InicioRevista de prensaiglesia catolicaEl Papa dice que sus palabras sobre el preservativo no necesitan corrección

El Papa dice que sus palabras sobre el preservativo no necesitan corrección

Publicado en

Religión Digital

Pide una humanización de la sexualidad
Benedicto XVI corrige la matización de Lombardi
El Papa no cambia la enseñanza de la Iglesia sobre el preservativo en el libro entrevista El Papa cree que el preservativo no es suficiente para frenar la expansión del Sida Publicado el nuevo libro entrevista del Papa Publicación del libro entrevista al Papa Luz del mundo.

El Papa ha subrayado al portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi que sus palabras sobre el preservativo no necesitan ninguna corrección y que su contribución no es una discusión técnica, sino que simplemente pretende resaltar la necesidad de una humanización de la sexualidad, en una reunión celebrada este lunes en el apartamento papal.

Benedicto XVI ha afirmado que la utilización del preservativo es el primer paso de responsabilidad para darse cuenta del riesgo y «evitar poner en riesgo a la otra persona», según ha declarado al portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, con ocasión de la presentación del libro este martes en el Vaticano ‘Luz del Mundo. El Papa, la iglesia y el signo de los tiempos’.

También ha manifestado en el libro que concentrarse «sólo en el profiláctico es trivializar al sexualidad». Además, el Papa ha sostenido que esta superficialidad representa «la peligrosa razón por la cual tantas personas en la sexualidad no ven la expresión de su amor», sino «una especie de droga, que se suministran ellos mismos».

Por otra parte, el Papa ha pedido que la sexualidad «sea valorada positivamente» para que pueda ejercitar «su efecto positivo sobre el ser humano en su totalidad».

PÍLDORA ABORTIVA
Con respecto a la píldora abortiva, el Pontífice ha afirmado que «si se separan fundamentalmente sexualidad y fertilidad entonces la sexualidad pasa a ser cualquier cosa». La Iglesia, según ha subrayado el Papa, «no es contraria a cualquier regulación de la natalidad, sino que aprueba la regulación natural de los nacimientos, a través de los métodos naturales».

Sobre el celibato, Benedicto XVI ha afirmado que tal vez «puede ser más fácil si se constituyen comunidades de sacerdotes». Según ha manifestado el Papa, es importante que los sacerdotes «no vivan aislados sino que estén juntos en pequeñas comunidades, se apoyen y experimenten del estar juntos en su servicio a Cristo».

Con respecto a la homosexualidad, Benedicto XVI sostiene que son personas que deben ser respetadas «personas que no deben ser discriminadas porque presentan estas tendencias». Según ha subrayado el Papa, el respeto por la persona «es absolutamente fundamental y decisivo».

El Papa ha defendido que «si alguno presenta tendencias homosexuales profundamente enraizadas, si en cualquier caso estas tendencias tiene un cierto poder sobre la persona, entonces «esta es una gran prueba para él, así como otra persona puede soportar otras pruebas». Sin embargo, Benedicto XVI ha sostenido que no por ello «la homosexualidad pasa a ser moralmente justa, sino que queda como algo que está contra la naturaleza de aquello que Dios ha querido originariamente».

Además, afirma que la homosexualidad no es conciliable con el ministerio sacerdotal, porque entonces «el celibato como renuncia no tiene ningún sentido».

Además, Benedicto XVI ha señalado al portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, que ha querido responder a la preguntas del mundo y a la gente de un modo sencillo y claro y que el libro ‘Luz del mundo» tiene «una intención pastoral y busca ofrecer un servicio».

El libro ‘Luz del mundo. El Papa, la Iglesia y el signo de los tiempos’ analiza los problemas fundamentales de la Iglesia y respondea las preguntas presentadas por Peter Seewald acerca de la Iglesia y el mundo actual. En él, el Santo Padre también subraya que la estadística «no es el metro de juicio de la moral», y que es bastante grave «cuando la demoscopia pasa a ser el criterio para asumir las decisiones políticas», en vez de preguntarse «qué se debe hacer».

El Papa habla a través de 280 páginas sobre los problemas que ha tenido el Pontificado en estos cinco años y las cuestiones que se presentan hoy en el mundo. El portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi ha subrayado que Benedicto XVI ha respondido a título personal y no de forma magisterial.

LEFEBVRIANOS
Sobre el caso Williamson, el obispo lefebvriano al que levantó la excomunión sin saber que había negado la existencia del Holocausto, el Papa subraya en el libro que se tendría que haber estudiado más, y haber separado el caso Williamson de los demás obispos, pero por desgracia «nadie miró en Internet» para tomar conciencia de quién se trataba.

Por otra parte, con respecto a su discurso de Ratisbona, Benedicto XVI ha manifestado que había concebido el discurso en la Universidad de Ratisbona como una lección estrictamente académica, sin darse cuenta de que «el discurso de un Papa no es considerado desde el punto de vista académico sino desde el político», en el libro ‘Luz del Mundo, el Papa, la Iglesia y el signo de los tiempos».

ISLAM
El Papa ha reconocido el Islam como una gran «realidad religiosa» con la cual «es necesario dialogar» y que a través del discurso de Ratisbona «ha comenzado un diálogo muy intenso». El resultado, afirma Benedicto XVI, es que ha quedado claro que el Islam debe aclarar dos cosas, como son «su relación con la violencia y con la razón».

Benedicto XVI ha sostenido que en los países donde el Islam es «monocultural», la conciencia de la verdad «pasa a ser tan limitada que se transforma en intolerancia y por ello hace difícil la convivencia con los cristianos».

El Papa ha manifestado que es importante mantener un contacto intenso con todas las fuerzas del Islam que puedan y quieran dialogar «para que pueda llegar una transformación de las conciencias también donde el islamismo asocia la pretensión de la verdad con la violencia».

El Papa ha afirmado a Peter Seewald que está también desilusionado «sobre todo con el mundo occidental», donde hay «esta aversión a la Iglesia». Benedicto XVI ha afirmado sentirse «desilusionado porque la tendencia general de nuestro tiempo es de hostilidad hacia la Iglesia».

Por su parte, el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi ha destacado que el Papa ha querido con este libro acercar el magisterio a la gente «de una forma coloquial».

El libro-entrevista del Papa es el resultado de 20 horas de conversación entre Benedicto XVI y el periodista alemán Peter Seewald, quien ya colaboró con el entonces cardenal Joseph Ratzinger en otras dos entrevistas que se tradujeron en los dos libros ‘La Sal de la Tierra’ y ‘Dios y el mundo’, donde también respondía a cuestiones del mundo actual. El tercer libro de Peter Seewald y Benedicto XVI se pondrá la venta en todo el mundo el próximo 24 de noviembre y está traducido a 18 idiomas.

Últimos artículos

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...

Noticias similares

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...