InicioRevista de prensaespiritualidad¿Vida Religiosa del dios opresor o del Dios de los oprimidos?##Andrea de...

¿Vida Religiosa del dios opresor o del Dios de los oprimidos? -- Andrea de Lourdes Castillo Muñoz, Misionera Catequista de Boroa

Publicado en

Reflexión y LIberación

Hay algunas violencias que hoy no pueden sino dejarnos apuñaladas, heridas…del lado de los golpeados-as…(Hna. Andrea de Lourdes).
Los opresores ejercen con más saña su violencia. Pareciera que la Chilenilidad hace que quienes ejercitan violencia puedan hacerlo con más bravura y en nombre de la patria ¿Más balas y más sangre equivalen mayor patriotismo? Por otro lado los golpeados, en nombre de la misma tricolor independencia nacional, aguanten menos las golpizas y se levanten.

Ante los golpes hay unos compatriotas que se ponen de pie (en busca de un vivir bien para todas y todos) y otros, sin embargo, que se acurrucan así mismos para ni siquiera ver u oír los golpes de afuera, este tipo de golpeados ocupan su mente y movimientos para calentarse a sí mismos.

Algunas discípulas* de Jesús también nos hemos vuelto indolentes a los golpes y más que estar del lado de los violentados nos hemos puesto indiferentes, mudas o abiertamente de parte de los opresores.

Hay algunas violencias que hoy no pueden sino dejarnos apuñaladas, heridas…del lado de los golpeados-as…

Violencia, terrorismo, crimen, enfrentamiento, agresión al pueblo mapuche (niñas-os, ancianos, presos políticos); violencia en las poblaciones de La Legua, La O’Higgins y en tantas otras conocidas y acalladas por causa de la droga (herramienta política y económica para dormir, amedrentar y matar al pueblo que piensa); una lista, no breve, de dirigentes sociales, son violentados con juicios extensos para cansarlos y distraerlos acusándolos de “Asociaciones ilícitas”, solo por denunciar la ambiciosa explotación de nuestros bienes naturales por medio de sus avasalladores megaproyectos y la letal contaminación que nos han y siguen dejando, son agredidos por anunciar un modelo de vida donde el respeto y el bien común son posible; pescadores artesanales, quienes se hacen llamar en estos meses “el lamento de los sin voz”, son engañados por las leyes de pesca (el engaño viene de años…), sus demandas que son sus esperanzas son pisoteadas por los políticos que dicen defenderlos…y hasta sus propios compañeros de faena los venden por un millón de pesos (sin duda necesarios para alimentarse, abrigar la casa y vestirse); la persecución y amedrentamiento hacia comunicadores y comunicadoras sociales a través de la actuación de una gran vigilancia “muda y sin rostro”, sostenida por un sector que se ve desnudado y alcanzado…tanta historia, tantos rostros… se repite el ciclo infernal: detrás de la violencia existe un opresor y un oprimido ¡Qué cuestión más añeja!

¿Y tú Vida religiosa frente a tantos golpes eres vida – Mujer y Varón- religada al dios opresor o al Dios de los oprimidos?

Una vida religiosa del dios opresor es aquella que:
Aguanta los golpes del capitalismo con el fin de obtener dinero para levantar sus templos y obras.
Vive en la riqueza y entre los ricos, haciendo burla de los pobres por los cuales tiene razón su existencia.

Cree que lo contingente o lo que da que hablar es aquello que muestran los medios de comunicación tradicional y no lo cotidiano de la vida compartida.
Mutila la presencia y protagonismo de los oprimidos en la vida de las comunidades (Homosexuales, prostitutas, pobres – alcohólicos, drogadictos) todo lo que tenga que ver con ellos no forma parte de la vida celebrada…siguen estando afuera.

Una vida religiosa del Dios de los oprimidos es aquella que:
Conociendo las necesidades de los pobres trabaja dignamente junto a ellos para obtener “lo necesario y digno para vivir”.
No usa el dinero sucio ofrecido por las Forestales, Mineras o Hidroeléctricas en los asuntos o misiones de su Maestro.
Va a las causas de la opresión, y desenmascara con libertad a los opresores, porque nada les debe.

Se hace parte del “No saber qué hacer” hermanándose con los que no tienen la solución inmediata, pero que la encuentran en el saldremos adelante de “alguna forma”….esa alguna forma dada solo para los sencillos y pequeños y no para los sabios y fuertes que creen que los oprimidos son tontos “Sí, Padre, porque así te pareció bien”

No aspira a un Dios que salva, sino que acompaña, no porque ha perdido la fe sino porque la condición de deshumanidad es tal que intenta rescatar vidas desde el que tú eres persona y yo también.

Vida religiosa sábete oprimida y LEVÁNTATE, la esperanza está de pie en los oprimidos no en los opresores.

* Lo escribo en mi género.

Últimos artículos

VIII Encuentro de Redes Cristianas Las desigualdades: desafíos y propuestas

Durante los días 17, 18 y 19 del próximo mes de mayo Redes Cristianas...

¿Hacia dónde estamos yendo? -- Leonardo Boff

Enviado a la página web de Redes Cristianas Hay una convergencia de innumerables crisis que...

Asistí a la presentación del libro del teólogo Juan José Tamayo en Cádiz «La internacional del odio» -- Juan Cejudo

El Blog de Juan Cejudo Ayer 22 de febrero el teólogo de la liberación Juan...

Noticias similares

VIII Encuentro de Redes Cristianas Las desigualdades: desafíos y propuestas

Durante los días 17, 18 y 19 del próximo mes de mayo Redes Cristianas...

¿Hacia dónde estamos yendo? -- Leonardo Boff

Enviado a la página web de Redes Cristianas Hay una convergencia de innumerables crisis que...

Asistí a la presentación del libro del teólogo Juan José Tamayo en Cádiz «La internacional del odio» -- Juan Cejudo

El Blog de Juan Cejudo Ayer 22 de febrero el teólogo de la liberación Juan...