lo cual es un bien social. Los defensores del matrimonio, si aman la institución, deben estar abiertos a otros tipos de unión. Después de todo, “si se quieren…”

-Legalizar el matrimonio gay fortalece el matrimonio natural, igual que el hacernos cargo de las economías clandestinas o de resistencia.

-Muchas personas piensan que no les afecta en nada que los homosexuales se casen. Cuando aquellas parejas tengan vínculos más estables, educaran en la afectividad madura, los que tengan mejor amor y más solidez afectiva. En realidad, en el futuro, sólo se verá como matrimonio a aquellos que puedan contener y dar más amor real.
Una sociedad basada en la desconfianza a los homosexuales, siempre genera desvinculación y falta de compromiso.

-En realidad, hasta ahora pocos homosexuales se casan; el objetivo del movimiento gay mejorará la matriz de unión de los heterosexuales y homosexuales.
Pero el movimiento del homosexualismo político se vuelca en la exigencia del matrimonio para cambiar la sociedad y eliminar un estilo de contrato social negador de la verdadera realidad, y de un estilo de familia en el que ya no cree nadie.

“Luchar por el matrimonio del mismo sexo y sus beneficios y entonces, una vez garantizado, redefinir la institución del matrimonio completamente, pedir el derecho de casarse legitimándonos en los verdaderos códigos morales emanados del judeocristianismo es una buena forma para aggiornar una institución que fue funcional a una cultura y que hoy es arcaica. […] La acción más subversiva que pueden emprender los gays y lesbianas y los heterosexuales y los vírgenes […] es transformar por completo la noción de familia” desde el amor de calidad que puedan dar los que han transitado los diversos estadios del crecimiento espiritual sean heterosexuales u homosexuales.
Los grupos homosexuales no quieren formar “familias cerradas” refractarias a lo distinto. Más bien, quieren llegar a que todas las familias no sufran con extranjeros o con otras minorías lo que padecieron ellos etc…

Legalizar el matrimonio homosexual significa legalizar la posibilidad que ellos también puedan adoptar.

La adopción de homosexuales tiene diversas ventajas para sociedades que todavía tienen orfanatos, dada la escasez de personas que adopten niños que vengan de familias poliproblematizadas. Es cierto que un niño tiene derecho a un padre y una madre, contenedores material y espiritualmente; pero la realidad en el diseño es que cualquier pareja homo y hétero supera en contención lo que es una institución total, que debe hacer atificialmente de padre y madre.

-Legalizar el matrimonio homosexual significa poner toda la maquinaria educativa y mediática del Estado, y que las instituciones en serio se pongan al servicio del amor homosexual y heterosexual político no clandestino.

-Si el matrimonio gay es legal, se aceptará en las escuelas. Los libros de texto de los niños explicarán la doctrina que surge del tomarse en serio los grupos dicriminados Hoy se puede tener dos papás y dos mamás, y muchas familias ensambladas no dan testimonio de falta de amor sino de sobreabundancia.
Los niños deben trabajar su amor con nosotros para que el amor sea de calidad, y no aquel falso amor que usa de su credo para justificar su intolerancia..

-Legalizar el matrimonio homosexual y heterosexual implicará, a medio plazo, multas y penas de cárcel para quien critique la actividad homosexual y la actitud de intolerancia de grupos integristas

-En Suecia, donde hay uniones gay desde 1995 con adopción de niños desde 2002, se decretó pena de cárcel para un pastor pentecostal que se limitaba a predicar las palabras de San Pablo sobre la homosexualidad prescindiendo de su contexto y su pretexto. La libertad de expresión se verá fortalecida, y por ende la libertad religiosa correrá menos riesgos de los fundamentalismos de los pentecostales, si se acepta aquel amor verdadero que describe Pablo a los corintios sin precisar la peculiaridad de los géneros.

-Legalizando el matrimonio homosexual, España y argentina serán mas occidentales y cristianas.

La mayoría de los musulmanes del mundo conocen poco de Occidente y de su democracia. Lo que conocen a veces es lo vulgar: que producimos pornografía, que la exportamos en grandes cantidades, que –a sus ojos- nuestras mujeres visten impúdicamente, y que estas mismas mujeres, cuando se les da un cargo en una prisión (ver Abu Ghraib en Irak), vejan, humillan, desnudan y filman pornografía con los prisioneros y la hacen circular.

Algo parecido piensan en la China comunista, incluso en las masas populares de la democrática y anglohablante India. Tiranos y fundamentalistas islámicos o comunistas señalan con razón estos y otros elementos para justificar en sus países que “en lo que los occidentales llaman democracia, el amor aun es de baja calidad y que se reconoce muy poco la variabilidad biológica ”.

Casar homosexuales cuando hay amor de calidad y construir familias reales y verdaderas, va a ayudar a al diálogo Oriente-Occidente y a mostrar las bondades de la democracia en lo que hace a la aceptación de lo distinto. Occidente impone una moral del compromiso y la alteridad cuando el amor y no el sexo esté en la boca y el corazón de todos los hombres.

Hay pues muchas razones perfectamente prácticas para que una sociedad responsable diga «sí» al matrimonio entre homosexuales, desde el respeto a estas personas y a nosotros mismos; pero ésto sigue siendo un opinión que jamás puede ser defendida como un dogma, tal como lo hacen las posturas integristas.

Respuesta a los compañeros de Forum Libertas

(*) Padre Leonardo A. Belderrain – Doctor en ética aplicada
leonardobelderrain@ciudad.com.ar te 0221-15-4-208-913

Últimos artículos

El Papa pregunta: ¿hemos hablado de nuestro encuentro con Jesús con alguien? -- Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Vatican News Este III Domingo de Pascua, antes de rezar el Regina Caeli, el Pontífice...

María Magdalena -- Juan José Tamayo, teólogo

Enviado a la página web de Redes Cristianas Fuente: Amerindia Recuperar el cristianismo igualitario de María...

Comenzaron las reuniones de abril del C9 en el Vaticano

Vatican News Comenzó hoy la sesión de los trabajos del Consejo de los cardenales ante...

Noticias similares

El Papa pregunta: ¿hemos hablado de nuestro encuentro con Jesús con alguien? -- Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Vatican News Este III Domingo de Pascua, antes de rezar el Regina Caeli, el Pontífice...

María Magdalena -- Juan José Tamayo, teólogo

Enviado a la página web de Redes Cristianas Fuente: Amerindia Recuperar el cristianismo igualitario de María...

Comenzaron las reuniones de abril del C9 en el Vaticano

Vatican News Comenzó hoy la sesión de los trabajos del Consejo de los cardenales ante...