InicioRevista de prensatemas socialesTres preguntas para...Jacques Gaillot, obispo de Partenia

Tres preguntas para…Jacques Gaillot, obispo de Partenia

Publicado en

Partenia

Se ha celebrado en Washington una importante cumbre sobre seguridad nuclear, en la que participaba el presidente francés. Él reafirmó a la televisión americana CBS la necesidad que tiene Francia de armamento nuclear «garantía de la seguridad de mi país». ¿Qué le parece esto a Vd.?

Mientras que el presidente Obama se ha puesto a la cabeza de un proceso de abolición de las armas nucleares suscrito por el Reino Unido, Rusia y China, el presidente Sarkozy afirma que la posesión de armas nucleares es indispensable en un Estado para garantizar su seguridad. Pero entonces, lo que vale para Francia, vale para otros estados, incluido Irán.

Lamento que Francia no entre en este proceso de desarme. Podría hacerlo y dar con ello un signo: suprimir los programas de modernización de su fuerza de choque ¡que nos sale muy cara! Pero sobre asuntos nucleares, el pueblo francés no ha sido nunca consultado.

La tragedia que han vivido los polacos está aún en la memoria de todos. ¿Cómo explica esta unión sagrada de todo un pueblo alrededor de su presidente difunto?

Recordemos que el presidente polaco había ido a conmemorar el drama de Katyn, donde más de 4.000 oficiales polacos fueron masacrados en abril 1940, en un bosque de la URSS, por orden de Stalin.

Y he aquí que 70 años después, en el mismo lugar o casi, otro drama tuvo lugar: 95 personas de la élite del país, fallecen de repente. A partir de ahora ambos dramas quedan ligados en la historia de Polonia.

En mi opinión, no es tanto la persona del presidente lo que causa la unión sagrada sino esta relación con Katyn, que está en el corazón de la identidad polaca.

Durante la inauguración del paseo Ben Gurion en París por parte del presidente del estado de Israel, Vd. Participó con los manifestantes que se oponían a esta inauguración. ¿Por qué?

Porque Ben Gurion, entre 1948 y 1949, expulsó a más de 700.000 palestinos, hombres, mujeres y niños, además de masacrar a 10.000. El mismo mandó asolar más de 500 pueblos palestinos. ¡Qué vergüenza!

En cuanto a Simon Peres, para el que se puso la alfombra roja, pienso, entre otras cosas, que es él que tiene la responsabilidad directa de la masacre deliberada de 100 refugiados en el pueblo libanés de Caná en 1996.

Los manifestantes pedían parar la colaboración con el terrorismo israelí.

Últimos artículos

Inmolación por la martirizada +Gaza

Reflexión y Liberación ¿Qué haríamos nosotros si nuestro país estuviera cometiendo un genocidio? Testimonio del militar...

Los científicos rusos se desmarcan de las ideologías climáticas occidentales

diario-octubre El Consejo Científico de la Academia Rusa de Ciencias ha declarado en un reciente...

28 de Febrero, día de Andalucía: poco que celebrar -- Juan Cejudo

El blog de Juan Cejudo Está muy bien sentir el orgullo de ser andaluz,...

Noticias similares

Inmolación por la martirizada +Gaza

Reflexión y Liberación ¿Qué haríamos nosotros si nuestro país estuviera cometiendo un genocidio? Testimonio del militar...

Los científicos rusos se desmarcan de las ideologías climáticas occidentales

diario-octubre El Consejo Científico de la Academia Rusa de Ciencias ha declarado en un reciente...

28 de Febrero, día de Andalucía: poco que celebrar -- Juan Cejudo

El blog de Juan Cejudo Está muy bien sentir el orgullo de ser andaluz,...