InicioRevista de prensaiglesia catolicaDomingo 8 de Junio, 10º del tiempo ordinario: lo primero la misericordia##José...

Domingo 8 de Junio, 10º del tiempo ordinario: lo primero la misericordia -- José Antonio Pagola

Publicado en

Tabira

La escena es insólita. Para los sectores más religiosos de Israel, un escándalo inadmisible. Jesús está en casa de Mateo, sentado a la mesa con los suyos. Pero no están solos. «Muchos publicanos y pecadores» acuden al banquete y «se sientan con Jesús y sus discípulos». Jesús queda sumergido en un ambiente de «pecadores». El relato señala que son «muchos». Todos se sientan a la misma mesa, entremezclados con sus discípulos.

La acusación de los sectores más religiosos es inmediata. ¿Por qué actúa Jesús de manera tan escandalosa? Los «pecadores» son gente indeseable y despreciada, causa de los males que sufre el pueblo elegido. Lo mejor es excluir a los que no viven de acuerdo con la Alianza, por ejemplo, el grupo de los «recaudadores» o de las «prostitutas». ¿Cómo se permite un hombre de Dios acogerlos de forma tan amistosa?

Jesús no hace caso de las críticas. Todos están invitados a su mesa porque Dios es de todos, también de los excluidos por la religión. Estas comidas representan su gran proyecto de un Dios que ofrece a todos su salvación: su misericordia de Padre no puede ser medida ni explicada por los hombres de la religión.

Jesús responde a las acusaciones descubriendo la hondura de su actuación. En primer lugar, su manera de mirar a quienes, por razones diferentes, no viven a la altura moral de quienes actúan conforme a lo prescrito. Los ve como «enfermos». Más «víctimas» que «culpables». Más necesitados de ayuda que de condena. Así es la mirada de Jesús.

En segundo lugar, su modo de acogerlos. «No necesitan de médico los sanos, sino los enfermos». Lo primero que necesitan no es un maestro de la ley que los juzgue, sino un médico amigo que los ayude a curarse. Así se veía a sí mismo: no como un juez que dicta sentencias, sino como un médico que viene a buscar y salvar a quienes se encuentran «perdidos».

Este comportamiento no es la actuación simpática de un profeta bueno. Aquí se nos está revelando cómo es Dios. Por eso dice Jesús: Dejaos de acusaciones y «aprended» en mi actuación lo que significan las palabras de Oseas: Dios quiere misericordia antes que ofrendas y culto.

Si no aprendemos de Jesús que lo primero para Dios es siempre la «misericordia», nos falta algo esencial para ser sus discípulos. Una Iglesia sin misericordia es una Iglesia que no camina tras los pasos de Jesús.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Anuncia la misericordia de Dios. Pásalo 8 de junio de 2008 10 Tiempo Ordinario (A) Mateo 9, 9 – 13

LEHENENGO GAUZA, ERRUKIA

Pasadizoa ez-ohikoa da. Israelgo talde erlijiosoenentzat, eskandalu onartezin bat. Mateoren etxean dago Jesus, bereekin mahaian eseria. Baina ez daude bakarrik. «Zergalari eta bekatari asko» bildu dira otordura, eta «Jesusekin eta honen ikasleekin eseri dira». «Bekatarien» ingurunean murgildurik dago Jesus. Bekatariak «asko» direla nabarmendu du kontakizunak. Mahai berean eseri dira guztiak, Jesusen ikasleen artean.

Berehala etorri da talde erlijiosoenen kritika. Zergatik dihardu Jesusek halako era eskandalagarrian? «Bekatariak» jende zital eta mespretxagarria dira, herri hautatua jasaten ari den gaitzen kausa. Gauzarik hobena, Elkargoaren arabera bizi ez direnak baztertzea da; horietakoak dira «zerga-biltzaileak» eta «prostituituak». Nolatan har dezake Jainkoaren gizon batek jende hori hain adiskidetsu?

Jesusek ez dio jaramonik egin kritika horri. Denak dira gonbidatuak bere mahaira, denena baita Jainkoa, baita erlijioak baztertu dituenena ere. Otordu hauek bere egitasmo handia ordezkatzen dute, salbazioa guztiei eskaintzen dien Jainkoaren egitasmo handia: haren aitatasunaren errukia ezin neurtu dute, ez argitu, erlijioaren gizakiek.

Bere jardueraren sakontasuna azalduz erantzun die Jesusek salaketei. Lehenik eta behin azaldu die, arrazoi batengatik edo bestegatik, erabakiaren arabera diharduten haien goratasun moralaren mailan bizi ez direnak nola hartzen dituen berak. «Gaixotzat» hartu ditu. «Erruduntzat» baino gehiago «biktimatzat». Kondenagarritzat baino gehiago laguntza beharrekotzat. Hori da Jesusen ikusteko modua.

Bigarren, jende hori onartzeko bere era azaldu die. «Ez dira osasuntsuak sendagile beharrean, baizik gaixoak». Behar duten lehenengoa gauza ez da juzgatuko dituen lege-maisu bat, baizik sendatzen lagunduko dien sendagile adiskide bat. Horrela ikusten zuen bere burua: ez epaiak ematen dituen epaile bezala, baizik «galduak» daudenak bilatzera eta salbatzera etorri den sendagile bezala.

Portaera hau ez da profeta on baten jarduera lausengaria. Jainkoa nolako den agertzen ari zaigu hemen. Horregatik dio Jesusek: Utzi alde batera zeuen salaketak eta «ikasi» nire jardueran Oseasen hitz hauek zer adierazten duten: Errukia nahi du Jainkoak eskaintzak eta kultua baino lehenago.

Jesusengandik ikasten ez badugu, ezen Jainkoarentzat «errukia» dela lehenengo gauza, funtsezkoa den zerbait falta zaigu haren ikasle izateko. Errukirik gabeko Eliza Jesusen urratsei usainik hartu ez dien Eliza da.

Egilea: Jose Antonio Pagola
Itzultzailea: Dionisio Amundarain

BERRI ONAK Sare ebanjelizatzailea. Hots egizu Jainkoaren errukia. Bidali hau.

2008ko ekainaren 8a
Meza Urteko 10. Igandea (A)
Mateo 9,9-13

Últimos artículos

Domingo 25 de Febrero, 2º de Cuaresma: Deshumanizar a Jesús para divinizarlo ha sido la gran trampa -- Fray Marcos

fe adulta Mc 9,1-9 En los tres ciclos litúrgicos leemos, el segundo domingo de cuaresma, el...

La Iglesia se aferra a las aulas ante la pérdida de fieles y reclama más dinero público para la concertada -- Lara Carrasco

laicismo FUENTE: INFOLIBRE La Conferencia Episcopal ultima la preparación de un congreso para reivindicar y “renovar”...

La misericordia como lugar teológico -- Jesús Martínez Gordo, teólogo

Cristianismo y Justicia La crisis de recepción eclesial en algunas iglesias, colectivos y personas —provocada...

Noticias similares

Domingo 25 de Febrero, 2º de Cuaresma: Deshumanizar a Jesús para divinizarlo ha sido la gran trampa -- Fray Marcos

fe adulta Mc 9,1-9 En los tres ciclos litúrgicos leemos, el segundo domingo de cuaresma, el...

La Iglesia se aferra a las aulas ante la pérdida de fieles y reclama más dinero público para la concertada -- Lara Carrasco

laicismo FUENTE: INFOLIBRE La Conferencia Episcopal ultima la preparación de un congreso para reivindicar y “renovar”...

La misericordia como lugar teológico -- Jesús Martínez Gordo, teólogo

Cristianismo y Justicia La crisis de recepción eclesial en algunas iglesias, colectivos y personas —provocada...