InicioRevista de prensaiglesia catolica¡Qué lejos estamos del 'pacto de las catacumbas'!##José Manuel Vidal

¡Qué lejos estamos del ‘pacto de las catacumbas’! -- José Manuel Vidal

Publicado en

Religión Digital

José María Bardales, el cura asturiano que nunca cambió de
chaqueta ni se acomodó a las circunstancias, sigue luchando por la vuelta al «espíritu del Concilio». Y, desde la mística de la resistencia activa, recupera, a través de un amigo, un documento excepcional. Se trata del ‘pacto de las catacumbas’, firmado el 16 de noviemvre de 1965 por 40 padres conciliares, liderados por Helder Camara, en las catacumbas romanas de santa Domitila.

Los firmantes se comprometían a vivir en pobreza, a rechazar todos los símbolos o privilegios de poder y a colocar a los pobres en el centro de su ministerio pastoral. ¡Qué lejos estamos de aquel pacto!.

Extractos del ‘Pacto de las catacumbas’

-«Procuraremos vivir según el modo ordinario de nuestra población en lo que toca a casa, comida, medios de locomoción, y a todo lo que de ahí se desprende. Renunciamos para siempre a la apariencia y la realidad de la riqueza, especialmente en el vestir (ricas vestimentas, colores llamativos) y en símbolos de metales preciosos».

-Hace años que prima en la Iglesia la vuelta a los palacios episcopales, a los anillos de oro, a los báculos ostentosos, a la buena mesa, a los coches de alta gama y a las sedas y oropeles litúrgicos.

-«Rechazamos que verbalmente o por escrito nos llamen con nombres y títulos que expresen grandeza y poder (eminencia, excelencia, monseñor). Preferimos el nombre evangélico de ‘padre'».

-Pero obispos, arzobispos y cardenales no se han apeado de la parafernalia de las Eminencias reverendísimas, excelencias, monseñores…

-«Daremos todo lo que sea necesario de nuestro tiempo, reflexión, corazón, medios, etc. al servicio apostólico y pastoral de las personas y los grupos trabajadores y económicamente débiles y subdesarrollados, sin que perjudique a otras personas de la diócesis».

-Es la opción preferencial por los pobres que mcuhos eclesiásticos han vuelto a colocar en el cajón de los olvidos, al tiempo que tachaban esa exigencia evangélica de tendencia marxista de la Teología de la Liberación.

-«Apoyaremos a los laicos, religiosos, diáconos o sacerdotes que el Señor llama a evangelizar a los pobres y trabajadores, compartiendo su vida y el trabajo».

-La correponsabilidad de los laicos en la evangelización es una de las ‘traiciones’ más evidentes de la jerarquía al ‘espíritu del Concilio’. La Iglesia-pueblo de Dios ha vuelto a ser Iglesia-piramidal, dominada exclusivamente por los clérigos. Los laicos ni están ni se les espera. Y mucho menos, si son mujeres.

-«Conscientes de las exigencias de la justicia y de la caridad, y de sus mutuas relaciones, procuraremos transformar las obras de beneficencia en obras sociales basadas en la caridad y en la justicia, que tengan en cuenta a todos, como un humilde servicio a los organismos públicos competentes».

-Gracias a instituciones como Cáritas o Manos Unidas, las instituciones samaritanas de Iglesia han podido seguir haciendo caridad y justicia, asistencia y promoción social. Pero con problemas y sintiéndose permanentemente vigiladas por algunos prelados.

-«Haremos todo lo posible para que los responsables de nuestro Gobierno y de nuestros servicios públicos decidan y pongan en práctica las leyes, estructuras e instituciones sociales que son necesarias para la justicia, la igualdad y el desarrollo armónico y total de todo el hombre y de todos los hombres, y, así, para el advenimiento de un orden social, nuevo, digno de hijos de hombres y de hijos de Dios».

-La denuncia profética está aparcada. Es muy raro (al menos en España) que algún jerarca se atreva a levantar la voz y criticar al Gobierno de turno. De hecho, mientras los Gobiernos recortan sin piedad en gastos sociales, haciendo pagar la crisis a los que más la sufren y a los que no la han provocado, el episcopado español calla, en un mutismo casi absoluto, descorazonados y antievangélico. ¡No vaya a ser que les hagan pagar el IBI!

-«Nos comprometemos a compartir nuestra vida, en caridad pastoral, con nuestros hermanos en Cristo, sacerdotes, religiosos y laicos, para que nuestro ministerio constituya un verdadero servicio. Así, nos esforzaremos para «revisar nuestra vida» con ellos, buscaremos colaboradores para poder ser más animadores según el Espíritu que jefes según el mundo».

-Hemos vuelto a los obispos-señores, a los del ordeno y mando, a los que gobiernan a baculazo limpio. Los órganos de corresponsabilidad eclesial no funcionan o son meramente consultivos, sin capacidad de influencia o decisión alguna. Los consejos de pastoral y los consejos presbiterales están desamortizados. Y ya se oyen voces que condenan la simple existencia (incluso desactivada) de la Conferencia episcopal.

-«Cuando regresemos a nuestras diócesis, daremos a conocer estas resoluciones a nuestros diocesanos pidiéndoles que nos ayuden con su comprensión, su colaboración y sus oraciones».

-Eran otros tiempos. Tiempos de obispos servidores, a las órdenes de la comunidad. Afables, sencillos, cercanos, pastores más que dueños, conscientes de ser más compañeros en el seguimiento que maestros. Porque ‘Padre y Maestro’ sólo hay uno, Cristo Jesús.

Últimos artículos

Pizzaballa: «Cese el fuego en Gaza, ¡de inmediato!» -- Federico Piana – Ciudad del Vaticano

Vatican News En un nuevo y apremiante llamamiento lanzado por los medios de comunicación vaticanos,...

¿Quiénes son y de dónde salen los curas de la ‘fachosfera’ clerical? -- José Manuel Vidal

Religión Digital El seminario de Toledo es el semillero de curas y obispo ultras, de...

¿Sin peces para el milagro en Añastro? -- José Lorenzo

Religión Digital "Está todo el pescado vendido", dicen sobre la elección de Argüello como sucesor...

Noticias similares

Pizzaballa: «Cese el fuego en Gaza, ¡de inmediato!» -- Federico Piana – Ciudad del Vaticano

Vatican News En un nuevo y apremiante llamamiento lanzado por los medios de comunicación vaticanos,...

¿Quiénes son y de dónde salen los curas de la ‘fachosfera’ clerical? -- José Manuel Vidal

Religión Digital El seminario de Toledo es el semillero de curas y obispo ultras, de...

¿Sin peces para el milagro en Añastro? -- José Lorenzo

Religión Digital "Está todo el pescado vendido", dicen sobre la elección de Argüello como sucesor...