InicioRevista de prensaiglesia catolicaPagola y los inquisidores##J. A. González Casanova

Pagola y los inquisidores -- J. A. González Casanova

Publicado en

El Ciervo

La Congregación para la Doctrina de la Fe, es decir, la actual Inquisición, ha abierto un proceso contra el libro Jesús. Aproximación histórica del teólogo vasco José Antonio Pagola, para establecer si es conforme con la doctrina de la Iglesia, pese a que la edición revisada de la obra (la novena) lleva el nihil obstat (nada que oponer) y el imprimatur (imprímase) del ex obispo de Donosti, Juan Maria Uriarte.

La iniciativa de Roma se produce tres años después de que el trabajo saliera en las librerías y tiene su origen en las presiones del núcleo más integrista de la Conferencia Episcopal Española, que en su día publicó una nota contra los contenidos del libro. Aunque ha cambiado el nombre del dicasterio, los procesos siguen siendo inquisitoriales porque los afectados ni siquiera saben de qué se les acusa, no saben quiénes son sus censores y no pueden preparar su defensa.
El caso es que el número dos de la congregación vaticana, el mallorquín Luis Francisco Ladaria, era favorable a Pagola.

El grupo acusador ha puenteado a Ladaria para que el propio presidente, el cardenal americano William Joseph Levada, se implique directamente en el asunto. Con todo, el libro de Pagola tiene importantes valedores. El cardenal Gianfranco Ravasi, un verdadero peso pesado del Vaticano, que preside el Pontificio Consejo para la Cultura, acaba de recomendar el libro del teólogo vasco en la revista italiana Il Sole 44 Hore.

Ravasi es un renombrado biblista y considera la obra un estudio muy valioso para guiar a los lectores no iniciados en el conocimiento de la historia de Jesús.El artículo de Ravasi no ha sentado nada bien al grupo de la jerarquía española que persigue a Pagola, en especial al obispo de Córdoba Demetrio Fernández, que inició en su día la cruzada contra el libro, y el propio portavoz de la Conferencia, el jesuíta Martinez Camino. De hecho, una iniciativa de diálogo con los no creyentes (conocida como Patio de los gentiles), que iba a tener como protagonista a Ravasi en Madrid, de la mano de una publicación religiosa, ha sido congelada por instancias eclesiales de alto nivel.

La persecución del libro de Pagola se ha producido en un momento de la Iglesia española de acoso sin precedentes al pluralismo teológico. Pagola contestó en bloque a sus perseguidores en una reflexión de 50 folios titulada La verdad nos hará libres, en la que defendía su trabajo y desmontaba las acusaciones. Monseñor Uriarte adoptó una postura valiente y se implicó en persona en el pulso que se libraba entre Pagola y los fundamentalistas.

A instancias de Uriarte, el teólogo accedió a realizar una relectura de su trabajo, aclarando la naturaleza del libro e introduciendo modificaciones para disipar interpretaciones incorrectas. Uriarte se mojó y concedió el permiso de edición.Los enemigos de Pagola pusieron el grito en el cielo, enviaron el libro a Roma y, tras fuertes presiones, lograron que la editorial PPC ordenara retirar esa edición, bendecida por Uriarte, de todas las librerías.

El libro Jesús. Aproximación histórica ha sido traducido a siete idiomas. Ha sido un gran éxito de ventas, un singular bestseller para una obra de estas características. Se han hecho nueve ediciones, se piratea en internet y un misionero vasco lo ha traducido al japonés. La popularidad alcanzada es lo que ha motivado el celo censor del integrismo. El jesuita González Faus escribe a este respecto que “a muchas autoridades eclesiásticas inquisidoras les molesta tanto la palabra “Jesús” que han dado orden de que en catecismos y libros de texto, no se diga Jesús, sino Cristo.

Quizá por esto asistimos hoy a persecuciones crueles que se excusan con que algunos (pensemos en Jon Sobrino o José Antonio Pagola) niegan la divinidad de Jesús.No es que la nieguen. Es que, a través de Jesús se le da a Dios un rostro que no es el que quisieran los inquisidores. Porque los pone en evidencia. Yo mismo, en mi libro El dios presente. Confesiones dee un viejo cristiano (Kairós, 2010) reconozco la deuda contraída con el Jesús histórico, tal como me lo describe Pagola.Es un modelo de erudición, de rigor teológico y de hondura espiritual.

Creo que ha sido la primera vez que, sin sentimentalismo alguno, me ha emocionado hasta la lágrima el relato de la pasión y muerte de Jesús. Eso es para mí una señal de que la propia humanidad del Cristo es el mejor argumento de su divinidad. Si la teología clásica ponía énfasis en la divinidad de Jesús, la nueva cristología destaca la divinidad en Jesús. No endiosa al humilde galileo: lo entusiasma. Como dice otra víctima de la Inquisición, el teólogo franciscano Leonardo Boff: “Sólo Dios puede ser tan humano”.

Últimos artículos

Segundo día de movilización estatal contra el genocidio en Palestina 25F

kaosenlared Este 25 de febrero volvemos a salir a las calles por el fin del...

Palestina. Medio millón de palestinos al borde de la hambruna al norte de Gaza

Resumen Latinoamericano Procesan comida para animales ante escasez de alimentos En el día 140 de...

Carta por la paz: que se callen las armas -- Varios autores

Rebelión Al cumplirse dos años de la guerra entre Ucrania y la Federación de Rusia...

Noticias similares

Segundo día de movilización estatal contra el genocidio en Palestina 25F

kaosenlared Este 25 de febrero volvemos a salir a las calles por el fin del...

Palestina. Medio millón de palestinos al borde de la hambruna al norte de Gaza

Resumen Latinoamericano Procesan comida para animales ante escasez de alimentos En el día 140 de...

Carta por la paz: que se callen las armas -- Varios autores

Rebelión Al cumplirse dos años de la guerra entre Ucrania y la Federación de Rusia...