InicioRevista de prensaiglesia catolica40 entidades piden al arzobispado de Barcelona que no desaloje un piso...

40 entidades piden al arzobispado de Barcelona que no desaloje un piso de pobres

Publicado en

El Periódico

comunidad_pobres.jpgUna cuarentena de entidades, la mayor parte de inspiración cristiana, han enviado un manifiesto al cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en el que reclaman que detenga el desalojo forzoso de un colectivo formado por 17 hombres mayores de 65 años que viven muy humildemente en un piso próximo a la plaza de Sant Jaume propiedad de la parroquia de Sant Just i Pastor.
La parroquia, cuya dirección fue confiada hace dos años por el cardenal a la pujante comunidad de San Egidio que lidera el italiano Andrea Riccardi, reivindica el inmueble para poder llevar a cabo labores de «catequesis y preparación al matrimonio», según los firmantes, pero estos sospechan que lo que pretende San Egidio es fijar allí su nueva sede en Barcelona.

Al manifiesto se han adherido los vecinos que comparten el inmueble –un antiguo palacete de la calle de Lledó del barrio Gòtic vecino del Palau Mercader–, orgullosos de haber forjado una relación de respeto y aprecio con los ocupantes del piso tras dos décadas de coexistencia pacífica. Se trata de una actitud infrecuente, pues sería de esperar que el vecindario recelase de personas que arrastran el estigma de la marginación y que se han refugiado allí tras abandonar el alcohol y la vida en la calle.

ALTERNATIVAS

El arzobispado no propone dejar al colectivo en la calle. La parroquia argumenta que el piso que ahora ocupan no guarda suficientes condiciones de habitabilidad y Cáritas ofrece realojar a los inquilinos en un piso próximo a la calle de Escudellers, un ofrecimiento que se complementa con el de unos locales de la iglesia del Esperit Sant, en la calle de Nou de San Francesc, que harían las veces de comedor y de lugar de trabajo, pues el colectivo recoge ropa usada, la repara y la entrega a otros pobres que residen en la vía pública.

Pero las entidades que abogan por la permanencia en su actual emplazamiento razonan que ello desvirtuará el modo de vida en el que el colectivo ha echado raíces. La fórmula está basada en la autogestión y la ayuda mútua, en el mantenimiento de un comedor abierto dos días a la semana y, muy en particular, en el reconocimiento que les presta a diario el vecindario y las comunidades religiosas próximas, uno de los principales activos.

Vivir al sur de la plaza Reial, en una zona «especialmente castigada por el alcoholismo, la drogadicción, la prostitución y la inseguridad», añaden los firmantes del manifiesto, no sería precisamente un buen salvoconducto para superar su precaria situación personal y social.

Los ocupantes de la calle de Lledó se prestan, por añadidura, a toda clase de componendas con tal de no moverse de allí. Si la parroquia de Sant Just precisa espacio, están dispuestos a cedérselo durante las horas y los días necesarios. Pero hasta ahora los representantes del arzobispado no han dado muestras de dar su brazo a torcer.

COMO UN ‘MOBBING’

Las entidades que avalan a los inquilinos, entre los que figuran desde la asociación Cristianisme Segle XXI hasta diferentes compañías de religiosas, pasando por Justícia i Pau, los Escopalios de la Mina y la asociación Araguaia de amigos del obispo Pere Casaldáliga, aseguran que incluso entre la feligresía de la parroquia afectada «hay gente» que compara la decisión de sacar a los moradores de la que ha sido su casa «durante tantos años» al «mobbing (acoso) de las inmobiliarias en otras casa de la misma zona». El enclave, situado a dos pasos del ayuntamiento y la Generalitat, está adquiriendo un aire comercial innovador y los inmuebles rehabilitados son muy codiciados.

Últimos artículos

Respeto a la dignidad infinita, también dentro de la Iglesia -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo "En el caso de los abusos sexuales, me parece...

Domingo 21 de Abril, 4º de Pascua– B (Juan 10,11-18) : Va con nosotros -- José A. Pagola

Grupos de Jesús El símbolo de Jesús como pastor bueno produce hoy en algunos cristianos...

Domingo 21 de Abril, 4º de pascua: Juan 10, 11-18

Fe adulta 11 Yo soy el modelo de pastor. El pastor modelo se entrega él...

Noticias similares

Respeto a la dignidad infinita, también dentro de la Iglesia -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo "En el caso de los abusos sexuales, me parece...

Domingo 21 de Abril, 4º de Pascua– B (Juan 10,11-18) : Va con nosotros -- José A. Pagola

Grupos de Jesús El símbolo de Jesús como pastor bueno produce hoy en algunos cristianos...

Domingo 21 de Abril, 4º de pascua: Juan 10, 11-18

Fe adulta 11 Yo soy el modelo de pastor. El pastor modelo se entrega él...