InicioRevista de prensaAmérica LatinaCarta abierta de Federico Mayor Zaragoza

Carta abierta de Federico Mayor Zaragoza

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Piedad Córdoba
Madrid, 15 de octubre de 2013
Honorables Magistrados, honorable Magistrada
Corte Constitucional de Colombia
Sus Señorías,
Sigo con atención y esperanza la situación colombiana, la continuidad de búsquedas de una salida dialogada al conflicto armado, las diversas expresiones ciudadanas que solicitan participar directamente en las conversaciones y la rica gama de movilizaciones sociales que reivindican derechos y ampliación de la democracia.

Valoro profundamente su decisión de construir desde el Derecho una cultura de paz de la mano de la justicia, como se refleja en diversidad de sentencias que reconocen la dignidad de las víctimas y del país en su conjunto, a un futuro libre de esa ya larga confrontación.

En medio de estos signos, lamento la continuidad de la criminalización que de variadas formas intenta amenazar y reducir a personas y entidades que han asumido la defensa de los derechos humanos, fomentándose muchas veces la intolerancia, la discriminación, por razones de género, de etnia, de opción sexual, de opinión política.

Desde esa perspectiva, a muchas personas en el mundo nos inquieta el impacto negativo para el Estado Social de Derecho, de actuaciones del Procurador General de la Nación, Sr. Alejandro Ordóñez. Es de conocimiento público y materia de autorizadas opiniones, que muchas de sus determinaciones vulneran gravemente derechos y principios sustanciales, que la Constitución Nacional colombiana establece claramente sobre el pluralismo, el reconocimiento de las diversidades, el ejercicio y las garantías de la libre expresión, entre otros postulados que de forma reiterada se marginan, destruyendo derroteros jurídicos, sentando criterios arbitrarios y socavando la actuación y función de otros órganos del poder público.

La muerte política decretada, inspirada en intereses espurios, contra la líder social y política Piedad Córdoba Ruiz, es una realidad que repudiamos, por razones éticas, jurídicas y políticas, muchas personas que la conocemos hace años por su ardua labor por la paz y que mantenemos en pie la razón de los derechos humanos como medio de resistencia ante visiones retrógradas que desean atribuirse un poder ilimitado, imponiendo un castigo a una mujer de gran reconocimiento internacional, que es estimada por sus gestiones eficaces con la insurgencia, que sin duda tienen que ver directamente con las posibilidades que hoy se valoran de avanzar en una solución política a la cruenta y cruel confrontación en Colombia.

Consideramos que esa situación de injusticia no puede prolongarse más, que debe reconsiderarse mediante una enérgica y sólida posición que restablezca no sólo sus derechos como persona, sino el de la sociedad en su conjunto y el de las miles de personas que le votaron como Senadora. Es la decisión que es preciso adoptar ahora, conocidos los argumentos de Derecho y también los fundamentos fácticos del caso que deben resolver en estos días, referidos a la destitución de Piedad Córdoba, noticia sobre la cual muchos estamos atentos en muchos países, esperando que se recobre una senda que ratifique la dignidad y coherencia de la judicatura y la jurisprudencia colombiana.

Esperamos se ampare en su plenitud de derechos a esta líder política, que lo que ha hecho es encabezar una iniciativa como es la de Colombianas y Colombianos por la Paz, para que el mañana no sea de más odio y zozobra, sino de reconciliación, objetivo al que ella se ha entregado con riesgos inminentes. Confiamos que una justa decisión de la Corte Constitucional no les de la razón a quienes acudiendo a diversidad de métodos oprobiosos han buscado apartarla de las opciones y alternativas políticas a las que el pueblo colombiano tiene derecho para el logro de la paz.

Señores Magistrados, Señora Magistrada, estoy seguro que su correcta actuación será crucial, que será no sólo una contribución que fortalecerá la democracia, sino que evitará una posterior intervención del sistema internacional de derechos humanos. La decisión del Procurador no sólo viola los derechos políticos de Piedad Córdoba sino de los colombianos y las colombianas que votaron por ella como representante política. El derecho a ser elegido y a elegir, protegido irrestrictamente, como lo establece el artículo 23 de la Convención Americana de Derechos Humanos, entre otros tratados, señala la posibilidad de limitarlo por condena emitida por juez competente en un proceso penal, lo cual en absoluto ha ocurrido, ni siquiera siendo llamada a una instancia de tal naturaleza, lo cual prueba la arbitrariedad con que se ha procedido. La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que si la sanción es aplicada por un órgano distinto a un juez penal competente o no se aplicó como consecuencia de un proceso penal en el que se hubieran cumplido plenamente las garantías previstas para la protección del debido proceso y del derecho de defensa, se estaría incurriendo en una clara violación de los derechos humanos, entre los cuales cuenta el derecho a elegir del pueblo colombiano y a ser elegida de Piedad Córdoba, generando o pudiendo demandarse la responsabilidad del Estado colombiano.

En el pasado mes de abril, junto con más de 200 intelectuales y humanistas, nos pronunciamos en el sentido que hoy de nuevo y con urgencia recojo como sentida y razonada exclamación. Confiamos y demandamos con respeto que se le restituya a Piedad Córdoba Ruiz todos sus derechos políticos, su condición de Senadora de la República, cesando así este capítulo deshonroso de persecución política y de intolerancia inadmisible.

Desde la comunidad internacional hago el presente llamamiento a la Corte Constitucional de Colombia, para que restablezca la justicia, para enaltecer así el servicio de la juridicidad a la vocación de paz y reconciliación, con la indispensable presunción de inocencia, el respeto al debido proceso y el ejercicio pleno de los derechos políticos.

Federico Mayor Zaragoza

Últimos artículos

Al Consejo de Ministros del Reino de España -- Alberto J. Revuelta Lucerga

Enviado a la página web de Redes Cristianas Alberto J. Revuelta Lucerga, NIF 499780J, abogado,...

El Papa nombra dos Obispos Auxiliares para Madrid

Vatican News Monseñor Vicente Martín Muñoz del clero de Mérida-Badajoz y Monseñor José Antonio...

El Gobierno aprueba un plan para indemnizar a las víctimas de pederastia de la Iglesia -- Natalia Chientaroli / Alberto Ortiz / Jesús Bastante

eldiario El Consejo de Ministros recoge la propuesta que realizó el Defensor del Pueblo sobre...

Noticias similares

Al Consejo de Ministros del Reino de España -- Alberto J. Revuelta Lucerga

Enviado a la página web de Redes Cristianas Alberto J. Revuelta Lucerga, NIF 499780J, abogado,...

El Papa nombra dos Obispos Auxiliares para Madrid

Vatican News Monseñor Vicente Martín Muñoz del clero de Mérida-Badajoz y Monseñor José Antonio...

El Gobierno aprueba un plan para indemnizar a las víctimas de pederastia de la Iglesia -- Natalia Chientaroli / Alberto Ortiz / Jesús Bastante

eldiario El Consejo de Ministros recoge la propuesta que realizó el Defensor del Pueblo sobre...