InicioRevista de prensatemas sociales¿De verdad ésto es una democracia?##Jaime Richart

¿De verdad ésto es una democracia? -- Jaime Richart

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Tal como vienen sucediendo las cosas de estos últimos años en este país, sólo a los políticos y a los periodistas de periódico oficial, cadena de televisión y emisora de radio puede convenir esta imitación de democracia. El resto de la ciudadanía no puede sentir como «suya» lo que no es. La ciudadanía es comparsa que se limita a presenciar el desvalijamiento de las arcas públicas y las mentiras de los políticos relatados por los periodistas, y a pasearse por las urnas cada cuatro años. Los políticos se cuentan por miles, y los periodistas en activo no es probable que pasen de centenares, pues miles carecen de empleo y han de conformarse con ese periódico digital apenas sin ingresos, y otros miles están dedicados por sus jefes a quehaceres subalternos…

Así es que si sumamos políticos y periodistas informadores, escribidores y opinadores, esta caricatura política sólo puede interesar a miles de personas. Los cuarenta y seis millones de españoles restantes (aparte ese 20 por ciento de ricos) la están sufriendo indignados o desesperados.

Todo va mangas por hombros. Hay 500 políticos imputados, por miles de millones saqueados o dilapidados por ellos y otros muchos todavía sin descubrir, que han agravado la crisis económica, pero ninguno está en la cárcel y menos ha devuelto un solo euro. Los gobernantes mienten constantemente a sabiendas, y los electores les votan una y otra vez. La justicia expulsa a los jueces honestos y retrasa sospechosamente años la instrucción de los sumarios hasta acabar prescritos muchos de los delitos. Luego ahí está la benevolencia de los tribunales que les juzga. Y más luego, el indulto de los gobiernos.

La oposición es sumamente débil y sin mordiente. Los esfuerzos de los políticos de la izquierda por no perder un poco la compostura, dan alas a los insolentes y cínicos del gobierno. Las manifestaciones en las calles no sirven para nada. Y quienes a propósito de ellas señalan alguna concesión del poder como parte de su estrategia es porque obtienen réditos de la injusticia. Y así podríamos ir enumerando lacras, corruptelas, engaños, traiciones e imposturas que todos los políticos en mayor o menor medida comparten; unos fabricando a su bola la realidad y otros consintiéndolo.

Se lee y se oye a menudo citar otras democracias burguesas como referente. Pero es imposible que España sirva de modelo a algún país emergente. Lo que es seguro es que habrá de tenerla precisamente como modelo de lo que es una pantomima que deberá evitar. ¡Qué repugnancia!

Últimos artículos

Causas de la crisis sistémica: erosión de la ética y asfixia de la espiritualidad -- Leonardo Boff

Enviado a la página web de Redes Cristianas Seguramente existe un cúmulo de causas que...

De Pastor a líder -- Deme Orte

Enviado a la página web de Redes Cristianas La metáfora del Pastor aplicada a Jesús...

Tercera Asamblea de cristianos y cristianas de Bizkaia -- Eduardo Escobés y Jesús Martínez Gordo

BAF Crónica de la tercera Asamblea de cristianos y cristianas de Bizkaia (Ibarrekolanda, 16...

Noticias similares

Causas de la crisis sistémica: erosión de la ética y asfixia de la espiritualidad -- Leonardo Boff

Enviado a la página web de Redes Cristianas Seguramente existe un cúmulo de causas que...

De Pastor a líder -- Deme Orte

Enviado a la página web de Redes Cristianas La metáfora del Pastor aplicada a Jesús...

Tercera Asamblea de cristianos y cristianas de Bizkaia -- Eduardo Escobés y Jesús Martínez Gordo

BAF Crónica de la tercera Asamblea de cristianos y cristianas de Bizkaia (Ibarrekolanda, 16...