InicioRevista de prensaiglesia catolicaMientras el Vaticano pide mesura, la Iglesia española apuesta por el enfrentamiento...

Mientras el Vaticano pide mesura, la Iglesia española apuesta por el enfrentamiento directo

Publicado en

El PLural

Recomienda a los medios de la Iglesia una comunicación «amable y correcta en el estilo»
La Iglesia española parece separarse del ideario Vaticano o, por lo menos, de los esfuerzos de la institución por acercar su fe a una sociedad poscristiana y relativista. Mientras los de Roma han empezado a comprender que parte del éxito de la Jerarquía eclesiástica pasa por saber comunicar, que “no es lo mismo que dar discursos”, el grueso de los obispos españoles parece ir en la direccion opuesta, o al menos eso sugiere la continuidad en la COPE de Federico Jiménez Losantos, la voz más crispada de la derecha mediática nacional.

Desde Roma se pide responder a las críticas con “ponderación y sin desmesuras”, tal como recoge El País. “La última moda (…) parece sugerir el camino opuesto al que han elegido los obispos españoles”, escribe Miguel Mora, corresponsal del periódico en Italia, refiriéndose a la polémica renovación de Jiménez Losantos en la emisora del episcopado.

El Vaticano apuesta por la comunicación
En este sentido, la Universidad del Opus Dei en la capital italiana ha organizado un seminario para estudiar los problemas y corrientes de la comunicación católica en el siglo XXI. Un estudio que parte de la premisa de que la Iglesia debe llegar más y mejor para influír y estar presente en el mundo contemporáneo. Curiosamente, en este punto de partida ya se incluyen dos matices más propios del universo mediático que de la esfera religiosa: decir la verdad –algo propio del periodismo- y sin aburrir –el peor pecado para los cineastas-.

Renovarse o morir
La Iglesia parece comprender aquello de renovarse o morir y, según Marc Carroggio, profesor de relaciones con los medios y director de comunicación del Opus Dei en Roma, debe abrazar “la cultura de la controversia mediática” aceptando, sin embargo, “que la controversia es una oportunidad, no un peligro”. Una comunicación que debe “ser amable y correcta en el estilo” con el fin de obtener el consenso de los receptores.

Sinceridad y valentía
Quizás uno de los puntos más novedosos de este nuevo ideario católico comunicacional es la apuesta por la sinceridad. El Papa, según Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, “tiene la valentía de decir la verdad”, comprendiendo que esto es un trámite necesario para curar las heridas del pasado o afrontar los escándalos en el seno de la institución –por ejemplo, en el caso de las denuncias de abusos sexuales en Estados Unidos-.

Hablar o callar
Hete aquí el dilema, según Austen Ivereigh, del Arzobispado de Westminster, de la comunicación eclesiástica. La idea se resume en una frase de Abraham Lincoln, que cita el mismo Ivereigh: “Mejor quedarse callado y que piensen que uno es tonto, a abrir la boca y despejar las dudas”.

Obispos a la defensiva
Pero mientras una rama de la Conferencia Episcopal se desmarca del “dolor de cabeza permanente” que significa la COPE, en palabras del cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, la línea general del episcopado sigue considerando a los periodistas “mensajeros del mal” al tiempo que toma una actitud defensiva contra lo que consideran maltratos de la prensa. “Si hubiéramos actuado como hacen otras instituciones que se defienden, tendríamos que estar en los juzgados todos los días”, declaró el líder de la Conferencia, haciendo alarde de una moderación que, paradójicamente, brilla por su ausencia.

Obispos críticos con la COPE
Entretanto, la rama más comedida del Episcopado español, personificada por el cardenal Amigo, apuesta por tomar el Evangelio como “libro de estilo” para los periodistas católicos. En el mismo sentido, Joaquín Luis Ortega, ex portavoz de la CEE, exhorta a los clérigos a pedir a la COPE “fidelidad integral a su identidad eclesial”.

“El Vaticano está informado [sobre la COPE] y desea una emisora que no genere dificultades”, declaró ayer a La Vanguardia Lluís Martínez Sistach, cardenal de Barcelona. Una línea moderada que contrasta, sin embargo, con el núcleo duro de la Conferencia que, nunca mejor dicho, pretende ser más papista que el Papa.

Últimos artículos

Brotes verdes en la Iglesia católica -- Juan José Tamayo

Éxodo NºÉxodo 162-163 Me piden un artículo sobre los brotes verdes en la Iglesia católica para...

Más de dos millones de musulmanes comienzan este jueves el mes de Ramadán

Religión Digital El 42 % de los musulmanes es español mientras que el 58 %...

Mienten: el sistema bancario no es sólido. Los bancos están quebrados y bajo una regulación defectuosa -- Juan Torres

Ganas de escribir Publicado en Público.es el 17 de marzo de 2023 Las autoridades de Estados...

Noticias similares

Brotes verdes en la Iglesia católica -- Juan José Tamayo

Éxodo NºÉxodo 162-163 Me piden un artículo sobre los brotes verdes en la Iglesia católica para...

Más de dos millones de musulmanes comienzan este jueves el mes de Ramadán

Religión Digital El 42 % de los musulmanes es español mientras que el 58 %...

Mienten: el sistema bancario no es sólido. Los bancos están quebrados y bajo una regulación defectuosa -- Juan Torres

Ganas de escribir Publicado en Público.es el 17 de marzo de 2023 Las autoridades de Estados...