InicioRevista de prensaespiritualidadPaco Girón##Juan García Muñoz

Paco Girón -- Juan García Muñoz

Publicado en

Huelva buenas noticias

» Paco tenía el don de la curación, si no del cuerpo, sí del espíritu. Transmitía paz y alegría a aquellas personas postradas y deshechas. Del cuerpo, ya se ocupan otros, decía.
Huelva recuerda a la figura de Paco Girón.
. El sábado, día 13 de abril, en la Casa Paco Girón, nos volvimos a reunir para celebrar la memoria de Paco en el aniversario de su ordenación sacerdotal.
Quisiera, si me lo permitís, esbozar unos trazos de su vida, que nos ayudarán a ver y celebrar la vida de otra manera.

Paco fue un testigo privilegiado del amor de Dios. Nos enseñó con su entrega desinteresada y sin horas, que sólo el servicio nos hace felices, él lo era. Porque sólo si “nos aficionamos” a darnos, a entregarnos sin reservas, experimentaremos que sólo el amor merece la pena. Y que sólo desde el amor y el “querer con toda el alma”, como nos decía tantas veces, experimentaremos al Dios de Jesús.

Así lo aprendió del Evangelio, porque al estudiar y rezar cómo era Jesús, cómo miraba a las personas, cómo se acercaba a los que sufren, cómo buscaba a los perdidos, cómo acogía a los pequeños, asimiló con la experiencia vivida de cada día, el amor de Dios manifestado en Jesús.

Escogió un Barrio Obrero (El Higueral) con otros compañeros para anunciar el Evangelio desde la palabra y el compromiso. Bien que sabía que para anunciar el Evangelio hay que estar cerca de los sencillos, vivir en libertad sin ataduras, comprometerse con la causa de los desfavorecidos y tener como norte y guía al Señor Jesús. Esto sucedía por el mes de septiembre de 1975.
La Casa Paco Girón abrirá sus puertas en el mes de mayo.

La Casa Paco Girón abrirá sus puertas en el mes de mayo.

Amó al barrio con todo su cariño y toda su entrega. Y le amaban todos, no importa la edad, el color, el trabajo o el lugar. Todos los vecinos del barrio conocían, respetaban y querían a Paco. Sólo algunos abusaban de su generosidad y entrega. Ni para ellos tuvo palabras duras ni guardó rencor. Nunca habló mal de nadie. Por encima de las circunstancias estaba el amor y la comprensión.

Tenía una sensibilidad abierta hacia lo impredecible e intuía que detrás de cada esquina del barrio podría haber un encuentro que se convertiría en fiesta. Porque tenía el don de la curación, si no del cuerpo, sí del espíritu. Transmitía paz y alegría a aquellas personas postradas y deshechas. Del cuerpo, ya se ocupan otros, decía.

Su testimonio constante de entrega a todos: pequeños y adultos, cultos e incultos, ricos y pobres, sanos y sobre todo enfermos nos hace ser más cristianos y mejores seguidores de Jesús. Paco fue un hombre para los demás. Su vida nos ha transmitido la Buena Noticia de que Dios está presente entre nosotros. Ha sido un regalo de Dios el haber conocido, el haber querido, el haber compartido unos años con él.

Creo que Paco, al igual que el Señor, no quiere admiradores, sino seguidores. Podemos seguir su obra, colaborando con aquellos proyectos que animó. Uno de ellos es su Casa, que la Fundación Valdocco ha construido en la barriada de La Florida -junto al complejo deportivo El Saladillo-, para albergar a jóvenes de entre 18 y 30 años en tanto que se integran laboralmente y puedan independizarse. Se trata de dar techo y cobijo a personas que lo necesitan, jóvenes provenientes de centros de internamientos desde su infancia o de centros de menores.

Últimos artículos

Un justo entre las naciones -- Leonardo Boff

Enviado a la página web de Redes Cristianas Ante las polémicas y ataques que viene...

Recuperar la igualdad de género en el cristianismo -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo "Sin las mujeres es posible que no hubiera surgido...

Mañana la «Revuelta de las mujeres en la Iglesia.

ATE Hasta que la igualdad se haga costumbre" convoca a diferentes grupos de mujeres...

Noticias similares

Un justo entre las naciones -- Leonardo Boff

Enviado a la página web de Redes Cristianas Ante las polémicas y ataques que viene...

Recuperar la igualdad de género en el cristianismo -- Juan José Tamayo, teólogo

El blog de Juan José Tamayo "Sin las mujeres es posible que no hubiera surgido...

Mañana la «Revuelta de las mujeres en la Iglesia.

ATE Hasta que la igualdad se haga costumbre" convoca a diferentes grupos de mujeres...