InicioRevista de prensatemas socialesEntrevista a Stathis Kouvelakis: "Nos están destruyendo el país"

Entrevista a Stathis Kouvelakis: «Nos están destruyendo el país»

Publicado en

Viento Sur

[El domingo 12 de febrero, en Atenas, Salónica y por todo Grecia, la población se rebeló contra el nuevo plan de austeridad votado en el Parlamento. Stathis Kouvelakis, profesor de filosofía política en el King’s College de Londres y especialista en Grecia, analiza el traumatismo social provocado por este plan.

El día 13, Radio France Internacional informaba que «El portavoz del gobierno ha confirmado hoy que las elecciones han sido anticipadas al próximo mes de abril». Unas elecciones que serán importantes, dado que la cólera de la calle ha hecho bascular los equilibrios políticos actuales. Y serán, sin duda, las más inciertas que haya podido conocer Grecia desde el fin de la dictadura en 1974.
El bipartidismo (socialistas del PASOK de un lado, la Nueva Democracia de otro) que ha caracterizado la vida política griega los últimos 30 años está a punto de saltar por lo aires. Según el sondeo de hace una semana, el PASOK se encuentra incluso por debajo del 10% en las intenciones de voto.

Lo cierto es que en los próximos meses vamos a asistir a una recomposición del paisaje político griego en el que los partidos de izquierda (desde los comunistas hasta la izquierda reformista, podrían desempeñar un papel importante). Jamás han estado tan arriba en los sondeos. Por lo que respecta a los conflictos sociales, que son grandes y numerosos, no parece probable que puedan ser reconducidos a través de las elecciones. Ya volveremos sobre estas cuestiones. Por el momento nos ha parecido políticamente más importante dar a conocer esta primera reacción, aunque sea a modo de «entrevista de urgencia». Redacción a l’encontre]

¿Puede soportar la sociedad griega el plan de rigor que votó ayer el parlamento?

Creo que hemos llegado a un punto de ruptura. La situación social en Grecia es única en Europa occidental de la postguerra. Más allá de la amplitud de la recesión y de las tasas de paro, la realidad griega sólo es comparable con la gran depresión de los años 30: cerca del 30% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza.

Las calles de Atenas y de las grandes ciudades resultan irreconocibles. Son numerosos los comercios que han cerrado sus puertas estos dos últimos años. La población está al límite. Las pérdidas salariales y la caída de los ingresos son demasiado fuertes; al principio, en la función pública, pero ahora también en el sector privado. Las nuevos impuestos son un verdadero mazazo. La mayoría de la sociedad griega está hundida.

Otro elemento que se desintegra en Grecia, es el Estado, los servicios públicos más elementales. Este año no se han distribuido los libros escolares y la situación hospitalaria es catastrófica. En los hospitales falta de todo, hasta los medicamentos. El país está en unas condiciones tercermundistas. Atenas y el resto de grandes ciudades cada vez se asemejan menos a las ciudades europeas y, en cambio, adquieren la fisonomía de las ciudades siniestradas del gran Sur.

¿Hasta dónde puede llegar la cólera en la calle?

El traumatismo social es inmenso. La población griega ya no puede soportar más la situación y las nuevas medidas son una verdadera provocación. Recortar en un 22% el salario mínimo es un acto de locura y, en plena recesión, resulta totalmente suicida reducir en miles de millones los gastos públicos. Las mismas previsiones oficiales sobre estas medidas indican que son insostenibles. Se está destruyendo el país para las próximas décadas.

Desde mi punto de vista, existe una clara intención de provocar el caos por parte de quienes, empezando por la Unión Europea, imponen ese tipo de medidas a la población.

¿La crisis social y la crisis política van en paralelo?

Las situación actual está fuera del control del sistema político. El actual gobierno no tiene ni pizca de legitimidad. La crisis política no tiene precedentes en Grecia. El conjunto de partiros que formaban la coalición gubernamental apenas tiene el apoyo de un tercio del electorado. El socialdemócrata PASOK, que ganó las elecciones de 2009 con el 44% de los votos, se encuentra a menos del 10% de intención de voto según los sondeos. Se ha convertido en la quinta fuerza política del país por detrás de los dos partidos de izquierda comunista (el KKE y Syriza). El partido conservador, Nueva Democracia, también ha sufrido una fuerte erosión.

La votación de ayer en el Parlamento ha provocado rupturas importantes en los dos partidos. No creo que los partidos políticos griegos, en cuanto a siglas, sobrevivan a esta crisis. El PASOK no es más que una cáscara hueca, y el partido conservador lleva el mismo camino tras la opción política que acaba de hacer. Habrá escisiones y nacerán nuevas formaciones, alimentando la inestabilidad.

¿Está justificada la imagen de Grecia como cuna de la democracia que ha visto mancillado su derecho a decidir?

Existe un profundo sentimiento de humillación nacional que va de la mano con el desastre social en curso. La población griega entiende perfectamente que no son ellos quienes gobiernan. Las nociones de legitimidad democrática y de soberanía han sido totalmente lapidadas. Estamos ante la imposición de puros diktats. El nivel de apoyo a estas medidas entre la población griega es ridículo. Es la muestra cruda de una realidad que va más allá de Grecia, que concierne a toda Europa. ¿Qué es esta Europa que actúa de esta manera?

¿Qué valoración haces de la actitud del primer ministro, Lucas Papademus, que agita el espectro del caos y de la quiebra?

Con el término quiebra se esta realizando toda una mistificación. Todo el mundo sabe que la deuda griega no se pagará nunca. De lo que se habla es de las negociaciones para llegar a la anulación de una parte de la deuda. Con esta idea de la quiebra, el único objetivo que tiene el chantaje planteado por gobierno es ocultar el hecho de que dejar de pagar es inevitable. Su verdadero objetivo es que la deuda se convierta en algo gestionable para la Unión Europea (y los bancos) e impedir su contagio a otros países a fin de minimizar las pérdidas. Esta es su estrategia.

Suspender el pago de la deuda no es ninguna catástrofe. Si se hiciera a iniciativa del gobierno griego para renegociarla en condiciones asumibles, sería la mejor opción. Un gobierno griego responsable debería hacer lo que hizo Kirchner en 2003, en una situación similar, para hacer frente al hundimiento de Argentina en 2001. Lo que ocurre es que el gobierno griego actúa de manera totalmente irresponsable: su único objetivo de tratar de proteger lo máximo al sector bancario.

¿Qué porvenir le espera a la sociedad griega?

Ninguna política es viable si no dispone de una base social de apoyo mínima, aunque sea minoritaria. En la sociedad griega actual, esta base no existe. Asistimos a la destrucción de un país. El porvenir vendrá de la mano de la reacción popular que impondrá soluciones viables y duraderas. En el centro de estas soluciones se encuentra la suspensión del pago y la anulación de la mayor parte de la deuda griega junto a medidas radicales como la reconsideración de las relaciones con la Unión Europea y la salida del euro.

Vista la amplitud del desastre, es difícil no tener sentimientos de cólera y miedo, pero pienso que la esperanza reside en el hecho de que el pueblo griego no se deja manejar. El pueblo griego va a reaccionar y es ahí donde reside la esperanza para encontrar alternativas que sean a la vez justas y socialmente viables.

(entrevista realizada el 13/02/2012 en el sitio del semanario francés le Nouvel Observateur)

13/02/2012

http://alencontre.org/europe/grece-la-des truction-dun-pays .htm l

Traducción: VIENTO SUR

Últimos artículos

Inmolación por la martirizada +Gaza

Reflexión y Liberación ¿Qué haríamos nosotros si nuestro país estuviera cometiendo un genocidio? Testimonio del militar...

Los científicos rusos se desmarcan de las ideologías climáticas occidentales

diario-octubre El Consejo Científico de la Academia Rusa de Ciencias ha declarado en un reciente...

28 de Febrero, día de Andalucía: poco que celebrar -- Juan Cejudo

El blog de Juan Cejudo Está muy bien sentir el orgullo de ser andaluz,...

Noticias similares

Inmolación por la martirizada +Gaza

Reflexión y Liberación ¿Qué haríamos nosotros si nuestro país estuviera cometiendo un genocidio? Testimonio del militar...

Los científicos rusos se desmarcan de las ideologías climáticas occidentales

diario-octubre El Consejo Científico de la Academia Rusa de Ciencias ha declarado en un reciente...

28 de Febrero, día de Andalucía: poco que celebrar -- Juan Cejudo

El blog de Juan Cejudo Está muy bien sentir el orgullo de ser andaluz,...