InicioRevista de prensaespiritualidadEn el Jubileo de San Pablo : recordar a San Pablo, recuperar...

En el Jubileo de San Pablo : recordar a San Pablo, recuperar a San Pablo -- Francisco Aranda Otero

Publicado en

Es un resumen, por tanto subjetivo, de un artículo de la Revista Sal Terrae, en su nº 1.127 , (Octubre, 2008) escrito por Pedro José Gómez Serrano ; pp.710-721 . Apunta , a mi manera de ver, cosas interesantes y, por supuesto, discutibles. Sólo trato de colaborar en lo que pueda e vuestra reflexión y oración

EN EL JUBILEO DE SAN PABLO: recordar a San Pablo, recuperar a San Pablo
I.- Antigüedad y actualidad de San Pablo:
La cartas apenas son entendidas (“Tesalonicenses” ; primer y segundo Adán; fe, obras; ley gracia; carne espíritu; pecado-redención)) dicen poco a nuestra sociedad ; sí, en cambio, los Evangelios, pese a estar escritos en la sociedad judía de I: agrícola y campesina. ¿Por qué este esfuerzo a 2000 años?.

Cuatro motivos: situación histórica social y eclesial con paralelismos con la nuestra; las claves pastorales con las que se enfrentó son muy parecidas; el contenido básico de la interpretación de Pablo del acontecimiento cristiano- muerte y resurrección de Jesús, plena vigencia; las mismas actitudes de Pablo- discípulo y evangelizador- sirven de modelo al cristiano que necesitamos hoy Pasamos a recordarlas sucintamente: a)en lo económico y político: expansión y consolidación del Imperio Romano y creación de economía internacional amparada en la pax romana. Intercambios económicos y de ideas y personas por el Mare Nostrum.

b) en lo social: crecientes diferencias por niveles de renta (no existencia de una clase media) y vigencia de la esclavitud, diversas clases de ciudadanía ( cives pleno iure, latino, peregrino, extranjero ,liberto, esclavo) y clientelismo- patronazgo;

c)en lo cultural: muchas identidades que generan un campo ideológico muy plural. La ley romana y la cultura helenística proporcionan el factor de convivencia entre pueblos diversos;

d) en lo religioso: coexistencia de creencias muy individualistas, relativistas y sincretistas. Si bien los romanos tratan de extender el culto a sus dioses, son condescendientes con aquellos cultos que no amenazaban la unidad política. Hedonistas, epicúreos, estoicos, partidarios de los Misterios ( Isis, Dionisos, Mitra, Serapis, Cibeles…) magos, astrólogos….concurrían en el supermercado de creencias religiosas; entre las que tenia un puesto de honor el JUDAISMO.

Una situación muy paralela a la actual: marcada por globalización económica; enorme desigualdad; arbitrariedad jurídica; violencia; creciente multiculturalidad ( con las oportunidades y peligros que genera) También en lo religioso: individualismo, religión a la carta, indiferencia, relativismo, necesidad de “experiencia” “comunidad…Cultura del bienestar con su eficacia integradora y aglutinante ( basílicas del consumo hoy). En ese contexto, los cristianos eran minoría sin poder y prestigio…igual que nosotros hoy. Una diferencia: el cristianismo naciente contaba con el dato de la novedad, el riesgo y entusiasmo de los recién bautizados y una ubicación social humilde, a más de una inquietud por la misión y evangelización, hoy sustituida por el desinterés y el escepticismo

II.- Cuatro aprendizajes que podemos realizar a partir de la vida de Pablo

a) Un convertido entusiasta
: Pablo fue “cristiano de segunda mano” (Kierkegaard) muy apasionado. En el origen de su misión la experiencia del encuentro Cristo, camino de Damasco, que cambia su vida ( Hch 9, 1-18). No conoció “en vivo y directo” a Jesús y su conversión, posterior a la Pascua, lo mismo que nosotros, se debió a la mediación de la Iglesia naciente; también se predicación, testimonio y acogida.

Nunca entendió la evangelización como una carga, sino regalo- Ay de mí , si no evangelizare….( 1 Cor 9,16), que realiza a tiempo y destiempo ( 2 Tm 4, 2). Difunde la fe con grandes penalidades y peligros ( 2 Cor 11, 23-28) y contento por ello y agradecido a Dios ( 1 ts 1,2). Leer Flp 3, 7-8)Podríamos preguntarnos, mirando a Pablo, si la Iglesia hoy genera este tipo de cristianos entusiastas, convencidos y convincentes o, en cambio, rutinarios. Si nuestras catequesis, a todos los niveles, conducen a un encuentro personal con Cristo e inician una vida centrada y basada en la Bienaventuranzas o si son un mecanismo de socialización en la normalidad y de asimilación de costumbres heredadas y a mantener como sea.

Alguien escribía. “ La primera condición para anunciar el Evangelio de forma creíble y significativa ha de formularse así : la comunicación ha de brotar o estar enraizada en una experiencia gozosa y liberadora de la fe, capaz de percibir su carácter atrayente y hasta fascinante, su belleza, su fecundidad. Es la experiencia que se da en el seguimiento de Jesús vivido en el seno de una comunidad creyente: Sólo ofertan la fe con credibilidad los convertidos, es decir, aquellos a quienes Dios les ha salido al encuentro en Jesús, les ha llamado y han respondido con fidelidad gozosa” Para comunicar de forma clara y visible el Evangelio, Pablo trabajó por su cuenta (tejedor de tiendas) para no ser gravoso a nadie, al tiempo que no accedió a ser cliente de ningún patrón que hipotecara su libertad.

Nunca aceptó que su papel le trajera ventajas o prestigio. ¿Son estas formas de financiación y servicio las que caracteriza a las instituciones eclesiásticas y a sus ministros, que garanticen su libertad e independencia respecto a los “patrones “ actuales? No es un asunto secundario, porque en una sociedad laica y pluralista es urgente. Pablo , además, tuvo esta audacia y el coraje en unos momentos en que los cristianos eran minoritarios y carecían de recursos de hoy. Ese carácter minoritario, la pobreza de sus comunidades y la carencia de recursos nunca le llevaron a quejarse.

b) Impulsor infatigable de comunidades cristianas: Hay una convicción en Pablo: la condición de una auténtica vida cristiana radica en que existan comunidades en las que sus componentes tengan nombres y apellidos, y en la que la vida iluminada por la fe se comparta a fondo, y promueva los valores del Reino

En el desierto social para la fe en que vivimos, la comunidad es un oasis capaz de generar el clima que necesita una experiencia religiosa. Sus Cartas y Hch muestran la obsesión de Pablo por generar estas comunidades acogedoras y que desarrollaran, verificaran y desplegaran el Evangelio. Sin ellas, la fe se marchita. De cara al futuro, cuando desaparezca el concepto y la realidad de “feligrés”, la Iglesia institucional que prestas servicios religiosos a cristianos más bien sociológicos, no garantizará la comunicación de la fe cristiana a los jóvenes si no desarrollan espacios de acogida y personalización. Además en la generación de estas comunidades aparecen claves vigentes:

a) era decisivo en ellas las relaciones fraternales entre los bautizados y no la amplitud de actividades realizadas, solemnidad de ritos o abundancia de medios (Rm 12)
b) se favorece la participación de todos los bautizados/as

c) En lugar de propugnar la división entre protagonistas y receptores de la acción eclesial o introducir distinciones de poder, Pablo estimula el protagonismo de todos los miembros del Cuerpo Místico, valorando mucho la diversidad de carismas y orando para que el Espíritu genere un deseo de comunión ( 1 Cor 12). El cap 13 de 1 Cor tiene un espíritu profético, no romántico : el amor es lo más importante , más que lo de apóstol, profeta o maestro.

d) Además aplicar a la comunidad aquello de que entre vosotros no hay judío ni griego, esclavo ni libre …( Ga 3, 28) era una auténtica revolución. Eran las “sociedades de contraste”( J.B.METZ)

Tras estas constataciones surgen interrogantes ¿estamos convencidos , como Pablo, de que hay que echar el resto en la animación comunitaria? ¿creemos , como él, en la igualdad, diversidad y unidad de los seguidores de Jesús como “marcas de la casa?” ¿ponemos el centro de nuestros esfuerzos en el cultivo de relaciones cálidas y comprometidas con las necesidades de todos? ¿ representa nuestra Iglesia un espacio en el que se trabaja por eliminar diferencias, barreras, segregaciones y discriminaciones?

c) Constructor tenaz de comunión en el conflicto: Cuando el apego a lo judío frenó la expansión de los comunidades seguidoras del nazareno muerto y resucitado y amenazó con eliminar la novedad y libertad que Cristo trajo (Ga 5,1), Pablo se enfrenta para exigirle mayor coherencia a Pedro. Al mostrar éste una actitud contemporizadora con los que querían imponer a los cristianos la circuncisión u otras formas rituales, Pablo le corrige fraternalmente ( Asamblea de Jerusalén e incidente de Antioquía ( Hch 15, 1-19; Ga 2, 12-14) Sorprende su capacidad para aunar actitudes hoy poco frecuentes y necesarias: a) decir con valentía y sin tapujos una palabra crítica con determinados comportamientos no evangélicos; b) la búsqueda paciente de la comunión por las vías del diálogo, oración, negociación, leal oposición, que si bien acepta el ministerio de Pedro, no renuncia a su opinión

En nuestra comunidad eclesial predominan hoy otros comportamientos: miedo a la autoridad o tendencia a halagarla por la sumisión; acallar a los disidentes; confundir el temor al conflicto- sano y necesario- con la defensa de la comunión y la paz; proliferación del cotilleo y la crítica a escondidas, con la consiguiente amargura y desilusión; falta de coraje para dialogar; aislamiento de cada grupo en su burbuja; tendencia a quitarse de en medio en silencio unos de otros (bidireccional) ; la necesaria autocensura o a la actitud hipercrítica.

En este contexto cobran especial relevancia las palabras del todavía Raztinger: “La verdadera obediencia no es la de los aduladores, que evitan todo choque y ponen su intangible comodidad por encima de todo. Lo que necesita la Iglesia hoy y siempre no son panageristas de lo existente, sino hombres en quienes la humildad y la obediencia no sean menores que la pasión por la verdad; hombre y mujeres que den testimonio a despecho de todo ataque y distorsión de sus palabras” ( ID. El verdadero pueblo de Dios, Herder, 1972, p. 293) Más allá de la discusión pueblo- jerarquía Pablo mantuvo siempre la defensa a la vez del pluralismo y la comunión ( Cuando dos personas piensan siempre lo mismo, es porque hay una que no piensa)

d.- Creativo y audaz inculturador del mensaje cristiano: K. RAHNER afirmaba que “ en la situación actual de la Iglesia y del mundo, es más seguro el riesgo de los nuevos experimentos que permanecer apegados a lo tradicional, hoy poco adaptado a la expresión del mensaje cristiano”
Pablo toma en este terreno una posición inmejorable : por lograr que su mensaje tuviera credibilidad, evita cualquier privilegio y afronta toda clase de peligros. Aún más, intenta “hacerse todo a todos, para ganar a algunos” (limitación cuantitativa realista y necesaria) : se aproxima a las personas de su medio y se hace solidario con todos con tal de evangelizar.

A la vez, asume una posición crítica con la sociedad , evitando toda asimilación acrítica y todo recelo por sistema. “ No os amoldéis al mundo en que vivimos y transformaos con otra mentalidad” ( Rm 12,2) y “ examinándolo todo y quedaos con lo bueno” ( 1 Tes 5,21). El esfuerzo de Pablo por trasvasar el Evangelio al helenismo permitió que el Cristianismo pasara de secta judía a religión universal. Este acierto no dejó de pasarle factura: helenización y moderación del mensaje de Jesús que le llevó a la muerte. Los peligros entre la disyuntiva de traducir nuestra fe a la claves de la cultura actual o fosilizarla en categorías y estructuras anticuadas sigue.

Pablo, además, asumió del ambiente cultural en que vivió los valores platónicos y estoicos, que sitúan en el sabio el ideal humano y argumentó que el Evangelio conducía a la realización plena del individuo, pero, a la vez, sometió al paradigma helénico a un cambio radical, al hablar de la Cruz de Cristo como “locura para los judíos y necedad para los griegos” y al poner como ejemplo de preferidos de Dios a los mas pobres de su comunidades ( 1 Cor 1, 22-30) Intentó hablar en Atenas del Dios desconocido, para captar al auditorio, pero al anunciarles lo de la Resurrección lo dejaron por imposible ( Hch 17,22-32)

Respecto a las mujeres y esclavitud: afirma la radical igualdad entre géneros (Ga 3) ; pero en unos textos referidos al matrimonio ( Col 3, 18-21) y en la forma de resolver el problema del esclavo Onésimo (Flm 1) , o en la llamada a acatar las leyes (Rm 13,1) muestran que de hecho el no optó por romper con las normas sociales de su tiempo. Pero aportó matices que en su tiempo propiciaron algunos cambios como, entre otros, que en el s III , un esclavo, Calixto, fuera papa.

III, Las raíces de su pasión: ¿Cuáles son las convicciones que subyacen a esta actuación?

a) Reconocer el carácter escandaloso y sorprendente el Evangelio, al revelarnos en la Pasión de Cristo una mentalidad divina contraria al sentido común y a una salvación que nos viene por regalo de Dios. La fe, en Pablo, es acogida agradecida al don y respuesta de la existencia al mismo. Lo que se aleja tanto de la mera confesión formal de la fe, como de la actitud de quien pretende cargarse de méritos ante Dios por su comportamiento. Convertirse, en Pablo, es abrirnos sin resistencias a la “locura de Dios”. Por eso, tratar de evangelizar para hacer que los evangelizados si sitúen en el mundo desde la normalidad sociológica es una contradicción, Ser cristiano es ir contracorriente, vivir una vida alternativa, contracultural

b) Ir a lo esencial al anunciar el Evangelio: el amor sin condiciones que Dios nos tiene , revelado en Jesucristo y actualizado por el Espíritu. Ese amor se encuentra más allá de la ley, costumbres, moral, ritos, pertenencia social o saber teológico. El amor efectivamente practicado es el único criterio de verificación de una fe que nos libera , no para aislarnos, sino para hacernos más capaces de amar como Dios mismo (Ga 5,13) . No sé si utilizamos mediaciones pedagógicas, morales, catequéticas o litúrgicas que faciliten el acceso a la experiencia personal de “estar en buenas manos” y que hagan personas libres y liberadoras

c) Concentración de la salvación en Cristo desde la clave de su Pasión. Esta opción tiene ventajas e inconvenientes hoy. Entre las ventajas al predicar la Cruz y Resurrección a una sociedad aburguesada y acomodaticia, rica y segura, instalada y feliz – aunque sin Dios- escéptica a otro tipo de salvación que no sea el bienestar material, estamos presentando , sin edulcorantes, y valores no “políticamente correctos”- amor, pobreza, fraternidad- …el Evangelio.

Entre los inconvenientes: el olvido, por parte de Pablo, de la vida y obra de Jesús de Nazaret es un empobrecimiento. La centralidad del reino y la urgencia de acogerlo, la originalidad de las actitudes de Jesús la conflictividad de su mensaje …se diluyen en las cartas de Pablo. Lo que puede conducir a un Cristianismo de corte individualista, más centrado en la práctica de la virtudes que en la transformación de la sociedad en que vivimos.

Últimos artículos

El Papa: ¡No más guerra! Detener toda acción que arrastre a Oriente Medio a un conflicto mayor

Vatican News Al final del Regina Caeli, Francisco expresa su dolor y preocupación por los...

Francisco apremia a evitar una «espiral de violencia» en Oriente Medio tras el ataque de Irán a Israel -- José Lorenzo

Religión Digital El Papa pide detener "toda acción que pueda arrastrar a un conflicto bélico...

Abril republicano -- Deme Orte

Enviado a la página web de Redes Cristianas Viene Abril proclamando primaveras al aire la bandera...

Noticias similares

El Papa: ¡No más guerra! Detener toda acción que arrastre a Oriente Medio a un conflicto mayor

Vatican News Al final del Regina Caeli, Francisco expresa su dolor y preocupación por los...

Francisco apremia a evitar una «espiral de violencia» en Oriente Medio tras el ataque de Irán a Israel -- José Lorenzo

Religión Digital El Papa pide detener "toda acción que pueda arrastrar a un conflicto bélico...

Abril republicano -- Deme Orte

Enviado a la página web de Redes Cristianas Viene Abril proclamando primaveras al aire la bandera...