InicioRevista de prensaecologíaSemana Laudato SI##Mario Mullo

Semana Laudato SI -- Mario Mullo

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Papa Francisco10Quiero compartir las impresiones relevantes que he leído en la encíclica Laudato SI, del Papa Francisco.
Pero antes quiero decir que esta lectura me ha convertido en un defensor y cuidador de la creación, de la naturaleza.
El nombre Laudato Si, alabado seas mi Señor, de San Francisco de Asis, ha servido de inspiración para la realización de la encíclica. A esto añadió el cuidado de la casa común. Esta dirigida a todos los creyentes, no creyentes y hombres de buena voluntad.

Las impresiones de los temas relevantes:
Nuestra madre tierra clama por el daño que le causamos, el uso irresponsable de los recursos,, el abuso irresponsable de los bienes creados; tierra, agua, aire, los cuales están enfermos . Desde el inicio nos pide que entremos en un dialogo ecuménico mundial, que realicemos una conversión ecológica.
Denuncia lo que está sufriendo : la aceleración de los cambios climáticos, el uso de la tecnología mal empleada, el deterioro del medio ambiente, la contaminación de los ríos, del agua potable, la afectación a la pesca, a los bosques, las selvas, la migración de las aves, de los animales y de los campesinos.

Hace un llamado a los países desarrollados, para un acuerdo mundial por el cuidado de la naturaleza.
Los efectos del calentamiento global; crecimiento del nivel del mar, derribamiento de los hielos polares, activación de los volcanes, incendios forestales. “la casa común se ha convertido en un depósito de porquerías”.
Agotamiento de las fuentes de agua, abuso de las empresas mineras, perdida de la diversidad, se refiere a la depredación de los bosques, las selvas, los campos, alimenticios y curativos
El deterioro de la vida humana, por el crecimiento de las migraciones, hacinamiento, pobreza, falta de educación, pérdida de valores, crecimiento de los suburbios, de los descartados de la sociedad.

Los ecosistemas son los pulmones del planeta, ej.; la amazonia, la cuenca del Congo, los glaciales. Parte del mundo submarino se ha convertido en cementerio.
Estas situaciones han provocado EL GEMIDO DE LA MADRE TIERRA
Las famosas cumbres mundiales no han tenido respuesta. Juan Pablo II dijo: “A pesar de los acuerdos internacionales que prohíben la guerra bacteriológica, se continua investigando para crear nuevas armas para alterar el equilibrio de la naturaleza.” La realidad es que la humanidad ha defraudado las expectativas divinas.

La palabra de Dios nos enseña: Gen.1, 26. Hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios.
Ge. 1, 31. Luego de la creación del ser humano Dios vio que lo que había creado era bueno.
En el pasaje de Noé, Gen. 6, 13. Dios dice: He decidido acabar con todos los seres humanos, porque la tierra está hecha solo de violencia
La tierra es una herencia común, que debe beneficiar a todos. Juan Pablo II, señala en Lucas. 12, 6: No se venden cinco pajarillos por dos monedas, pues bien, ninguno de ellos está olvidado de Dios.

La raíz de la crisis ecológica: la tecnología, la creatividad, el poder.
La ciencia y la tecnología son productos donados por Dios. Nunca la humanidad tuvo tanto poder sobre sí mismo y no hay garantía que lo usen bien. El enorme crecimiento tecnológico no estuvo acompañad0 de un desarrollo del ser humano. De valores y conciencia.
“Tenemos un súper desarrollo derrochador y consumista que contrasta con situaciones persistentes de miseria”. (Romano Guardini ) La mejor distribución de la riqueza es el cuidado responsable del medio ambiente. Juan Pablo II, dice: En la modernidad se ha visto que en lugar de desempeñar el papel de colaborador de Dios en la creación se ha suplantado a Dios.”

El papa Francisco propone una ecología integral que incorpore las dimensiones humanas y sociales. Una ecología ambiental que estudie e integre los organismos vivos y el medio ambiente. Una ecología social desde la familia hasta la comunidad local y nacional. Una ecología cultural, que cuide la cultura de los pueblos originarios, respete la identidad de cada pueblo. Una ecología humana, que relacione la vida del ser humano con la ley moral escrita en su propia naturaleza, responsable del bien común.

El principio del bien común. La ecología humana es inseparable del bien común. La familia es un bien social, es la base de la sociedad, requiere paz, orden, estabilidad. El bien común incorpora a las generaciones futuras. ¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? ¿Paraqué pasamos por este mundo? ¿Para que venimos a este mundo? ¿Paraqué nos necesita esta tierra? Las predicciones catastróficas ya no pueden ser miradas con desprecio e ironía.

EL RITMO DE CONSUMO, EL DESPERDICIO, LA ALTERACION DEL MEDIO AMBIENTE, HAN SUPERADO LAS POSIBLIDADES DEL PLANETA, DE TAL MANERA QUE EL ESTILO DE VIDA ACTUAL POR SER INSOSTENIBLE SOLO PUEDE TERMINAR EN CATASTROFE.

Algunas líneas de orientación y acción:
Delinear caminos de dialogo que nos ayuden a salir de esta espiral de autodestrucción en la que nos estamos sumergiendo. El planeta es patria de la humanidad, pueblo que habita en la casa común. Las cumbres mundiales de estos últimos años no respondieron a las expectativas.
Recordar que son funciones de cada estado: coordinar, planificar, sancionar los desmanes que se cometen contra el medio ambiente. Las políticas económicas de desarrollo deben ser incluyentes de todos los pueblos del planeta. Los creyentes debemos ser coherentes con la fe que profesamos.

Educación y espiritualidad ecológica.
Anteponer al consumismo un estilo de vida sobrio, justo, y digno. Entender que el deterioro ambiental cuestiona el comportamiento de cada uno de nosotros. Cuando superemos el individualismo se desarrolla un estilo de vida alternativo y es posible un cambio en la sociedad. Una educación para la alianza entre la humanidad y el medio ambiente.
En la familia se aprenden los valores; pedir permiso sin avasallar, a decir gracias, a dominar la agresividad, a pedir perdón.
Conversión ecológica
La gran riqueza de la espiritualidad cristiana ofrece aporte para renovar la humanidad.
El evangelio nos enseña formas de pensar, sentir y vivir. La crisis es un llamado a la conversión

Francisco de Asís nos invita a una conversión del corazón. A un nuevo estilo de vida profético y contemplativo. El papa Francisco recomienda la sobriedad y la humildad.
El desequilibrio de los valores provoca desequilibrios humanos y ambientales
La paz interior tiene que ver con el cuidado de la ecología
El amor a la sociedad y al bien común son una forma excelente de la caridad.
Los sacramentos son un modo privilegiado de ver como la naturaleza es asumida por Dios.
María que cuido a Jesús, ahora cuida con afecto y dolor materno a nuestro mundo herido.
Como conclusión he sentido y pensado que el papa Juan Pablo II y el papa Francisco son profetas de Dios de nuestros tiempos.

Quito 23 de Mayo de 2020.

Últimos artículos

Francisco, tajante: «La Tierra se está dirigiendo a la ruina»

Religión Digital El Pontífice anima a convertirnos en artesanos y constructores de la casa común,...

Miles de personas salen a las calles en decenas de ciudades del Estado español en solidaridad con Palestina

Kaosenlared Miles de personas han inundado las calles de casi un centenar de localidades españolas...

‘Lavender’: la máquina de inteligencia artificial que dirige los bombardeos de Israel en Gaza -- Yuval Abraham

Rebelión Fuentes: +972 magazine and Local Call. Traducido del inglés por Marwan Pérez para Rebelión El ejército...

Noticias similares

Francisco, tajante: «La Tierra se está dirigiendo a la ruina»

Religión Digital El Pontífice anima a convertirnos en artesanos y constructores de la casa común,...

Miles de personas salen a las calles en decenas de ciudades del Estado español en solidaridad con Palestina

Kaosenlared Miles de personas han inundado las calles de casi un centenar de localidades españolas...

‘Lavender’: la máquina de inteligencia artificial que dirige los bombardeos de Israel en Gaza -- Yuval Abraham

Rebelión Fuentes: +972 magazine and Local Call. Traducido del inglés por Marwan Pérez para Rebelión El ejército...