InicioRevista de prensatemas socialesLas factorías de Navantia en Cádiz, abocadas al cierre si se aceptan...

Las factorías de Navantia en Cádiz, abocadas al cierre si se aceptan las presiones de Galicia -- José Contreras

Publicado en

elmundo

Trabajadores de la factoría de Navantia de la Bahía de Cádiz demandan carga de trabajo.
En el debate sobre el futuro de Navantia, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, defiende que se tengan en cuenta los «balances diferenciados» de los astilleros a la hora de tomar decisiones en el plan estratégico del grupo público, que hoy será conocido por los sindicatos en Madrid. «Hay muchos intereses en juego, y Galicia juega los suyos», ha declarado Feijóo, dejando visible una estrategia política que, de ser asumida por el Gobierno de la Nación, llevaría al cierre de centros y a una tercera reconversión naval que en el caso de la Bahía de Cádiz supondría un golpe mortal tras la deslocalización de Delphi, el cierre de Visteon y el fracaso del Plan Bahía Competitiva, objeto de investigación judicial en la actualidad.

Rentabilidad

¿Qué dicen esos balances? Pues que solo las factorías de Ferrol-Fene, pese a la crisis, arrojaron un resultado positivo de 67,5 millones entre 2008 y 2012. Y que los tres astilleros gaditanos (Puerto Real, Cádiz y San Fernando) acumularon en ese período más de 380 millones de euros en pérdidas, y casi 11 millones el centro de Cartagena. Y que si el balance se remonta a 2005, las factorías gaditanas acumularon pérdidas por más de 470 millones de euros.

Pese a esas cifras, la angustia crece en Ferrol porque en pocos días abandonará el astillero público ferrolano el último barco que quedaba en construcción, el LHD ‘Adelaide’, encargado por la Armada australiana. Unos 600 empleados de subcontratas podrían perder su empleo, y buena parte de la plantilla de Navantia, formada casi 2.400 trabajadores entre Ferrol y Fene.

La falta de encargos ha provocado la destrucción de más de 3.200 empleos directos. Este pasado domingo, miles de personas salieron a la calle en Ferrol en demanda de carga de trabajo y alertando de un estallido social si no se remedia la situación.

El Estado es quien financia Navantia ya que de hecho de su pasivo -en torno a 4.600 millones- unos 3.000 millones de deudas son préstamos sin interés concedidos por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, esencialmente orientados a financiar encargos de Defensa. El acompasamiento de los proyectos y los cobros permite su ejecución.

Los sindicatos ven además con gran preocupación el incremento de un 25% de la plantilla de la sede central de Navantia (Madrid), también en números rojos, ya que el año pasado perdió casi 12 millones, según fuentes del grupo público naval.
Segregar centros

El Bloque Nacionalista Gallego cree que los balances señalan el camino a Galicia. «Hay que segregar los centros de Ferrol y Fene de la Navantia estatal porque está lastrando el desarrollo de los astilleros gallegos, más competitivos y productivos, que están perdiendo mercado por la rémora que significa el resto de Navantia», afirma su portavoz nacional, Xavier Vence.

Con estos datos encima de la mesa, sin solidaridad territorial, política y menos aún empresarial, el grupo público Navantia, con factorías en Ferrol, Fene, Cartagena, Puerto Real, San Fernando y Cádiz, expondrá hoy lunes a los sindicatos un plan estratégico que persigue poco menos que la cuadratura del círculo, mantener el empleo con ajustes severos.
Los metaneros

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pide «margen de tiempo» para que fructifiquen las gestiones del Gobierno y la propia Navantia para conseguir contratos. Eso dijo la semana pasada en la sesión de control, tras ser interpelado por la diputada gaditana Mamen Sánchez. El plan estratégico podría ser papel mojado por la pérdida, de momento, del contrato de cuatro buques metaneros (la especialidad del astillero de Puerto Real, ahora vacío) encargados por Stream, la sociedad de Gas Natural y Repsol, a astilleros de Corea del Sur y Japón.

Según el Colegio de Ingenieros Navales, «España tiene la experiencia y las capacidades para efectuar el encargo con éxito, porque ya lo ha hecho. Entre 2000 y 2007 construyó 6 buques similares en menos plazo del requerido, al precio establecido y a plena satisfacción del cliente». El proyecto daría empleo directo a unas 6.500 personas de promedio cada año durante 3 años en Andalucía, Galicia y País Vasco. Supondría 12 millones de horas de trabajo, e involucrará directamente a más de 400 empresas de las zonas.

La controversia y las dudas son grandes porque mientras el PP de Cádiz apenas reacciona públicamente y asegura que aún hay esperanza, que las conversaciones a alto nivel no cesan (eso afirma el senador Antonio Sanz), las propias compañías no creen que haya marcha atrás porque los contratos se han firmado. Y todo ello basado en informes técnicos usados por las navieras Knutsen y Elcano que dejan en muy mal lugar a la industria naval española.

Últimos artículos

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...

Noticias similares

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...