InicioRevista de prensaiglesia catolicaEsto es una familia##Francisco Javier Sánchez González, capellán de la cárcel de...

Esto es una familia -- Francisco Javier Sánchez González, capellán de la cárcel de Navalcarnero y Párroco de la Sagrada Familia de Fuenlabrada

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Estas eran las palabras que el otro dia Monasa, nuestro amigo somalí preso en la cárcel de Navalcarnero, decía cuando miraba el polideportivo de la cárcel lleno de familias con niños; desde su gran altura (Monasa es un hombre alto y delgado), miraba a todo el recinto y eran las palabras que brotaban de su corazón con una gran sonrisa emocionada en los labios.

Eran las palabras de un hombre que sabe lo que de verdad supone la familia, supone el amor, supone la entrega,y lo sabe porque su familia de sangre esta desperdigada por la guerra , por el sufrimiento y por el hambre. Su historia, como la de tantos muchos otros africanos, es la historia del ir y venir, de aca para alla, buscando refugio, un lugar seguro, o buscando algo de comer. Pero este hombre había descubierto que también en la cárcel uno puede encontrar su familia, porque en el fondo la familia solo es y supone eso: la capacidad de amar y de sentirse amado, la capacidad de creer que juntos podemos hacer algo distinto. La familia solo supone tener como única pasta de unión entre todos el amor. Y esto es ciertamente lo que vivimos todos en la fiesta de reyes que celebramos el pasado dia 27 en la fiesta de Navalcarnero, la fiesta de la familia, donde no había distinción de nadie, donde muchos no nos conocíamos pero donde lo que se respiraba en el fondo era lo que suponemos y dice el Evangelio que se respiraba en la Sagrada Familia de Belén: el amor, el amor entre todos, la ternura, el cariño y la capacidad para hacer posible unas nuevas relaciones.

Comenzamos el dia, como todos los años, muy pronto porque había muchas cosas que preparar. Hacia las 11 de la mañana llegábamos todos los voluntarios y voluntarias a la cárcel, este año además era mucha la gente que había querido sumarse a nuestra fiesta aunque habitualmente no participa en las actividades de la cárcel. Como siempre el control de los permisos que se hace eterno, para poder entrar al recinto, y rápidamente pasar para dentro para comenzar a prepararlo todo. Como siempre problemas con las listas de los permisos, quien estaba autorizado y quien no, los nervios y la perdida de tiempo habitual, el desgaste tan grande antes de poder pasar al recinto, que solo se salva con la ilusión y la alegría del dia que íbamos a pasar juntos.

De la parroquia Sagrada Familia iban este año cuatro personas nuevas para participar, tres de ellas muchachos jóvenes que cuando iban pasando las puertas y los controles se quedaban un poco asombrados por todo lo que iban viendo. Fuimos atravesando toda la M-30 y ya nos iban saludando todos los muchachos que nos conocen habitualmente. Y por fin llegamos a la zona cultural, había que avisar a todos los padres que iban a participar en la fiesta para adornar tanto el salón de actos como el polideportivo. Rapidamente nos distribuimos la tarea: unos hacían cadenetas con revistas de colores para adornar el polideportivo, otros inflaban globos, otros colocaban las mesas y preparaban la merienda, otros se dedicaban a adornar el salón de actos con los tronos para los reyes, otros ultimaban los regalos de reyes para los niños… todo tenia que estar apunto, había un ambiente muy especial de fiesta, de participación, de colaboración.

Entre preparación y preparación de cosas los chavales contaban cosas de sus familias, de cómo estaban, de la ilusión con que esperaban el momento, contaban sobre todo a la gente nueva como estaban pasando su tiempo en la cárcel…. Confieso que mas de una abrazo se cruzaron entre las conversaciones y mas de una sonrisa de alegría y de complicidad…. Ya comenzábamos a ver que entre todos eramos una familia, eramos la familia de Navalcarnero, la familia de Belén se estaba haciendo presente en los preparativos de la fiesta de navalcarnero, como que Navalcarnero y Belén distantes en la geografía y en el tiempo se estaban uniendo por la única unión que tiene que hacer posible la familia: encuentro, el amor, la unión, el derroche de entusiasmo en todo lo que hacíamos.

Reunimos a los chavales para decirles que por favor tuvieran un buen comportamiento porque de eso dependía la fiesta en futuros años, que intentaran compartir todo y pasarlo bien pero sin “hacer ninguna trastada”, y ellos por supuesto que lo entendieron y se comprometieron a ello; les dijimos además que este año había costado mucho que desde la dirección general nos aprobaran poder hacer la fiesta y que nos jugábamos todo cara a otros encuentros, que era necesario que todos pusiéramos de nuestra parte para poder pasar un buen dia dentro de lo que suponía aquello; que era un dia feliz y distinto a todos pero que todos teníamos que hacer un esfuerzo grande.

De nuevo problemas con los permisos de entrada y lo espectacular fue que mientras que yo fui a gestionar los permisos a la dirección estaba todo arreglado y preparado; cuando sali hacia las doce a las oficinas estaba todo sin preparar, apenas una hora después cuando volvi estaba ya todo montado: la ilusión y el esfuerzo compartido había ganado una vez mas la batalla a todas las dificultades que a veces surgen y se nos ponen desde la institución.

Entre risas y alegrías, hacia la 1 nos despedimos para ir a comer, ellos se fueron a los modulos y nosotros nos fuimos a la calle a comer para poder volver de nuevo hacia las 4. En los

Últimos artículos

He participado por Internet los días 17,18 y 19 de Mayo en el VIII Encuentro estatal de Redes Cristianas -- Juan Cejudo, miembro de...

El Blog de Juan Cejudo Aunque ya he publicado en este blog el Manifiesto, después...

Domingo 26 de Mayo, Santísima Trinidad – B (Mateo 28,16-20): Lo esencial del Credo -- José A. Pagola

Grupos de Jesús A lo largo de los siglos, los teólogos cristianos han elaborado profundos...

Domingo 26 de mayo de 2024: Santísima Trinidad: MATEO 28, 16-20

fe adulta 16 Los once discípulos fueron a Galilea al monte donde Jesús los había...

Noticias similares

He participado por Internet los días 17,18 y 19 de Mayo en el VIII Encuentro estatal de Redes Cristianas -- Juan Cejudo, miembro de...

El Blog de Juan Cejudo Aunque ya he publicado en este blog el Manifiesto, después...

Domingo 26 de Mayo, Santísima Trinidad – B (Mateo 28,16-20): Lo esencial del Credo -- José A. Pagola

Grupos de Jesús A lo largo de los siglos, los teólogos cristianos han elaborado profundos...

Domingo 26 de mayo de 2024: Santísima Trinidad: MATEO 28, 16-20

fe adulta 16 Los once discípulos fueron a Galilea al monte donde Jesús los había...