InicioRevista de prensatemas socialesEl ángel de Esperanza##Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

El ángel de Esperanza -- Jesús Mª Urío Ruiz de Vergara

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

La Esperanza del título es Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, condesa consorte de Bornos y grande de España, una política española incombustible, presidenta del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Y el ángel de esta señora es ese espíritu alado, o así nos los pintaban, o también puede ser el «hada madrina», que hace que Esperanza salga ilesa de todos los entuertos, lodos, barros, y charcas llenas de cocodrilos, por los que atraviesa. Es un caso casi milagroso de supervivencia política. Enfrentada con el gran jefe, por quien no votó para la presidencia después del descalabro de las elecciones de 2oo4, en las que Mariano Rajoy perdió para ese «inútil de Zapatero»; poco o nada amiga de Ana Botella, a la que hace tiempo anunció, como ahora ha cumplido, desalojarla de su sillón municipal madrileño; y amiga de circunstancias de Cristina Cifuentes, cuyas políticas prometidas reprocha, o directamente reprueba. Así que haré un pequeño recorrido por el milagro continuado y sorprendente de la señora Aguirre.

El caso de la estación del AVE de Guadalajara. En una extraña y amena coincidencia, los responsables del trazado del AVE a Cataluña, a su paso por Guadalajara, decidieron que la estación correspondiente a Guadalajara se instalara en el pequeño pueblecito de Yebes, donde la familia del marido de Esperanza, Fernando Ramírez de Haro, poseían 1610 hectáreas que habían comprado a su madre el año 1987, según informó la cadena Ser, el día 29/09/2003/, citando información del semanario Interwiu. La presencia del AVE revalorizó los terrenos y el paraje, lo que permitió edificar 9.000 viviendas. El lucro, evidentemente, no llegó directamente a doña Esperanza, sino a sus parientes, en una de esas «¿coincidencias?» favorables tantas veces al entorno de los políticos.

El desconocimiento, por parte de Aguirre, de Francisco Granados. Hace solo unos días escuché a Esperanza Aguirre negar que tuviera lazos de amistad, o de profundo conocimiento, de Francso Granados, uno de los cerebros de la trama de corrupción «Púnica». Que estaba ya antes de ella llegar a la presidencia de la comunidad de Madrid, que era como parte de una herencia política recibida. Efectivamente, en el inicio de la presidencia de Aguirre, Granados era alcalde de Valdemoro, cargó al que renunció par pasar, a partir de 2004, hombre fuerte del gobierno e Esperanza, Consejero, de Presidencia, de Justicia, de Interior, de Transportes e Infraestructuras, presidente de la ¡¿comisión de investigación del PP del tamayazo?!, y otros numerosos cargos concedidos, a dedo, por quien ahora niega tener, con ese personaje, relaciones de especial amistad y cercanía. Así que deberenos concluir que la señora Aguirre no tenía criterio, o carecía de la más elemental prudencia en la elección de sus principales colaboradores. ¿Es una política con estos predicamentos, señor presidente del Gobierno, una buena, justa, y límpida candidata a la alcaldía de Madrid?

Presencia de Esperanza en la manifestación contra el Gobierno por la reforma de la ley del aborto. Por ganar unos hipotéticos votos de los anti-abortistas, el día 14 del último mes de marzo nuestra heroína no dudó en ser desleal con su amigo Gallardón, y con el presidente del Gobierno, quien en definitiva presentaba la reforma de la ley, y que ya la había señalado, -a dedo, claro está-, como candidata a la alcaldía de Madrid. Y que no parece que fuera cosa de principios, sino de pura urgencia electoral, lo intentaré demostrar en el siguiente número.

El suceso de Esperanza con agentes de movilidad: el comportamiento ciudadano de la candidata a la alcaldía de Madrid no fue nada edificante. ¡Y pensar que si sale elegida va a ser la jefa de esos agentes, cuyo testimonio, en contra de la práctica común en la sociedad española, no va a hacer fe! Y nos resulta, y hablo en plural porque lo hemos comentado en algún círculo dela parroquia, nos resulta triste y descorazonador cómo los jueces no han prestado su protección legal a un agente que, según la normativa española, si da su palabra ante el juez, en principio su testimonio es concluyente. Claro que el multado o acusado por él tiene derecho a la defensa, pero no se puede, sin más, no aceptar a trámite la querella presentada por el agente si se siente, como así ha sido, menospreciado y dañado en su honor.

Propuesta ciudadana “especialmente social”: los mendigos, fuera de las calles, que las afean y espantan a los turistas. Habrá quien piense, entre los católicos, sobre todo varados a la derecha, que la oposición al aborto es cosa del evangelio, o de la doctrina de la Iglesia. Pues ni una cosa, ni otra. El evangelio, y el Nuevo Testamento (NT), en general, no menciona para nada ese fenómeno brutal y cruel, y no será porque en el tiempo de Jesús no se practicase. Incluso había una ley que permitía el infanticidio en las primeras veinticuatro horas de vida. Y la Iglesia no es la única en condenar una acción que toda persona con conciencia recta reprueba. Y que la misma ONU pretende regular, considerando el aborto, por lo menos en la duda, como un homicidio. Otra cosa es la despenalización del aborto en determinadas circunstancias, aplicando la teoría moral, defendida por los manuales de teología moral de la Iglesia, del «mal menor». (Y como este tema lo he tratado varias veces, no sigo con él).

La misma propuesta anterior desde el punto de vista cristiano, evangélico. Aquí sí que no cabe duda, a quien lea las Bienaventuranzas, y todas las páginas, parábolas y discursos de Jesús: la propuesta de Esperanza Aguirre es, sin género alguno de dudas, escandalosa desde el punto de vista cristiano. Evidentemente, estamos en un Estado laico, con separación de Iglesia y Estado, y ningún político tiene la obligación de tener criterios evangélicos. Pero yo no repruebo la propuesta de Aguirre como política, sino como cristiana. O, ¿no es Esperanza católica, y acude a celebraciones, procesiones, a misas y a novenas, a la Almudena, a la Virgen de la Paloma, o a la toma de posesión del señor Arzobispo? Y pregunto: ¿alguno de los obispos, por lo menos los que tanto condenan el aborto, y alaban a Esperanza por su valentía en ir en contra de su partido en ese tema, ha denunciado públicamente la postura de la candidata del PP a la alcaldía de Madrid, en una propuesta injusta y cruel contra los pobres tan defendidos, primero por el Señor Jesús, y ahora por el papa Francisco, iniciativa que, además de antievangélica, es anticonstitucional?

Y ahora yo pregunto, ¿con estos antecedentes político-religiosos, ¿es posible, como dicen las encuestas, que esta señora tenga la más alta aprobación de los futuros votantes para alcaldesa de Madrid? Y, ¿es comprensible que el señor presidente del Gobierno, conociendo el alto grado de lealtad política de Esperanza Aguirre, la haya marcado a dedo como candidata para la alcaldía madrileña? Son dos cosas que sobrepasan, por lo visto, mi capacidad intelectual, que no acierto, no puedo entender. Gracias a Dios, otros muchos tampoco entienden. Pero nos tendremos que conformar, democrática y deportivamente, con la lucidez de nuestros conciudadanos.

Últimos artículos

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...

Noticias similares

Sombras episcopales sobre la pederastia -- Editorial de El País

el país El informe de los obispos sobre los casos de abusos sexuales en la...

La Revuelta de Mujeres vuelve a las calles: 26 diócesis acogen actos por el 8-M

Religión Digital Desde que diera sus primeros pasos en 2020, la iniciativa vive "un proceso...

La Revuelta de Mujeres en la Iglesia vuelve a las calles para reclamar igualdad -- Sol Demaría

Alandar El próximo domingo 3 de marzo a las 12:00 horas, la Revuelta de Mujeres...