InicioRevista de prensatemas socialesMÚSICA Y NUEVAS PETICIONES DE JUSTICIA EN EL CUARTO ANIVERSARIO DE LA...

MÚSICA Y NUEVAS PETICIONES DE JUSTICIA EN EL CUARTO ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE JOSÉ COUSO

Publicado en

José CousoEl Mundo.es

8 de abril de 2003. Bagdad. Un tanque de las tropas estadounidenses levanta su cañón, apunta al Hotel Palestina y dispara. El proyectil impacta en la planta 14 y termina con la vida del cámara de Telecinco José Couso y su colega de Reuters Taras Protsyuk. Cuatro años después, sus familiares han vuelto a salir a la calle para exigir justicia.

La cita se ha convocado, una vez más, ante la embajada de EEUU en Madrid. Convencidos de que fue un crimen de guerra, familiares, amigos y compañeros de Couso se han congregado allí para recordar que la causa sigue abierta y hacer ver a los representantes norteamericanos que no olvidan lo que pasó.

En un acto reivindicativo, les han exigido de nuevo que cumplan los tratados internacionales y colaboren para juzgar a los tres militares implicados -el sargento Thomas Gibson; el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp, responsable del Regimiento-. No ha quedado fuera de sus críticas la situación que atraviesa Irak, de la que responsabilizan a EEUU, país al que exigen el fin de la ocupación.

Varios centenares de personas se han dado cita en la concentración. Entre ellas, muchos representantes de medios de comunicación y alguno del mundo de la cultura, como el cineasta Montxo Armendáriz o los actores Guillermo Toledo y Juan Diego Botto. Algunos de los congregados portaban pancartas con lemas como «Justicia», «EEUU mata a los testigos» o «Couso, asesinado por USA».

Los hermanos de Couso, David y Javier, y su madre, Maribel Permuy, han tomado la palabra para pedir justicia una vez más. Y van muchas. David ha hecho balance de estos cuatro años de lucha: «Hemos vivido muchas situaciones de desánimo y otras de euforia, pero todavía tenemos la esperanza de que se investigue su muerte y la justicia pueda hacer su trabajo». «La falta de colaboración de EEUU impide que los soldados declaren y aclaren lo que pasó ese día. Nos tropezamos con la misma china de siempre: la impunidad de EEUU, que no respeta los tratados internacionales», denuncia.

El juez Pedraz dictó el pasado mes de enero una orden de detención internacional contra los tres militares que, en la práctica, carece de efecto porque EEUU no extradita a sus ciudadanos. Sin embargo, si saliesen de territorio estadounidenses podrían ser detenidos.

Especialmente emotiva ha sido la intervención de Permuy. «Tengo grabados en mi retina los rostros de los tres asesinos de mis hijos. Cada vez somos menos; la gente se cansa y olvida, pero mi herida sigue sangrando y no sólo por mi hijo, también por los miles de cuerpos que veo destrozados en cualquier pueblo de Irak», ha afirmado.

También han participado las periodistas Olga Rodríguez y Teresa Aranguren, que han leído un manifiesto contra la impunidad de EEUU, y el activista árabe Houmad El Kadiri. Raimundo Amador, Mercedes Ferrer y el grupo de percusión Samba Da Rua han sido los encargados de poner la nota musical a un acto de protesta con tono lúdico.

Cuatro años exigiendo justicia
José Couso murió cuando cubría para Telecinco la ocupación de Irak. Tenía 37 años, esposa y dos niños pequeños. Estaba en su habitación del Hotel Palestina, refugio de la prensa independiente en esos primeros días de guerra, cuando recibió el trágico disparo.

Desde entonces, su familia no ha dejado de pedir justicia. En mayo de 2003, un mes después del ataque, presentaron una querella ante la Audiencia Nacional contra los «autores, cómplices y cooperadores necesarios» de su fallecimiento. Pidieron además el interrogatorio de los tres soldados implicados, pero el Departamento de Justicia de EEUU rechazó la iniciativa.

Entonces, el juez Pedraz ordenó la busca y captura y detención internacional, a efectos de extradición, de los militares. Sin embargo, su decisión quedó sin efecto después de que la sala de lo penal de la Audiencia acordara archivar la causa al considerar que fue un «acto de guerra contra enemigo erróneamente identificado» y que España no es competente para juzgar a militares norteamericanos.

Finalmente, Pedraz pudo reactivar las órdenes internacionales de detención después de que, el 5 de diciembre de 2006, el Tribunal Supremo estimara por unanimidad el recurso interpuesto por la familia del periodista para que se reabriese el caso.

El gesto judicial está hecho, pero los esfuerzos de Pedraz chocan con la falta de cooperación de EEUU por lo que, cuatro años después, la familia sigue exigiendo justicia.

Últimos artículos

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...

Noticias similares

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...