InicioRevista de prensatemas sociales"La prisión permanente revisable no soluciona nada, no cree en la reinserción"##Jesús...

«La prisión permanente revisable no soluciona nada, no cree en la reinserción» -- Jesús Bastante

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

(religión digital)
CAPELLANES CATÓLICOS CUESTIONAN LA LEY, CUYA DEROGACIÓN HA APROBADO EL CONGRESO
Florencio Perelló: «Si yo estuviera a favor de esta medida, no podría ir a visitar a los presos»
«Odia el delito y compadece al delincuente». La frase de Concepción Arenal estaba marcada a fuego en todas las cárceles españolas hasta que, a finales de los ochenta, este lema fue desapareciendo de los carteles por orden de las autoridades penitenciarias. La expresión sirve como anillo al dedo para el actual debate, incendiado por la recientes tragedias, vividas a flor de pie, por la ciudadanía, sobre la polémica Prisión Permanente Revisable.

Son muchas las preguntas en torno a este término: los más críticos hablan de ‘cadena perpetua encubierta’ o del ‘fin de la reinserción’, mientras que sus defensores apuestan por que una sanción tan dura pueda ser una medida disuasoria, que evite que se den casos como el de Diana Quer, la pequeña Mariluz o, aún con los sentimientos a flor de piel, el pequeño Gabriel. ¿Y qué opina la Iglesia de todo esto?

Hoy mismo, el Congreso de los Diputados ha echado para atrás dos propuestas, de PP y Ciudadanos, que buscaban endurecer esta norma (aprobada en 2015 con la mayoría absoluta de los populares, y que sólo ha sido aplicada en un caso hasta la fecha), cuya constitucionalidad ha sido cuestionada por muchos. El Tribunal Constitucional aún debe resolver una cuestión planteada por el PSOE. Del mismo modo, los diputados han aprobado una proposición del PNV para iniciar los trámites para su derogación. Algo que, según los expertos consultados, puede llevar años, y quedar en agua de borrajas si, en unas hipotéticas elecciones, cambia el actual mapa parlamentario.

«La Conferencia Episcopal no se ha pronunciado aún», subraya, en conversación con RD, Florencio Perelló, secretario de la Comisión de Pastoral Penitenciaria. Son muchos los capellanes y voluntarios católicos que trabajan cada día, codo con codo, con las personas privadas de libertad. «Algunos han cometido errores puntuales, y otros son unos monstruos. Pero en todos los casos, desde el Evangelio, tenemos que mirarlos como lo haría Jesús, y trabajar en la posibilidad de una reinserción», apunta un religioso, que dos veces por semana trabaja con internos en una cárcel andaluza y que prefiere no dar su nombre.

Perelló, probablemente el mayor experto de la Iglesia española en temas carcelarios, es de la misma opinión. «No creo que la prisión permanente vaya a solucionar nada», explica, poniendo continuos ejemplos de sus tres décadas visitando las prisiones de nuestro país, y conociéndose al dedillo la legislación penitenciaria. «Ya tenemos un sistema penal con penas durísimas. Hay gente que ha cumplido hasta 40 años efectivos», subraya.

Estar en contra de la cadena perpetua, o de la pena de muerte o como, en este caso, de la prisión permanente revisable, no implica no estar en la piel de las víctimas de los delitos, más aún si se trata de asesinatos de menores. «El Evangelio de Jesús es claro, igual que la frase de Concepción Arenal: condena el pecado (en este caso el delito), pero compadécete del pecador, del delincuente», nos cuenta el capellán de Andalucía.

Perelló reclama «otro tipo de reflexión, porque ahora, muchos, están hablando desde el sentimentalismo o el electoralismo». En su opinión, «tenemos un sistema penal mucho más duro que el de países de nuestro entorno, que también contemplan esta medida. Pero en estos, la media de revisión de pena, por ejemplo, está en 17 años, no entre los 25 y 35 de la española».

«Las medidas disuasorias son un tanto ficticias», señala el secretario de Pastoral Penitenciaria, quien pone el ejemplo de EE.UU., donde hay 32 estados con pena de muerte y, sin embargo, «es el país con más presos del mundo, tanto en número como en proporción».

En este debate, queda muy claro el significado de ‘Prisión Permanente’, pero no tanto el adjetivo ‘Revisable’. «Yo coincido con muchos juristas -apunta Florencio Perelló-: todo condenado debe saber cuándo va a salir». En el trabajo de los capellanes, es vital la esperanza de un futuro en libertad, lo que no existe, en la práctica, con la prisión permanente revisable.

«¿Qué se puede hacer con una persona que sabe que tal vez nunca salga de prisión? ¿Qué motivación puede tener, qué esperanza?», reflexiona Mercedes Gallizo, durante años directora de Instituciones Penintenciarias, y una de las firmes opositoras a esta medida.

«Hay muchas lagunas -constata Perelló-. En Pastoral Penitenciaria, resulta muy difícil trabajar con personas que no saben si van a salir, es imposible motivarlas, que crean en su propia reinserción». «Si yo estuviera a favor de esta medida, no podría ir a visitar a los presos», añade.

«Esta ley no cree en la reinserción, y si niegas la reinserción a una persona, aunque sea la persona más vil, le estás negando la posibilidad de cambio», apunta el religioso andaluz. Frente a ello, Perelló propone iniciativas como las de justicia restaurativa, que «ya se ha demostrado que están funcionando». Pero «estamos en una encrucijada: si lo sentimental se impone, la política y la pastoral penitenciarias van a quedar diluidas», concluye.

Últimos artículos

Francisco: «Todos, deténganse. Detengan la guerra (…), ni antipalestinos ni antisemitas» -- Salvatore Cernuzio

Religión Digital "El Evangelio es para todos (...), yo también soy pecador", afirma en la...

Argüello, sobre el ‘cisma’ de las clarisas: «Por un edificio no se llega a negar el Concilio Vaticano II y la autoridad de todos...

Religión Digital El presidente de la CEE anuncia "medidas", sin concretar, ante el escándalo "La...

Juan Torres: “Las derechas, en esta época neoliberal, se han hecho revolucionarias. Las izquierdas han dejado de soñar” -- Rodrigo Ponce de León

el diario “La izquierda hace mucho tiempo, desgraciadamente, que se ha divorciado del pensamiento crítico...

Noticias similares

Francisco: «Todos, deténganse. Detengan la guerra (…), ni antipalestinos ni antisemitas» -- Salvatore Cernuzio

Religión Digital "El Evangelio es para todos (...), yo también soy pecador", afirma en la...

Argüello, sobre el ‘cisma’ de las clarisas: «Por un edificio no se llega a negar el Concilio Vaticano II y la autoridad de todos...

Religión Digital El presidente de la CEE anuncia "medidas", sin concretar, ante el escándalo "La...

Juan Torres: “Las derechas, en esta época neoliberal, se han hecho revolucionarias. Las izquierdas han dejado de soñar” -- Rodrigo Ponce de León

el diario “La izquierda hace mucho tiempo, desgraciadamente, que se ha divorciado del pensamiento crítico...