InicioRevista de prensatemas socialesLa democracia está enferma##Andrés/Mª Victoria

La democracia está enferma -- Andrés/Mª Victoria

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

No pretendo hacer un estudio científico-social exhaustivo sobre la Democracia. Solamente quiero reflejar y resaltar algunos de los síntomas más evidentes que nos dicen con claridad dónde están las señales de esa enfermedad. Actualmente hay una gran falta de fe, por parte de la gente del pueblo, hacia los dirigentes políticos. Se está demostrando que éstos mienten con mucha frecuencia y hacen falsas promesas. Existe desencanto porque los que acceden al poder lo aprovechan para sus intereses partidistas y llegan a creerse los «dueños del cortijo», utilizando los bienes públicos para actuar con ellos a su antojo. Los múltiples casos de corrupción que se están descubriendo lo demuestran. El poder, sin oposición, genera prepotencia y desprecia a los demás.

Otro síntoma claro, muy arraigado en la sociedad, es el «enchufismo». Colocar a parientes y allegados en puestos importantes, aunque no tengan la preparación y competencia suficientes para esos cargos, perjudica a la democracia. Muchos hacen carrera política porque aspiran a ocupar sillones. Son dóciles a las exigencias de sus partidos y saben aprovechar las ocasiones para medrar, procurando no llevar la contraria a sus jefes respectivos.

La democracia es, entre otros, un modo de gobernar pueblos. Pero para que sea verdadera debe cumplir ciertas normas o condiciones. En primer lugar tiene que reconocer la dignidad de las personas. Debe respetar la libertad y buscar la manera de conseguir la igualdad en derechos y deberes de todos los ciudadanos. Debe tener como finalidad procurar la justicia distributiva de los bienes comunes, con fundamento ético y no poner el dinero como objetivo único. La democracia es, por tanto, un instrumento al servicio de la colectividad para conseguir la construcción de un proyecto común de sociedad, en el que deben participar en la toma de decisiones la pluralidad de los partidos políticos , con vistas a satisfacer las necesidades fundamentales de la colectividad ciudadana. Cada individuo y grupo social tiene sus respectivas responsabilidades. Para eso hacen falta ciudadanos honrados, a todos los niveles, que cumplan con su deber al servicio del bien común, sin olvidar a los más necesitados. Para conseguir todo esto habrá que empezar por educar a los niños y jóvenes en el respeto a los demás,como personas y no como objetos, y en el saber usar de los bienes comunes con justicia y equidad, evitando chanchullos y abusos, tan frecuentes en nuestra sociedad. Siempre habrá que tener en cuenta que sanear la democracia no es sólo responsabilidad de los políticos sino que pertenece a todos los ciudadanos. Hay quien dice que tenemos los políticos que nos merecemos.

Últimos artículos

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...

Noticias similares

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...