InicioRevista de prensaespiritualidadDomingo 18 de Mayo de 2.008. La Santísima Trinidad: Dios ama este...

Domingo 18 de Mayo de 2.008. La Santísima Trinidad: Dios ama este Mundo -- José Antonio Pagola

Publicado en

Eclesalia

Trinidad081.gifJuan 3, 16-18
Jesús puede ser considerado desde perspectivas diversas. Puede ser visto como problema histórico, gran líder religioso, un dogma, el inspirador de un camino liberador… El evangelista Juan nos invita a acogerlo como el «mejor regalo» que Dios ha hecho al mundo.
Jesús está hablando con un maestro judío, llamado Nicodemo. No conversan sobre los problemas conflictivos de la Ley judía. Jesús centra la atención en temas de los que apenas se habla en Israel: cómo «renacer» a una vida nueva, qué camino seguir para «tener vida eterna»…
De pronto Jesús pronuncia unas palabras que trascienden cualquier conversación humana, y resumen de manera grandiosa todo el misterio que se encierra en él: «Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna».

¿Qué podemos sentir, al escuchar estas palabras, los hombres y mujeres de hoy, atraídos por todo bienestar inmediato y tan escépticos ante promesas lejanas de vida eterna? ¿Qué nos puede decir el amor de Dios en una sociedad llena de intereses, objetivos y luchas tan contrarios al amor?

Las palabras de Jesús destacan lo inmenso y universal del amor de Dios. No podía ser de otra manera. Dios ha amado al «mundo», no sólo a Israel, a la Iglesia, a los cristianos… Ha enviado a su Hijo, no para «condenar», sino para «salvar», no para destruir, sino para dar vida eterna. Lo sepa o no, el mundo existe, evoluciona y progresa bajo la mirada amorosa de Dios.

Para saber algo de ese Misterio de Amor que sostiene el mundo, el mejor camino es el mismo Jesús. Acercándonos al Hijo, podemos ver, palpar e intuir cómo es el Padre con todos sus hijos. Viéndolo actuar, podemos captar cómo es el Espíritu que anima a Dios.

Todos los gestos, símbolos, palabras, doctrinas, objetivos y estrategias del cristianismo han de nacer, alimentarse y reflejar ese misterio del Amor de Dios al mundo entero. Si no es así, la religión se encierra en sí misma; los signos se «sacralizan»; el anuncio cristiano pierde en buena parte su significado más auténtico; pueden incluso inventarse prácticas, costumbres y estilos de vivir alejados de la verdad cristiana original. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

DEUS AMA ESTE MUNDO

Traducción: Antonio Manuel Álvarez Pérez

Jesus pode ser considerado desde perspectivas diversas. Pode ser visto como problema histórico, grande líder religioso, um dogma, o inspirador de um caminho libertador… O evangelista João convida-nos a considerar como o «melhor presente» que Deus fez ao mundo.

Jesus está a falar com um Mestre judeu, chamado Nicodemo. Não conversam sobre os problemas conflictivos da Lei judia. Jesus centra a atenção em temas que raramente se falam em Israel: como «renascer» para uma vida nova, que caminho seguir para «ter vida eterna» …

Rapidamente Jesus pronuncia palavras que transcendem qualquer diálogo humano, e resumem de forma grandiosa todo o mistério que se encerra Nele: «Tanto amou Deus o mundo que entregou o seu Filho único, para que não pereça ninguém dos que crêem Nele, mas que tenham vida eterna».

Que podemos sentir, ao escutar estas palavras, os homens e mulheres de hoje, atraídos pelo bem-estar imediato e tão cépticos ante promessas longínquas de vida eterna? Que nos pode dizer o amor de Deus numa sociedade cheia de interesses, objectivos e lutas tão contrarias ao amor?

As palavras de Jesus destacam o imenso e universal amor de Deus. Não podia ser de outra forma. Deus amou o «mundo», não só a Israel, à Igreja, aos cristãos… Enviou o Seu Filho, não para «condenar», mas para «salvar», não para destruir, mas para dar vida eterna. Saiba-o ou não, o mundo existe, evolui e progride baixo o olhar amoroso de Deus.

Para saber algo desse Mistério de Amor que sustem o mundo, o melhor caminho é o mesmo Jesus. Aproximando-nos do Filho, podemos ver, sentir e intuir como é o Pai com todos os Seus filhos. Vendo-O actuar, podemos captar como é o Espírito que anima a Deus.

Todos os gestos, símbolos, palavras, doutrinas, objectivos e estratégias do cristianismo têm de nascer, alimentar-se e reflectir esse mistério do Amor de Deus ao mundo inteiro. Se não é assim, a religião encerra-se em si mesma; os símbolos «sacralizam-se»; o anúncio cristão perde em boa parte o seu significado mais autêntico; podem inclusive inventar-se práticas, costumes e estilos de viver afastados da verdade cristã original.

Últimos artículos

El Yunque, un secreto a voces -- Pedro Ingelmo

Diario de Cádiz ASOCIACIONISMO CATÓLICO Esta organización secreta mexicana se introdujo en España con la financiación...

Mirada cristiana sobre el escándalo de la inmatriculaciones -- Evaristo Villar

Alandar Ante al escándalo de las inmatriculaciones en España, muchos cristianos y cristianas exigen a...

Carta por +Gaza desde la U. de Chile

Reflexión y Liberación Estimadas/os Centro de Estudiantes Facultad de Filosofía y Humanidades Presente De nuestra consideración: Como Decanato de...

Noticias similares

El Yunque, un secreto a voces -- Pedro Ingelmo

Diario de Cádiz ASOCIACIONISMO CATÓLICO Esta organización secreta mexicana se introdujo en España con la financiación...

Mirada cristiana sobre el escándalo de la inmatriculaciones -- Evaristo Villar

Alandar Ante al escándalo de las inmatriculaciones en España, muchos cristianos y cristianas exigen a...

Carta por +Gaza desde la U. de Chile

Reflexión y Liberación Estimadas/os Centro de Estudiantes Facultad de Filosofía y Humanidades Presente De nuestra consideración: Como Decanato de...