InicioRevista de prensaAmérica LatinaColombia. El paro nacional del 21 de noviembre##Pedro Santana Rodríguez

Colombia. El paro nacional del 21 de noviembre -- Pedro Santana Rodríguez

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Revista sur. https://www.sur.org.co/el-paro-nacional-del-21-de-noviembre/
Las centrales sindicales, los movimientos estudiantiles, la minga indígena, organizaciones agrarias,
la Federación Colombiana de Educadores, FECODE, así como organizaciones afros han convocado
para este próximo jueves 21 de noviembre un paro nacional y en ese contexto a una movilización
nacional contra lo que los organizadores han denominado el “paquetazo de Duque” para referirse
a las propuestas de reforma laboral, reforma al régimen de pensiones y el asesinato de líderes y
lideresas sociales que ya suman más de 730 desde la firma de los acuerdos de paz entre el Estado
Colombiano y la insurgencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, suscritos
desde el 24 de noviembre de 2016. También han sido asesinados 169 excombatientes de las FARC
desde la firma de los acuerdos de paz.

En una situación caracterizada por un gobierno con los más bajos índices de popularidad, de
acuerdo con la última encuesta de Invamer Gallup la aprobación del gobierno de Duque cuenta
apenas con un respaldo del 26% y una desaprobación del 69%. Un gobierno que se sostiene en
una coalición minoritaria en el Congreso de la República con un gabinete en donde hay una sobre
representación de los gremios empresariales y el respaldo del Centro Democrático partido del
expresidente Uribe en el cual milita el presidente Duque, con el respaldo del partido Conservador
y de los grupos cristianos agrupados en el MIRA y Colombia Justa y libres, no ha logrado un
respaldo mayoritario en el Congreso de la República.

Múltiples son los motivos existentes para protestar. Desde los años noventa del siglo XX el modelo
económico que se implementó en Colombia fue el neoliberalismo como en el resto de América
Latina. Se abrió la economía y como consecuencia se destruyó una parte muy importante del
aparato productivo industrial, se privilegió el sector agro exportador y la gran hacienda en
detrimento de las economías campesinas que no han sido respaldadas por el Estado como
tampoco a la pequeña y mediana empresa. Pese a ello la economía campesina es la que provee
cerca del 70% de los alimentos que llegan a la mesa de los colombianos así como la mayor parte
del empleo lo proveen las pequeñas y medianas empresas que como ya se indicó no cuentan con
políticas públicas de fomento y estímulo para su desarrollo.

Como resultado de la aplicación del modelo neoliberal se reprimarizó la economía siendo el sector
minero exportador el sector privilegiado y el sector financiero el que domina la economía. Los
perdedores con la aplicación del modelo como en el resto del mundo y en América Latina en
particular fueron los trabajadores con las reformas que llevaron a la pérdida de participación de

salarios en el conjunto de la economía, la precarización laboral con las llamadas leyes de
flexibilización laboral, así como la privatización con ánimo mercantil de la seguridad social y de la
salud.

En Colombia se mantiene un sistema dual en materia de pensiones pues ha habido una resistencia
de los movimientos sociales y de los trabajadores que ha dado lugar a la existencia de un sistema
pensional de prima media basado en la solidaridad intergeneracional que es el que mantiene a la
mayor parte de los pensionados que compite con los fondos privados de ahorro individual que
pensionan en condiciones muy precarias a un bajo número de personas. En el sistema de ahorro
individual copiado en Colombia del fracasado modelo pensional chileno hay una
superconcentración: dos fondos privados dominan con el 85% de los afiliados y su sueño es el
establecimiento de un solo sistema basado en el ahorro individual que es el proyecto que busca
abrirse paso como la propuesta de Duque que choca con la oposición del movimiento de los
trabajadores y que por cuenta de la crisis del modelo en Chile tiene múltiples oposiciones y es uno
de los motivos centrales del paro convocado para este 21 de noviembre.

La precarización laboral ha tenido como actor privilegiado al expresidente Álvaro Uribe Vélez
quien fue el ponente de las reformas laborales que precarización los salarios y el empleo así como
de la privatización de la salud y la seguridad social en el país. Durante su gobierno se
profundizaron estas reformas. Por un mal cálculo y sin la presencia de la formidable revuelta
popular chilena de las últimas tres semanas, Uribe radicó el 2 de octubre un proyecto de reforma
laboral que busca precarizar aún más las condiciones laborales estableciendo la contratación por
horas y la cotización a la salud y a las pensiones también por esas horas de trabajo así como el
establecimiento de diferentes salarios mínimos regionales. El proyecto radicado en el Congreso
son la prueba del paquetazo de Duque así como la publicación de los contenidos de la reforma
pensional filtrados por el diario económico Portafolio en la que se tendría como objetivo central el
desmonte del sistema de prima media, el marchitamiento de Colpensiones y el establecimiento de
un sistema único a la chilena de ahorro individual. Esta filtración fue la que promovió la
concertación de las centrales sindicales y de los movimientos populares y dio aliento a la protesta
ciudadana y al paro nacional.

En medio de la convocatoria y quizás también por las protestas en Ecuador y Chile el gobierno en
la última semana por boca del propio presidente Duque ha salido a señalar que el gobierno no
pretende desmontar el sistema de prima media ni liquidar la agencia estatal de pensiones,
Colpensiones, como tampoco pretende que los jóvenes hasta los 29 años sean contratados con el
75% del salario mínimo. Ha llamado al diálogo y ha señalado que las propuestas en materia laboral
y de pensiones deben ser concertadas y discutidas en la Comisión de Concertación Laboral,
mecanismo constitucional existente. El problema es que Duque tiene muy poca credibilidad en el
mundo de las organizaciones sociales y de los sectores populares y el paro proyectado sigue
adelante.

Uribe desde el Centro Democrático ha preferido ir de frente contra la protesta y ha señalado que
los responsables de la misma son los movimientos anarquistas violentos agrupados en el Foro de
Sao Paulo que tendrían como propósito la desestabilización del gobierno de Duque. Al mismo
tiempo y reproducido en sus redes sociales se publicó un video en que un encapuchado llama a la
protesta del 21 de noviembre y señala que ese día se atacarán en distintas ciudades del país los
medios masivos de transporte como el metro de Medellín, el sistema trasmilenio en Bogotá así
como otros bienes públicos. La estrategia es clara sembrar el miedo y el terror para que la gente
no se movilice y preparar la intervención violenta de la fuerza pública en contra de los
manifestantes. Uribe llama a la judicialización de la protesta y a la represión a la misma.

El pulso con las medidas que buscan profundizar el modelo neoliberal se traslada ahora del
Congreso de la República a las calles y a los centros de producción así como a las zonas indígenas y
agrarias. De su fuerza y contundencia dependerá el futuro de las reformas propuestas y
aconsejadas por el Fondo Monetario Internacional y por la OCDE. Los organizadores han llamado a
una protesta pacífica. Esperamos que así sea y que las infiltraciones de los violentos sean aisladas
por los propios manifestantes. Hay motivos suficientes para salir y respaldar el paro nacional.

Filed Under: Revista Sur, RS Desde el sur

Últimos artículos

Domingo 19 de Mayo, Pentecostés – B (Juan 20,19-23): Aliento de vida -- José A. Pagola

Grupos de Jesús Los hebreos se hacían una idea muy bella y real del misterio...

HOAC, ante las elecciones europeas: «Poner en el centro la dignidad de las personas»

Religión Digital Declaración de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) con motivo de las...

Las Comunidades Cristianas Populares de Valladolid se ‘encierran’ por Palestina

Religión Digital "No queremos ser cómplices de este atroz crimen" Las Comunidades "La indiferencia es...

Noticias similares

Domingo 19 de Mayo, Pentecostés – B (Juan 20,19-23): Aliento de vida -- José A. Pagola

Grupos de Jesús Los hebreos se hacían una idea muy bella y real del misterio...

HOAC, ante las elecciones europeas: «Poner en el centro la dignidad de las personas»

Religión Digital Declaración de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) con motivo de las...

Las Comunidades Cristianas Populares de Valladolid se ‘encierran’ por Palestina

Religión Digital "No queremos ser cómplices de este atroz crimen" Las Comunidades "La indiferencia es...