InicioRevista de prensainmigraciónCortinas de humo xenófobas##Sos Racismo

Cortinas de humo xenófobas -- Sos Racismo

Publicado en

Sos Racismo

El ministro Corbacho vuelve a la carga queriendo culpabilizar a la inmigración de la crisis y el paro. El Sr Corbacho lo único que hace, ante su incapacidad para presentar formulas para combatir el paro, es poner a las personas inmigrantes como excusa y chivo expiatorio de problemas que nada tienen que ver con la inmigración. Primero habló de fomentar que volvieran a su país de origen. Ahora habla de cerrar las pocas vías Legales de entrada. Habla de castigar a unas pocas trabajadoras y trabajadoras, y nada dice de fomentar el empleo. Sus formulas xenófobas anti-inmigración, no son medidas contra la crisis, no tienen eficacia alguna en el empleo, solo son cortinas de humo, cortinas de humo que alarmantemente promueven el racismo.

El paro, la crisis, la economía, los despidos, las contrataciones, las condiciones laborales, la movilidad laboral, la formación y el reciclaje, vienen marcadas por factores, causas y necesidades, muy diferentes a la inmigración. No habrá soluciones si no se buscan en los lugares adecuados. Decir que los puestos de trabajo que cubren unas personas, que no votan, si nos libramos de ellas, van a ser cubiertas por otras, que si votan, es mucho decir. La movilidad laboral geográfica y sectorial no es ni de lejos tan simple.

El señor Corbacho debería sabe, que sus propuestas, incluso si fuesen aplicables (que difícilmente lo son), en nada afectarán al empleo y la economía (más allá del desastroso efecto de fomentar la economía sumergida haciendo que no haya cotizaciones por empleos que seguirán existiendo). El Sr Corbacho, como no sabe que decir o que proponer, y ante esta situación algo tiene que decir, dice tonterías en lo económico, y barbaridades en lo social. El problema es que esas tonterías y barbaridades calan en la población con un discurso demagógico muy muy peligroso.

El discurso de Corbacho de culpabilización y rechazo a la población inmigrante, generalizado ya a cualquier trabajador o trabajadora que haya migrado, hayan logrado o no regularizarse, es muy peligroso, fomenta la xenofobia generalizada poniendo a las personas inmigrantes, falsamente, en el ojo del huracán.

La contratación en origen, o el cupo, no funciona, nunca ha funcionado, pues no responde al funcionamiento ni del mercado ni de las personas. Nadie se presenta a un trabajo que no sabe que existe y nadie contrata a alguien que no conoce. A través de la contratación en origen han venido en un año menos de 90 mil personas, otro medio millón ha entrado en su mayoría legalmente, pero sin trabajo, luego ha empezado a trabajar, y ha visto que no puede regularizarse y queda en la clandestinidad. Los flujos migratorios tienden a autoregularse en función de las oportunidades reales de trabajar y vivir en un lugar, más allá de las leyes o la opinión del ministro, si hay menos posibilidades de trabajo, vendrán menos, o irán a otro lugar, no dar vías para hacerlo regularizadamente solo fomenta la economía sumergida, no regula ni los flujos ni la economía. La contratación en origen regula muy poco los flujos de población, pero si se cierra, regulará aun menos.

La contratación en origen esta siendo en gran medida de hecho prácticamente el único modo en que se puedan regularizar quienes ya viven y trabajan aquí, que regresan a sus países a “arreglar los papeles”. Si se cierra esa vía simplemente seguirán aquí, condenadas a la economía sumergida y la exclusión, fomentando aun más la irregularidad. Quienes sigan viniendo, ante la imposibilidad de encontrar cauces legales para hacerlo normalizadamente, tendrán que hacerlo de peor modo y con mayores riesgos. Y cuanto más escondido esté, menores son las posibilidades de intervención.

De paso, al fomentar la irregularidad y la economía sumergida, al fomentar la existencia de trabajadores-as de primera y de segunda, el señor corbacho reforzaría el caldo de cultivo para la explotación laboral y los abusos, así como la sensación de diferencias y competencia entre trabajadoras-es, promoviendo el conflicto. Las medidas de limitar la regularidad solo favorecen a quién quiera aprovecharse de la irregularidad.

Desde SOS Racismo exigimos al Señor Corbacho, al gobierno, y al conjunto de los partidos:

– el cese de discursos que fomentan la xenofobia
– la adecuación a la realidad y ampliación de las vías para venir regularmente, y para regularizarse quien ya vive y trabaja aquí, como único modo de luchar contra la irregularidad.
– El aumento y mejora de las políticas de protección social y laboral, y de fomento del empleo para todas las personas, sin discriminaciones xenófobas.

4 de septiembre de 2008

Últimos artículos

Francisco: «Todos, deténganse. Detengan la guerra (…), ni antipalestinos ni antisemitas» -- Salvatore Cernuzio

Religión Digital "El Evangelio es para todos (...), yo también soy pecador", afirma en la...

Argüello, sobre el ‘cisma’ de las clarisas: «Por un edificio no se llega a negar el Concilio Vaticano II y la autoridad de todos...

Religión Digital El presidente de la CEE anuncia "medidas", sin concretar, ante el escándalo "La...

Juan Torres: “Las derechas, en esta época neoliberal, se han hecho revolucionarias. Las izquierdas han dejado de soñar” -- Rodrigo Ponce de León

el diario “La izquierda hace mucho tiempo, desgraciadamente, que se ha divorciado del pensamiento crítico...

Noticias similares

Francisco: «Todos, deténganse. Detengan la guerra (…), ni antipalestinos ni antisemitas» -- Salvatore Cernuzio

Religión Digital "El Evangelio es para todos (...), yo también soy pecador", afirma en la...

Argüello, sobre el ‘cisma’ de las clarisas: «Por un edificio no se llega a negar el Concilio Vaticano II y la autoridad de todos...

Religión Digital El presidente de la CEE anuncia "medidas", sin concretar, ante el escándalo "La...

Juan Torres: “Las derechas, en esta época neoliberal, se han hecho revolucionarias. Las izquierdas han dejado de soñar” -- Rodrigo Ponce de León

el diario “La izquierda hace mucho tiempo, desgraciadamente, que se ha divorciado del pensamiento crítico...