InicioRevista de prensatemas socialesLa derecha paraguaya quiere convertir a Lugo en otro Zelaya##Ricardo Daher

La derecha paraguaya quiere convertir a Lugo en otro Zelaya -- Ricardo Daher

Publicado en

Adital

Sólo la democracia representativa es válida para los partidos políticos en el parlamento del Paraguay
El pasado sábado, Fernando Lugo cumplió un año al frente del gobierno de Paraguay haciendo un llamado para profundizar la democracia y hacerla más participativa.

Un día antes, la mayoría de los partidos políticos representados en el Congreso firmaron una «declaración demócratica» en la que reiteraban que la única democracia posible es la «democracia representativa» descartando la posibilidad de consultar a la población mediante plebiscitos como en alguna ocasión planteó el presidente Lugo. La similitud con el caso hondureño no pasó desapercibida, y el mandatario paraguayo debió declarar que no iba a ser desplazado de su cargo como hicieron con Manuel Zelaya.

Más allá de los magros resultados de un año de un gobierno del que se esperaba mucho, los partidos tradicionales, y casi toda la prensa nacional, han intentado encorsetar al presidente para evitar que realice cambios. Todos los medios de prensa nacionales funcionan como voceros de la oposición y cada nota periodística es una editorial contra el gobierno, algunas veces con un claro llamado a terminar, por la vía parlamentaria, con el mandato de Lugo.

El presidente Fernando Lugo no cuenta con apoyo parlamentario. Sólo tiene tres senadores en un total de 48, y apenas dos diputados en un total de 80. El Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) del vicepresidente Federico Franco, que tenía la mayor bancada del gobierno (14 senadores y 29 diputados), rompió con la coalición Alianza Patriótica para el Cambio, y se acercó en el parlamento, a UNACE, una escisión del Partido Colorado, liderado por el ex general golpista, Lino Oviedo.

Las presiones para que Lugo renuncie y no culmine su mandato, provienen de todos los campos, y hasta el encuestador Enrique Chase, autor de un último sondeo que le atribuyó al mandatario una popularidad del 40%, adelanta el fin anticipado del gobierno. «La percepción de la gente es que no terminará su mandato», remarcó el encuestador. Mientras, el vicepresidente, Franco, subraya en cada oportunidad, que «estoy preparado para gobernar».

Tras la reciente jugada de la declaración democrática, que el presidente Fernando Lugo no respaldó, el presidente del Congreso, Miguel Carrizosa, acusó al mandatario de ponerse al margen de la Constitución, y sostuvo que «debería renunciar». El también influyente líder de Unace, Lino Oviedo, también dijo que el presidente actuaba de «manera inconstitucional» al no firmar el documento, y no descartó iniciar movilizaciones contra el gobierno. Otros dirigentes políticos no descartan promover en el futuro inmediato un juicio político al presidente en el parlamento -controlado por la oposición- después de haber descartado esa opción cuando los escándalos políticos por la paternidad no reconocida del presidente.

Democracia es solo votar cada cinco años

En el pasado mes de julio, desde el Congreso se comenzó a manejar el concepto de impulsar «una agenda país» por la cual el poder Ejecutivo y el Legislativo se pusieran de acuerdo en temas comunes. El principal impulsor de la iniciativa, el presidente del Congreso, Miguel Carrizosa, del minoritario Partido Patria Querida (PPQ), le ofrecía un cuestionado apoyo parlamentario para ciertos temas. En declaraciones a la prensa mencionó la seguridad, el desarrollo, la defensa de la propiedad privada y el compromiso de respeto de la democracia.

La primera iniciativa concreta de esa agenda, fue la presentación del documento de «compromiso democrático». El presidente Lugo, carente de respaldo parlamentario, inició la negociación con el parlamento, y contrapuso su propia declaración de compromiso democrático. Pero estaba visto que el documento presentado por el congresista, además de reiterar conceptos ya incluidos en la Constitución del país, y por lo tanto redundantes, tenía una pequeña trampa: hacer que el presidente renunciara a toda iniciativa de consulta popular.

La exigencia se parecía demasiado al planteo del Congreso de Honduras con el que se justificó el golpe de Estado en ese país. El presidente Zelaya había convocado a una consulta no vinculante a la ciudadanía, y eso sirvió para que los golpistas lo desplazaran del poder. La iniciativa planteada por Carrizosa deja bien claro que la participación ciudadana en la democracia se limita al sufragio, y que serán después las autoridades de los partidos y sus representantes en el parlamento, los que tomen las decisiones.

En su contradocumento, el Ejecutivo reclamó la exigencia de que ambos poderes fortalezcan los canales políticos y sociales de participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones. Con ese planteo, Lugo estaba siendo fiel a lo expresado tanto en la campaña electoral que lo llevó al poder, como después de haber asumido la presidencia, es decir, que la participación ciudadana no se limita al solo hecho de votar.

Aunque la Constitución admite la posibilidad de la consulta popular, el acordar un documento en que los partidos representados en el parlamento y el presidente de la república se comprometían a sostener sólo la democracia representativa, estaba limitando al presidente a recurrir al mecanismo de la consulta popular. El proyecto de Carrizosa, aprobado por todos los partidos de la oposición, dice que los partidos políticos son los canales adecuados para la participación política, para la representación ciudadana y para la conciliación de los intereses nacionales.

La soberanía está en el pueblo

Cuando era evidente que con el documento sólo buscaban comprometer a Lugo para que abandonara toda intención de consulta popular o democracia participativa, el mandatario anunció en una carta al presidente del Congreso que no iba a acompañar con su firma. «El contenido del documento propuesto no condice con nuestra mirada esencial del concepto democrático que no se debe basar solamente en la representatividad como medio y fin sino en el ideal de la participación de la ciudadanía como protagonista y beneficiaria de un compromiso democrático».

«La democracia representativa, participativa y pluralista es un principio constitucional. Es absolutamente cierto que el artículo tres de la Constitución Nacional dice que el pueblo ejerce el poder público por medio del voto, pero no podemos olvidar que el artículo dos dice que el pueblo es quien ejerce la soberanía. El voto no es el fin de la democracia, es el principio».

Lugo argumentó que «diferencias conceptuales y de fondo hacen que hoy replanteemos este propósito anteponiendo prioritariamente el debate del contenido de la democracia que queremos y a la participación ciudadana en la reformulación de dichos contenidos, de cara al pueblo y con estricta obediencia al mandato del 20 de abril», añadió.

Lugo también ratificó «con firmeza» su compromiso de respetar el pluralismo político e ideológico, y llamó a «hacer realidad la democracia», no solo con discursos sino con acciones de inclusión social y participación ciudadana. Señaló que su compromiso es «hacer que la democracia sirva, que haya pan, trabajo y libertad».

Finalmente el documento fue firmado el pasado viernes por los titulares de los partidos políticos: Pedro Fadul (PPQ), Lilian Samaniego (ANR, Colorado), Lino Oviedo (Unace), Gustavo Cardozo (PLRA) y los presidentes de ambas cámaras del Congreso: Miguel Carrizosa y Enrique Salyn Buzarquis, además de los líderes y vicelíderes de bancadas, y del vicepresidente de la república, Federico Franco, en carácter de «testigo». En momentos en que se llevaba a cabo el acto oficial, el jefe de Estado se reunía con indígenas, que estaban participando del Segundo Congreso de Educación para nativos que se lleva a cabo en Chaco’í.

Ahora que renuncie

Tras la firma del documento, los principales voceros de la clase política comenzaron a reclamar la renuncia del presidente, abriendo el camino para acciones futuras. «Si no le gusta y no está de acuerdo, debería renunciar, porque ésta es la democracia que lo llevó a la presidencia», respondió dijo Miguel Carrizosa, presidente del Congreso gracias a los votos de Unace del senador y ex general, Lino Oviedo. Carrizosa emplazó al presidente a decidir sobre el estilo de democracia a seguir, «movernos al estilo Chávez o basados en la necesidad y realidad de la gente». «Si él quiere basar su gobierno en el populismo que sólo genera el atraso, es problema suyo».

El vicepresidente de la república también se sumó al campo opositor. «El partido no va a acompañar ningún proceso que pretenda salir de la democracia y la democracia representativa», aseguró Federico Franco. «Como vicepresidente pretendo convertirme en una bisagra. Voy a hacer un trabajo duro por la democracia. Me van a encontrar al lado de los demócratas de mi país», sentenció. Además añadió que si él fuera el jefe de Estado, no se perdonaría ausentarse a una cita con la democracia como fue la firma del documento.

El titular del partido Patria Querida, Pedro Fadul, dijo que Lugo quiere «solapar al autoritarismo, al no querer aceptar lo que dice textualmente la Constitución Nacional». Señaló que si el presidente de la República no quiere la democracia tal cual dice la Carta Magna, entonces «está planeando lo que hace Hugo Chávez en Venezuela».

Asimismo, Lino Oviedo acusó al presidente de actuar de manera inconstitucional al no refrendar el Compromiso Democrático. Al ser consultado sobre si es probable que organicen movilizaciones contra el gobierno, el general retirado señaló que eso no se puede descartar. En tanto, uno de sus senadores, Enrique González Quintana dijo que Lugo «no sólo se quitó su sotana, también se quitó su máscara para mostrarnos dónde está». «Nosotros no estamos en el mismo camino de Lugo, al parecer no nos vamos a entender nunca», y añadió, «nosotros decidimos seguir el camino de la Constitución y el presidente no quiere andar por ese camino».

En tanto, el periodista Carlos Peralta llamó indirectamente desde el diario La Nación, a promover el juicio político al presidente de la república. Su nota sobre la firma del «Compromiso democrático» es un claro ejemplo de los medios de comunicación jugando de voceros del establishment.

«El presidente usó esta democracia informal, esta democracia de maquillaje, como le gusta decir, para llegar al poder. Usó a un partido centenario, tradicional, como el Liberal Radical Auténtico para que le aporte su estructura, sus votos, sus recursos, su gente. No sintió molestia porque los burgueses aportaban para su campaña y no arrugó la nariz para recibir el dinero proveniente de la clase alta, adinerada, ni de los empresarios agro exportadores o industriales».

«Hizo lo mismo que hicieron en su momento, Hugo Chávez en Venezuela, Rafael Correa en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua o Manuel Zelaya en Honduras hasta que fue echado por los militares de su país».»Apenas se asientan en el poder muestran sus reales intenciones. Se rodean de gente violenta, a los que otorgan privilegios que pocos tienen en sus países y son los encargados de alinear a los rebeldes que creen que a través de las instituciones democráticas pueden conseguir sus propósitos».
«Nadie piensa en el juicio político por ahora, pero los vientos que soplan en el Parlamento no le son precisamente favorables» concluyó el «periodista» en un solapado llamado a emplear el juicio político para destituir a Lugo.

Composición del Congreso Paraguayo
Camara de Diputados
Asociación Nacional Republicana Partido Colorado – ANR (30)
Partido Liberal Radical Autentico – PLRA (29)
Partido Patria Querida – PPQ (4)
Partido Unión Nacional de Ciudadanos Éticos – PUNACE (15)
Partido Democrático Progresista – PDP (1)
Movimiento Popular Tekojoja – MPT (1)
Cantidad de Diputados: 80
Cámara de Senadores
ANR 15 senadores
PLRA 14 senadores
PPQ 4 senadores
Unace 9 senadores
MPT (Teko Joja) 1 senador
PPS 1 senador
PDP 1 senador
(los ex presidentes Nicanor Duarte y Juan Carlos Wasmosy)
Total : 48

[Enviado por Barómetro Internacional]

* ricardher@gmail.com

Últimos artículos

El Papa pregunta: ¿hemos hablado de nuestro encuentro con Jesús con alguien? -- Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Vatican News Este III Domingo de Pascua, antes de rezar el Regina Caeli, el Pontífice...

María Magdalena -- Juan José Tamayo, teólogo

Enviado a la página web de Redes Cristianas Fuente: Amerindia Recuperar el cristianismo igualitario de María...

Comenzaron las reuniones de abril del C9 en el Vaticano

Vatican News Comenzó hoy la sesión de los trabajos del Consejo de los cardenales ante...

Noticias similares

El Papa pregunta: ¿hemos hablado de nuestro encuentro con Jesús con alguien? -- Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Vatican News Este III Domingo de Pascua, antes de rezar el Regina Caeli, el Pontífice...

María Magdalena -- Juan José Tamayo, teólogo

Enviado a la página web de Redes Cristianas Fuente: Amerindia Recuperar el cristianismo igualitario de María...

Comenzaron las reuniones de abril del C9 en el Vaticano

Vatican News Comenzó hoy la sesión de los trabajos del Consejo de los cardenales ante...