InicioRevista de prensaiglesia catolicaFeliz Pascua. Entrevista especial com Dom Erwin Kräutler, obispo brasileño, de origen...

Feliz Pascua. Entrevista especial com Dom Erwin Kräutler, obispo brasileño, de origen austríaco -- Proconcil

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Estimado/a amigo/a: ¡¡¡ Feliz Pascua!!! Cristo ha resucitado. Somos llamados a una nueva vida en él, como sujetos en relación con los otros, con toda la Creación. También como Iglesia hemos de manifestar al Cristo vivo. Como pequeño regalo de Pascua, hemos traducido del portugués una entrevista sobre una audiencia del Papa al obispo -de origen austriaco, con más de 50 años en Brasil- Dom Ervin Kräutler. Acompaña nuestra esperanza de caminar hacia una Iglesia más cristofánica. El original, en portugués, pueden encontrarlo en: «>

«Denuncié al Papa que, contradiciendo lo que determina la Constitución Brasileña, el actual gobierno suspendió los procedimentos administrativos de reconocimiento y demarcación de tierras indígenas en el país», relata el Obispo de Xingu.

La mayor diócesis del Brasil reside en Xingu y suma aproximadamente 800 comunidades, pero solo tiene 27 sacerdotes. Aparte de esta desproporción, la región cuenta con muchos desafios, la defensa de los derechos de los indígenas y , también, el trabajo de la Iglesia en la Amazonia. Ambos temas fueron tratados en el encuentro de Don Erwin Kräutler, obispo de Xingu, con el papa Francisco, el último dia 4 de abril.

«Agradeci el privilegio de ser recibido en audiencia como obispo de Xingu, que es la mayor circunscripción eclesiástica del Brasil en extensión territorial. (…) Como en toda la Amazonia, también en Xingu las comunidades, en su inmensa mayoria, sólo tienen accesso a la celebración eucarística dominical dos o tres veces al año», cuenta Dom Erwin Kräutler, en entrevista por e-mail a IHU On-Line.

«Denuncié que existen hoy grupos político-económicos ligados al agronegocio, a mineras y constructoras, con apoyo y participación del gobierno brasileño, que buscan destruir los derechos territoriales de los pueblos indígenas y, para conseguir tal objetivo, utilizan sistematicamente instrumentos político-administrativos, judiciales y legislativos», argumenta Dom Erwin.

«En este contexto hablé de las iniciativas desarrollistas que causan un verdadero caos social y ambiental. Cité como ejemplo a la hidroeléctrica Belo Monte, en Xingu. Todas las prevenciones técnicas manifestadas por especialistas no conseguieron convencer al gobierno brasileño de desistir de ese megaproyecto. En torno a 40 mil personas están siendo directamente afectadas por Belo Monte y tendrán que dejar sus casas», añade.

Dom Erwin Kräutler es obispo do Xingu y presidente nacional del Consejo Indigenista Misionero – CIMI.

Vea a continuación la entrevista completa.

IHU On-Line – ¿Como fué su encuentro com el Papa Francisco? ¿Sobre qué asuntos conversaron? Belo Monte y la situación de la población de Xingu ¿fueron temas abordados por usted?

Dom Erwin Kräutler – El encuentro con el Papa Francisco tenía que ver con mi función de Secretario de la Comisión Episcopal para la Amazonia. Nuestro Cardenal Don Claudio Hummes, que es presidente de esta comisión, me animó a solicitar uma audiencia particular con el Papa para hablarle de mi vida y de la experiencia en la Amazonia y, como testimonio de quien conoce la Amazonia hace medio siglo, situarle junto a nuestras preocupaciones como Iglesia en esta región. Pero soy también Presidente del Consejo Indigenista Missionero (CIMI), ya en el cuarto mandato. Y con esta responsabilidad me senti realmente en la obligación de compartir con nuestro papa Francisco la realidad en la que viven los pueblos indígenas en el Brasil, sus sufrimientos y angustias.

La audiencia estaba marcada para las 10 horas del dia 4 de abril de 2014. Yo habia invitado al Padre Paulo Suess, asesor teológico del CIMI y profundo conocedor de la causa indígena en el Brasil y en América Latina, a acompañarme en esta audiencia para que lo pudiese presentar al Papa. Después de saludarnos el Papa y de las acostumbradas fotos, el Padre Paulo Suess le ofreció su Diccionario de Aparecida – 40 palabras claves para una lectura pastoral del Documento de Aparecida (São Paulo: Paulus, 2007) y también un texto que redactó sobre las comunidades sin Eucaristia. Ahi (referente a eso), el Papa dijo después que esperaba sugerencias concretas, propuestas valientes de los obispos como él ya habia pedido el 27 de julho de 2013, con ocasión de su visita al Brasil, en la Jornada Mundial de la Juventud: «Pido, por favor, que sean atrevidos, que tengan parresía! Dicho con nuestra forma de hablar porteña (de Buenos Aires) , les diría que fueran ‘corajudos'».

Comunidades sin Eucaristia

El Papa me invitó entonces a sentarme. Agradecí el privilegio de ser recibido en audiencia como obispo de Xingu, que es la mayor circunscripción eclesiástica del Brasil en extensión territorial. Hay en Xingu en torno a 800 comunidades y solo 27 sacerdotes. Como en toda la Amazonia, tambien en Xingu las comunidades, en su inmensa mayoria, solo tienen acesso a la celebración eucarística dominical dos o tres veces al año. Es muy doloroso para mi, como obispo, convivir con esa realidad. De repente el Papa me preguntó: » ¿Que piensa usted, o cual es su propuesta en este sentido?». Jamas esperaba que el Papa quisiera oir mi opinión y dije: «No tengo una ‘receta’ preparada, pero necesitamos con urgencia encontrar una solución para que nuestro pueblo deje de ser excluído de la Eucaristia». El Papa me respondió entonces que habia algunas «tesis interesantes», por ejemplo, la de un obispo alemán que fué obispo en África del Sur. Se trata de Don Fritz Lobinger (*1929), que de 1987 a 2004 fué obispo de la Diocesis de Aliwal. Su livro Altar vacio. Las comunidades pueden pedir ordenación de ministros proprios (Aparecida: Editora Santuário, 2010) fué traducido en varias lenguas (*).

Dom Fritz Lobinger sueña con ministros ordenados que pertenecen a la comunidad y continuan la vida de família y profesional. El papa recordó todavía una diocesis en México donde, en las diversas etnias indígenas, hay centenas de diáconos casados que ejercen su ministério junto a su pueblo y presiden sus comunidades. Solo les falta la ordenación sacerdotal para poder presidir también la celebración eucarística. És la diocesis de San Cristobal de Las Casas, en el estado de Chiapas. Una vez más el papa Francisco insistió que los obispos de determinada región presentaran propuestas bien concretas y valientes. Me dijo que esperaba y aguardaba tales propuestas de los obispos.

Recordó al gran José de Anchieta, ahora «San José de Anchieta». Quien sabe, si ese santo, que llegó de las Islas Canarias al Brasil con menos de 20 anos y nunca mas volvió a su tierra natal, puede fomentar en las diócesis brasileñas con número suficiente de sacerdotes el espírito misionero rumbo a la Amazonia.
Vi que los ojos del Papa brillaron cuando habló de los misioneros y misioneras en la Amazonia. Me recordó que el Cardenal Dom Claudio Hummes le había hablado al respecto de tantos obispos y padres, religiosas y religiosos, laicas y laicos comprometidos en la evangelización de esta región de extensión continental y expresó a todos su cariño y su admiración

Los Pueblos Indígenas en el Brasil

Pasé entonces a la cuestión de los pueblos indígenas. Hablé del CIMI, de su presencia junto a los pueblos indígenas y también de su objetivo de sensibilizar y concientizar a la sociedad mayoritaria en el respeto de la dignidad y de los derchos de estos pueblos. Dije que el CIMI contribuyó decisivamente a que los índios tengan reconocido en la Carta Magna do Brasil» su organización social, costumbres, lenguas, creencias y tradiciones, y el derecho originario a las tierras qe tradicionalmente ocupan» (artículo 231 de la Constituición Brasileña). Denuncié que existen hoy grupos político-económicos ligados al agronegocio, a mineras y constructoras, con apoyo y participación del gobierno brasileño, que buscan destruir los derechos territoriales de los pueblos indígenas y, para conseguir tal objetivo, utilizan sistematicamente instrumentos político-administrativos, judiciales y legislativos.

Denuncié también que, contrariando lo que determina la Constitución Brasileña, el actual gobierno suspendió los procedimientos administrativos de reconocimiento y demarcación de tierras indígenas en el país. La paralización de las demarcaciones es una de las principales causas de conflictos de las que los pueblos indígenas son víctimas. Cite algunos ejemplos que demuestran la violencia contra los pueblos indígenas. Hablé del confinamiento de los Guarani-Kaiowá en un área tan diminuta que deviene en muertes, suicídios y sufrimiento atroz y permanente. Recordé tambiém la precaria asistencia a la salud por parte del Estado Brasileño especialmente en la Tierra Indígena Vale do Javari, en el estado del Amazonas; 85% de los indígenas tuvieron contacto o están contaminados por uno o mas vírus de hepatitis. No podia dejar de referirme también a los aproximadamente 90 grupos de pueblos indígenas en la Amazonia brasileña en situación de aislamiento, muchos de ellos corriendo riesgo de quedar diezmados.

Finalmente recordé el encuentro del Papa con indígenas con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud, cuando un indio le coloco un lindo atavío en la cabeza y otro indio-pataxó de sólo 14 años exclamó: «És fantástico que alguien de nuestra comunidad haya tenido oportunidad de conocer al papa. Nosotros aqui estamos representando a todos los indios del Brasil». Varios indígenas de la Amazonia dijeron, aquel dia, que esperaban la ayuda del Papa para la defensa de sus tierras ancestrales.

Amazonia y la Ecologia

Tras algun otro comentario que hice al papa, pasamos a la cuestión de la Ecologia. Le recordé lo que había hablado a los obispos del Brasil en su discurso de 27 de julho de 2013: «Queria invitar a todos a reflexionar sobre lo que Aparecida dice a propósito de la Amazonia, incluyendo la fuerte llamada al respeto y a la salvaguarda de toda la creación que Dios confio al hombre, no para que la explotase estupidamente, sino para que se conviertiera en un jardin». En este contexto, hablé de las iniciativas desarrollistas que causan un verdadero caos social y ambiental. Ciée como ejemplo la hidroeléctrica Belo Monte en Xingu. Todas las prevenciones técnicas manifestadas por especialistas no consiguieron convencer al gobierno brasileño a desistir de ese megaproyecto. En torno a 40 mil personas están siendo directamente afectadas por Belo Monte y tendrán que dejar sus casas.

El Papa me dijo entonces que está pensando en una encíclica sobre la ecología y enfatizó: «también la ecologia humana». Tiene toda la razón. No podemos separar a la família humana del medio ambiente en el que vive, o abstraer el medio ambiente de los hombres y mujeres responsables de la creación de Dios, el hogar de toda la humanidad, también de las futuras generaciones. Insisti diciendo que en esta futura encíclica la Amazonia y los Pueblos Indígenas no pueden quedar ausentes. El Papa me reveló que ya habia encargado al cardenal africano Peter Turkson, presidente del Pontifício Consejo Justicia y Paz, que elaborara un esbozo. Respondi al Papa: «Pues bien, estuve ayer con el Cardenal Turkson durante varias horas y uno de los asuntos tratados fue exactamente este. Insistí que la Amazonia y los Pueblos indígenas no faltasen en una futura encíclica sobre ecologia. Y el cardenal me pidió que le ayudase en esos puntos. Acepté la invitación con mucha alegria». El papa se mostró contento y agradeció mi disponibilidad de colaborar.

El abrazo del Pueblo de Xingu

Finalmente hablé al Papa de que mi pueblo de Xingu le quiere muy bien y lo abraza cariñosamente: «Debo transmitirle el abrazo de millares y millares de mujeres y hombres». Entonces, el dijo que agradecía el abrazo y, sonriendo, me encargó darles, en su nombre un abrazo a cada una y cada uno de los hermanos y de las hermanas de la Prelazia de Xingu.

Ya en la despedida pidió al pueblo de Xingu que rezase mucho por él. Me acordé del momento en el que apareció, por primera vez como Papa, en la ventana de la Basílica de San Pedro y, antes de dar su primera bendición, pidió la oración del pueblo de Roma y del mundo entero. Asi también pidió, primero, oraciones para después enviar su bendición al pueblo de Xingu. Agradeci una vez més el privilegio de haber sido recibido en audiencia y besé su sencillísimo «Anillo de Pescador». En seguida, el Papa me acompañó gentilmente hasta la puerta.

IHU On-Line – ¿Cuales son sus impresiones de la conversación con el Papa Francisco?

Dom Erwin Kräutler – El Papa Francisco es muy cordial, fraterno. Su sonrisa no tiene nada de postiza. Es el escaparate de su alma y su corazón. Quien se encuentra con él, enseguida se siente acogido. Aunque en el Palacio Apostólico se respire el aire de muchos siglos pasados y de las numerosas salas con tronos y obras de arte que parecen mas un museo, cuando entré en la biblioteca y el Papa vino a mi encuentro y con una cordial sonrisa me extendió la mano, me di cuenta de que estaba «en mi casa». Quien crea un ambiente tan amable y acogedor no son las obras de arte, sino la persona del Papa Francisco.

No se por qué, pero durante nuestra conversación, de repente me vino a la mente la figura de Moisés que sacó al pueblo de la esclavitud para llevarlo a la Tierra Prometida. Tuvo que soportar lacerantes decepciones, incomprensión, maledicencia abierta y velada, incluso la revuelta del pueblo a punto de querer volver a la tierra de la que Dios lo sacó «com mano fuerte y brazo extendido» (Dt 4,34; 26,8). Pero Moisés, en medio de todas las frustraciones, se dejó conducir por el Señor, siguió de frente, paso a paso. Y ¿por qué? Una profunda mística lo alimentö y mantuvo firme, también en las horas de tinieblas mas espesas. Nunca olvidó lo que Dios le había dicho en la madrugada del Éxodo: «Yo estaré contigo» (Ex 3,12). «El Señor lo conocia cara a cara» (Dt 34,10) es el último comentario sobre Moisés en el Libro del Deuteronomio. Pienso que el Papa vive una mística semejante. Sabe que Dios está con él y esa certeza de la presencia de Dios en su vida es el secreto de su sonris
a cautivadora.

IHU On-Line – ¿Como describiria usted la reacción de las personas, en general, y de la Iglesia, en particular, en Europa, y, especialmente, en Áustria, ante el pontificado de Francisco?

Dom Erwin Kräutler – Vivo hace casi 50 años en Xingu y por eso no me atrevo a hacer análisis al respecto de las Iglesias en Europa, ni siquiera en Áustria, donde naci. Dejo esto a los pastoralistas de allá. Pero por mis contactos con sacerdotes, obispos y personas comprometidas, percibo que hay un profundo sentimento de gratitud a Dios y una desbordante alegria por tener este papa. No se espera de él que de hoy para mañana consiga hacer las reformas, ya hace tiempo necesarias, pero hay una inmensa esperanza de que el Papa Francisco de un giro a nuestra Iglesia.

Algunos están impacientes y quieren que el Papa tome decisiones «ya» en relación a las llamadas en Europa «Heisse Eisen» (cuestiones quemantes), como las normas para admisión al sacerdocio, el celibato, el papel de la mujer en la Iglesia, el proceso para elección de obispos, la comunion para casados en segundas núpcias.
Existen también personas que, por lo que parece, insisten en continuar en los tiempos del Concílio de Trento (1545-1563). No aceptan el gesto simple, humilde, acogedor del papa y, todavía peor, cuestionan hasta su teologia, sus llamadas a la misericordia y dudan de su ortodoxia, enarbolándose en defensores de la fé católica. Gracias a Dios son una minoria numericamente insignificante, pero es gente fanática, intransigente, irascible, que produce dolor..

IHU On-Line – ¿Cuáles son las expectativas en cuanto al Sínodo Extraordinário para la Família en Europa? Y en Brasil?

Dom Erwin Kräutler – Las expectativas son enormes, especialmente después de la consulta realizada en el mundo entero por la Santa Sede. El Sínodo Extraordinario tendrá una tarea homérica a cumplir y las discusiones sinodales, sin duda, serán acaloradas, lo que no deja de ser positivo quando se buscan respuestas a los anhelos de millones y millones de famílias que aguardan de este Sínodo lineas, directrices, orientaciones.

El discurso pronunciado por el cardeal Walter Kasper en el Consistorio de los Cardenales, el 20 de febrero de 2014, puede ser un excelente punto de partida para las discusiones en la sala sinodal, especialmente en una cuestión muy candente como el acesso a la comunión eucarística de divorciados, en segundas nupcias. Walter Kasper recuerda, en su discurso, lo que el Papa Francisco habló el 24 de enero de 2014 a los oficiales del Tribunal de la Rota Romana (la instancia superior de apelación en la Sede Apostólica). El papa afirma que «la pastoral y la misericordia no se contraponen a la justicia, pero, por así decir, solo la justicia suprema, porque por detrás de cada causa ellas pueden ver no solo un caso para ser examinado en la óptica de una norma general, sino una persona humana que, como tal, nunca puede convertirse en un mero caso y siempre tiene una dignidad única».

Espero que haya realmente diálogo. En el Sínodo para América en el que participé , en 1997, como delegado de la CNBB, no habia suficiente espacio para intercambiar ideas, discutir puntos de vista. Hago votos de que, finalmente, se creen un organigrama y flujograma favorables al diálogo.

Y aún espero que, en este sínodo, no sean sólo los padres sinodales, cardenales y obispos los que tengan voz, sino que parejas y familias sean invitadas y oidas, incluso personas cuyo matrimonio fracasó y piden compasión y misericordia para su situación, dolorosa y, muchas veces, irreversible.

Traducción del portugués. Emilia Robles

(*) N. del T.

El libro al que se refiere el papa, “El Altar vacio”, junto con otro del mismo autor “Equipos de ministros ordenados” fueron publicados en 2011 por la Editorial Herder, en castellano.
Los lectores de Proconcil pueden recordar que se ha hecho una intensa campaña para dar a conocer esta propuesta de un doble presbiterado que convive y colabora- en la que seguimos trabajando- para que las comunidades se vuelvan activas, desarrollen todos sus dones y carismas y no queden nunca sin presbíteros, pudiendo celebrar plenamente la eucaristía dominical, siguiendo el ejemplo de las comunidades paulinas.

Es un proceso de camino de las comunidades, en el que, ahora animados también por el papa, los obispos que descubren la necesidad, con conciencia misionera, han de seguir trabajando en sus diócesis, para presentarle proyectos.

Esperamos que la entrevista sea de su interés.

Últimos artículos

Obispos indignados: “Los curas que rezan por la muerte del Papa no deberían ejercer el ministerio” -- José Lorenzo

Religión Digital "Hay un clima que no es sano. Es posible que el tema salga...

Juan José Omella: «La pederastia es un delito que no cabe ni en la familia, ni en los colegios, ni en el deporte, ni...

Religión Digital Entrevista-balance del presidente de la CEE al final de su mandato "El otro gran...

Noticias similares

Obispos indignados: “Los curas que rezan por la muerte del Papa no deberían ejercer el ministerio” -- José Lorenzo

Religión Digital "Hay un clima que no es sano. Es posible que el tema salga...

Juan José Omella: «La pederastia es un delito que no cabe ni en la familia, ni en los colegios, ni en el deporte, ni...

Religión Digital Entrevista-balance del presidente de la CEE al final de su mandato "El otro gran...