InicioRevista de prensaespiritualidadLa partícula de Dios##José A. Carmona

La partícula de Dios -- José A. Carmona

Publicado en

Sanbartolome60

El bosón de Higgs
Hoy, cuatro de julio, las noticias de los canales de televisión nos han martilleado con la noticia, por cierto muy importante, importantísima, del hallazgo de una partícula nueva desconocida hasta hoy y que muy probablemente corresponda al llamado “bosón de Higgs”. Por lo que he podido ver, todos los canales televisivos, cómo no, han caído en el sensacionalismo más desequilibrante.

No así los científicos entrevistados por dichas televisiones, quienes han mantenido la serenidad sin alarmismos, situando el descubrimiento como el posible dintel de una nueva concepción de la física. Algo verdaderamente importantísimo para la humanidad, pero a infinita distancia de lo que dicen las noticias de las televisiones : se ha descubierto cómo fue el Bing-Bang (“bienaventurados aquellos que no están pendientes del televisor” me decía mi maestro-amigo Panikkar).

Lo perverso es que lo que queda en el pueblo es lo dicho en “la tele”, y así se va deformando cada vez más la opinión popular, basada siempre en la ignorancia. Y si esta ignorancia es sobre “las cuestiones últimas”, como decía Tillich, peor que peor.

Lo que a mi juicio ha acabado de empeorar la manipulación de la ignorancia del pueblo ha sido la intervención de la Conferencia Episcopal, que ha estado impregnada de un buen desprecio hacia la física y una defensa oculta del libro del Génesis. Despreciar la física es despreciar la inteligencia humana, es despreciar al hombre. Afirmar que la Fe es la creencia en Dios es despreciar la Fe. La Fe es la experiencia mantenida y compartida, cotejada, de Dios, del Misterio, de lo Profundo, de Las Cuestiones Últimas, experiencia que ilumina la vida desde la Vida.

Me temo que quienes piensen que hay contradicciones entre la Fe y el conocimiento científico está aún bajo la influencia del Modernismo. Occidente con el Medievo y en el Modernismo ha ido caminando siempre bajo la égida de un “absolutismo de cuadrante”, y lo malo es que muchos siguen bajo dicha égida.

Me explico:
La Realidad es una e indivisible pero nos aparece con cuatro perspectivas distintas (como las dos caras de una moneda). Estas perspectivas son: exterior individual, exterior social, interior individual, interior social o cultura. Lo que se llama los cuatro cuadrantes.

Lo exterior individual, que es el campo de las ciencias, es la Realidad en tanto en cuanto puede ser percibida por los sentidos o sus extensiones (microscopio, acelerador de partículas…). Nunca dirán, ni pueden decir nada de lo interior, por ejemplo, de los sentimientos, de la música de la que harán, con su razón, vibraciones de ondas y no lo que sentimos en nuestro interior, de la alegría que explicarán, también con su razón, como reacción del sistema límbico, pero la alegría nunca la sentiremos como reacción límbica, sino eufórica…

Lo exterior social, que son las estructuras sociales de la Realidad. También percibidas por los sentidos, siempre con el apoyo de la inteligencia, lo mismo que en el caso anterior. No me refiero solamente a las formas sociales humanas, desde la época de familias cavernícolas a los estados actuales, pasando por las tribus, sociedades hortícolas neolíticas…, sino también a las galaxias, sistemas planetarios, ecosistemas… Y a los medios de producción que acompañan esta evolución (hortícola, agrario, industrial, informático…).

Lo interior individual o conciencia subjetiva (no caprichosa ¡Qué mal utilizamos el lenguaje hasta deformarlo!) o interior. Por seguir con un ejemplo ya dicho, cuando hay una alteración del sistema límbico –algo exterior- experimentamos alegría, y esa experiencia de la alegría es personal e intransferible, la podemos explicar con palabras o gestos, la podemos contagiar pero cada uno tendrá la suya, no la podemos transferir. Lo mismo podríamos decir del pensamiento, del amor… de la Fe. Para conocer lo interior es necesaria la hermenéutica.

Lo interior colectivo o cultura. Es el conjunto de significados y valores interiores, compartidos dentro de una sociedad. Si la sociedad es mundial ¡Genial! En este cuadrante tiene una importancia enorme la visión del mundo. No tiene la misma visión del mundo el ignorante que el sabio, el hombre de creencias firmes y acérrimas que el abierto a la Verdad en toda su dimensión…

En toda la historia de la humanidad, prácticamente, un cuadrante se ha impuesto sobre los otros tres, a los que incluso ha llegado a negar entidad. En el Medievo se impuso el interior individual (teocracia), en la modernidad el exterior individual (ciencias) que ha llegado a negar la dimensión subjetiva, hoy en muchos aspectos su existencia sigue siendo negada en muchos sectores académicos (se entiende la ciencia como absoluto) . He escuchado esta tarde decir a un periodista de mucho prestigio en Cataluña: “porque usted como físico no creerá en Dios”, al entrevistar a un catedrático de la UB. ¡Cuánta ignorancia sobre las cuestiones últimas se ha infiltrado en el mundo académico!

De la visión de estos cuatro cuadrantes es fácil deducir que son cuatros los aspectos que de Verdad de los que se puede hablar. Verdad, veracidad, rectitud y ajuste funcional, los llama Wilber.
Teniendo en cuenta estos cuadrantes es imposible la afirmación de que la física sustituye a Dios, ¡La llamada partícula de Dios! ¡Cuánta estupidez oficializada en las televisiones!

Es fantástica la visión de profundidad sobre la Realidad que nos aporta a la humanidad este nuevo descubrimiento de la física. Pero decir que el objeto de la misma no tiene nada que ver con Dios, es lo mismo que afirmar que no tiene nada que ver con la Realidad. Lo insensato es crearse un Dios como el Otro y distinto de la Realidad misma, o peor aún enfrentado a ella, pues parece claro que la física y la idea del creacionismo van por caminos contradictorios.
¡Abramos los ojos, los de la carne, el de la mente, el de la FE (San Buenaventura) y percibamos en una experiencia iluminada la Realidad-Misterio!

La física no solamente no se opone sino que nos acerca a lo Divino. No destruye la Fe, lo único que va destruyendo es el ídolo mental al que llamamos Dios y en el que apoyamos nuestras creencias que nos dan seguridad.

carmonabrea@yahoo.es

Últimos artículos

Segundo día de movilización estatal contra el genocidio en Palestina 25F

kaosenlared Este 25 de febrero volvemos a salir a las calles por el fin del...

Palestina. Medio millón de palestinos al borde de la hambruna al norte de Gaza

Resumen Latinoamericano Procesan comida para animales ante escasez de alimentos En el día 140 de...

Carta por la paz: que se callen las armas -- Varios autores

Rebelión Al cumplirse dos años de la guerra entre Ucrania y la Federación de Rusia...

Noticias similares

Segundo día de movilización estatal contra el genocidio en Palestina 25F

kaosenlared Este 25 de febrero volvemos a salir a las calles por el fin del...

Palestina. Medio millón de palestinos al borde de la hambruna al norte de Gaza

Resumen Latinoamericano Procesan comida para animales ante escasez de alimentos En el día 140 de...

Carta por la paz: que se callen las armas -- Varios autores

Rebelión Al cumplirse dos años de la guerra entre Ucrania y la Federación de Rusia...