InicioRevista de prensaiglesia catolicaLa declaración con que los obispos chilenos pusieron a disposición sus cargos...

La declaración con que los obispos chilenos pusieron a disposición sus cargos al Papa en inédita decisión -- Juan Paulo Iglesias

Publicado en

latercera

Fernando Ramos y Juan Ignacio González leyeron una nota pocos minutos después de las 12.30 hora de Roma en la sala Pío X, a un costado de la Vía de la Conciliazione a pasos de la Plaza San Pedro. Conoce el documento.
Lee la declaración completa
“Queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”. Clara y precisa, así fue la declaración de los voceros de la conferencia episcopal chilena Fernando Ramos y Juan Ignacio González pocos minutos después de las 12.30 hora de Roma en la sala Pío X, a un costado de la Vía de la Conciliazione a pasos de la Plaza San Pedro. ··· Ver noticia ···

Últimos artículos

Comunicado de Somos Iglesia Internacional sobre Dignitas Infinita

Incapaz de autorreflexión crítica Publicado: 15 de abril de 2024Categoría: Últimas Noticias Respuesta a la carta del...

Relación actualizada de los colectivos que forman Redes Cristianas

Alandar Asociación Teológica Juan XXIII Católicas por el Derecho a Decidir Comités Óscar Romero Comunidades Cristianas CEMI Comunidades de...

‘La Iglesia debe ser profética’

Reflexión y Liberación Según +Pedro Arrupe, la Iglesia no podía dar la espalda a las...

Noticias similares

Comunicado de Somos Iglesia Internacional sobre Dignitas Infinita

Incapaz de autorreflexión crítica Publicado: 15 de abril de 2024Categoría: Últimas Noticias Respuesta a la carta del...

Relación actualizada de los colectivos que forman Redes Cristianas

Alandar Asociación Teológica Juan XXIII Católicas por el Derecho a Decidir Comités Óscar Romero Comunidades Cristianas CEMI Comunidades de...

‘La Iglesia debe ser profética’

Reflexión y Liberación Según +Pedro Arrupe, la Iglesia no podía dar la espalda a las...