InicioRevista de prensaAmérica LatinaCarta abierta al nuncio en Colombia##Héctor Alfonso Torres Rojas Licenciado en Teología,...

Carta abierta al nuncio en Colombia -- Héctor Alfonso Torres Rojas Licenciado en Teología, en el Instituto Católico, Paris. Licenciado en Sociología, en la Universidad Sorbona, Paris

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Carta abierta al Señor Nuncio en Colombia, uno de los obispos más ricos del Vaticano
Bogotá, Lunes 12 de septiembre de 2016
Señor Nuncio Ettore Balestrero:
Reciba un cordial saludo.
Hace un mes se desarrollaba uno de aquellos “debates” que le han hecho mucho mal al conjunto del pueblo colombiano, a la Institución eclesiástica del país, a la Iglesia católica y las búsquedas científicas sobre la diversidad sexual, en un tiempo que en que se debería colaborar en la construcción de la PAZ, contribuir en la libre circulación de las ideas, a la libertad de expresión y a la pacificación de los espíritus, en un país altamente polarizado.

Y usted, Señor Nuncio, no solamente ha contribuido plenamente a la polarización, sino que ha irrespetado la Constitución de un país laico, ha menospreciado un Estado laico, ha humillado la dignidad presidencial y ha tomado partido, en un debate nacional.
Literalmente hablando, Usted y el Arzobispo-Cardenal de Bogotá, Rubén Salazar, arrodillaron al Presidente de la República, aprovechando la enorme debilidad política y de imagen del Presidente Santos, preocupado por sacar adelante el Sí al plebiscito.

Según comentario en un programa de la emisora la Doble W, el viernes 9 de este mes, en la mañana, el Presidente les manifestó su ignorancia en el tema de la “ideología de género”, como ustedes llaman a la “Teoría de género”. Ustedes “ganaron”, el Presidente les obedeció y les dijo que no permitiría la divulgación de la “ideología de género”, desde el Estado. Y ustedes quedaron super contentos.
Su visita al Presidente de la República también tenía como objetivo asestar un golpe contra la Corte Constitucional, contra la Ministra de Educación, Gina Parody, contra el Ministerio de Educación y contra la ONU, que impulsaron la elaboración de una “cartilla” sobre la “Teoría de Género”, para conocimiento de rectores y profesores. No de la niñez.

No sé, ni me interesa saber si la iniciativa fue suya, o usted se dejó llevar del sector más tradicional y conservador, de la Institución eclesiástica católica del país. En ese debate usted se colocó también en la orilla de los sectores conservadores y tradicionalistas como son las iglesias cristianas. Y desde el ángulo político, Usted, el Arzobispo de Bogotá, varios obispos y un sector del clero, se pusieron de lado del expresidente Álvaro Uribe. Y una vez más, en este país, apoyaron a sectores del Partido Conservador.

Sin olvidar la cantidad de mentiras, tergiversaciones y falsos conceptos que se emitieron en los medios y en las arengas y pancartas de las nutridas marchas, en que participaron eclesiásticos católicos.
Señor Nuncio, no se equivoque. NO existe la “ideología de género”, existe la “Teoría de Genero”. Es una teoría desde la investigación científica. Los contradictores de la “Teoría de Género” han inventado “un enemigo” que no existe.
Y aquí cabe una pregunta de fondo: ¿Por qué los eclesiásticos se consideran los dueños de la sexualidad de las personas? ¿Por qué buscan su control? ¿Por qué quieren reducir a las personas a una minoría de edad cuando de vivir y disfrutar de la sexualidad se trata? ¿Por qué aprovechan tanto la sexualidad de las personas para culpabilizarlas? En materia de sexualidad, en el Año de la Misericordia, muchísimos eclesiásticos se rajan, salvo excepciones, que siempre las hay.

Señor Nuncio: enormes sectores de la Institución eclesiástica han querido detener la Historia, ayer y hoy. No quieren aceptar y respetar los avances científicos. Siguen rechazando la ciencia. Niegan el cambio de paradigmas. “La teoría de género” tiene bases científicas. Es uno más de los nuevos paradigmas. ¿Se coloca Usted en ese sector?
Afortunadamente, las instituciones eclesiásticas y las grandes religiones ya NO controlan la ciencia y sus investigaciones. Ahí ya no caben las inquisiciones.
Miles de personas, en la Iglesia, fueron perseguidas y hasta excomulgadas, precisamente por comulgar con los avances teóricos y científicos de los nuevos tiempos. Y eso fenómeno no cesa. ¿Por qué los altos eclesiásticos le tienen miedo a la ciencia?

Los llamados tiempos modernos nos dan significativos ejemplos de las grandes equivocaciones y de los fatales errores de los eclesiásticos, que en nombre de la Iglesia, super criticaron, super atacaron y super desprestigiaron a múltiples personas por haber descubierto, publicitado y enseñado los nuevos descubrimientos y las nuevas teorías. ¿Nombres? A título de ejemplo: Galileo… Voltaire… Darwin… Freud, porque estuvo a la base de una nueva visión de la sexualidad…

Quisiera no recordar el “INDICE” o catálogo de libros de prohibida lectura. O aquellas largas enumeraciones o listados de errores modernos, con su respectiva excomunión…

Desde su lógica, Señor Nuncio, desde la lógica del Arzobispo-Cardenal y desde la lógica de sectores eclesiásticos, tendríamos que seguir sosteniendo los descubrimientos de la MODERNIDAD, no como avances científicos y como hechos históricos significativos, sino como “ideologías” : “ La Ideología de Galileo”; la “Ideología de los Derechos Humanos”; la “Ideología de la Democracia” contra el cuasi dogma del Derecho Divino de las Monarcas”; la “Ideología de la Independencia”, de los patriotas que fueron excomulgados y que lucharon por la emancipación del Rey de España, de Derecho Divino; “la ideología de la evolución”; “la Ideología de la lectura crítica y no literal de la Biblia”; “la ideología del psicoanálisis”; la “Ideología de la esclavitud” (miles de eclesiásticos fueron esclavistas, compraban y vendían esclavos); la “Ideología de los Derechos de los Pueblos Indígenas” (durante cientos de años los indígenas fueron excluidos del clero); la “Ideología del sindicalismo”, la “Ideología de la liberación femenina y feminista” en la Iglesia y en la Sociedad; la “Ideología de la Teología de la Liberación” (cerca de 250 teólogos y teólogas, de diferentes continentes y de diversas posturas teológicas, estuvieron en el banquillo de la nueva inquisición, bajo su protector, el Cardenal Tarsicio Bertone), quien lo nombró nuncio y lo consagró obispo pocos días antes de llegar a Colombia. Ese mismo cardenal Bertone desvió dineros del Hospital Bambino Gesú, como lo probaron varios periodistas, para remodelar su apartamento en El Vaticano. Reconoció su “error” y devolvió parte del dinero, como atestiguó la prensa italiana.

Señor Nuncio: El país tiene cuestiones y problemas mucho más graves, que la de preocuparse del cómo las personas viven su sexualidad.

Ejemplos:
1. La necesidad y el apoyo abierto al plebiscito y el reconocimiento de las equivocaciones de la Institución eclesiástica en la cuestión de la guerra y la paz.

Comienzo apoyándome en dos columnistas muy leídos en el país: María Jimena Dussán y León Valencia. Escriben en la Revista Semana y otros medios.
León Valencia, en la edición del 4 de al 11 de septiembre, de SEMANA, página 68, en la columna de opinión titulada: “El Enorme Estatus de la Oposición de Derecha, escribe: “La Iglesia católica se inhibió de llamar al SÍ en el plebiscito”.

Pero Usted y el Arzobispo-Cardenal no se inhibieron de ir a la Casa presidencial, a exigir la salida de la agenda de Gobierno, de un “tema menor” para el país, la llamada “ideología de género”. Primero la sexualidad, tema privado-personal, que la guerra, realidad nacional y pública, que produjo más de ocho millones de víctimas.
María Jimena Dussán, también en la misma edición, en la columna titulada: “La Verdad Siempre Duele”, al mencionar sectores sociales que directa o indirectamente, apoyaron la guerra, y no lo aceptan públicamente, escribe: “… ni la Iglesia que permitió a sus obispos asumir una posición proactiva en defensa del paramilitarismo, como lo hizo en su momento monseñor Isaías Duarte o monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, quien calificó al fundador del narcoparamilitarismo Víctor Carranza como “un defensor de la paz”.
Y concluye el párrafo, en que menciona a la clase política, a los empresarios, a generales y a la Iglesia: “Ninguno de ellos quieren asumir su cuota de responsabilidad en esta guerra”. María Jimena olvidó mencionar a un obispo de Montería y a varios sacerdotes…

2. La altísima corrupción o robo de dineros públicos

Su visita al Presidente hubiera sido muy bien acogida por la opinión pública formada e informada, si hubiese ido a la Casa de Nariño a proponer algún plan de la Institución eclesiástica del país, para colaborar en la lucha contra los diferentes tipos de corrupción, o contra la irresponsabilidades de la mayor parte de los políticos…
Como decimos de manera coloquial, “En las narices” de párrocos y de obispos, es decir, en los municipios y en los departamentos, las autoridades cometen actos de corrupción, de diferente índole, que la población conoce, comenta y critica, pero párrocos y obispos “no” ven nada, “no” oyen nada, y no se atreven denunciar. Jesús de Nazaret SÍ lo hizo.

Y aquí quiero tocar un realidad-cuestión-contradicción-tema que atañe a cardenales, arzobispos, obispo y sacerdotes… Y hasta a las congregaciones de la Vida consagrada.
El tema de las riquezas… Pareciera que el silencio que se guarda cuando se trata de defender a los pobres de las injusticias económicas, está en relación directa con la acumulación de bienes en los eclesiásticos. ¿Se busca o pretende tapar esa situación y anomalía bien fustigada por Jesús de Nazaret, con la sobre predicación negativa sobre la sexualidad?

Si los eclesiásticos no son pobres en seguimiento de Jesús de Nazaret, imposible denunciar la acumulación de riquezas, que en estos tiempos neoliberales, han profundizado la pobreza y las desigualdades, al extremo. Las estadísticas son ya super-abundantes, en la mayor parte de los países donde ha predominado, en particular, la institución eclesiástica católica. No escribo Iglesia, porque es el Pueblo de Dios, el que ha sufrido y sufre las consecuencias.

Según la investigación del periodista Mario Guarino, publicada en el libro “Vaticash”, editorial Koiné, usted es uno de los obispos más ricos del Vaticano. Adjunto el enlace del artículo “expresso.reppublica”. El libro nombra algunos de los eclesiásticos más ricos y se enumeran sus propiedades o riquezas.
http://espresso.repubblica.it/attualita/2014/07/14/news/cardinali-milionari-la-mappa-delle-proprieta-private-del-clero-1.173131
Cardinali milionari: la mappa delle proprietà private del clero. DI PAOLO BIONDANI.

De Usted dice el artículo citado: “Molto meglio se la passano alcuni prelati che hanno assunto cariche importanti negli ultimi anni. L’arcivescovo ciellino Ettore Balestrero, nato a Genova nel 1966, che si schierò al fianco del cardinale Tarcisio Bertone nella contesa sullo Ior, è un poliglotta che ha girato il mondo e ora è nunzio apostolico in Colombia. Eppure conserva numerose proprietà in Italia, tra cui una residenza di dieci vani a Roma, in via Lucio Afranio, alle spalle dell’Hotel Hilton Cavalieri, altre quattro unità immobiliari a Genova tra le vie Tassorelli e Pirandello (la più grande è di 9,5 vani) e un appartamento in nuda proprietà a Stazzano, nell’Alessandrino, dove però possiede anche molti terreni agricoli e boschi da taglio”.

Traducción: “Mucho mejor lo han pasado algunos prelados que han tenido cargos importantes en los últimos años… Ettore Balestrero, nacido en 1966, que hizo fila al lado del cardenal Tarsicio Bertone, en el contexto del IOR, es un poliglota que ha recorrido el mundo y ahora es nuncio apostólico en Colombia. Tiene numerosas propiedades en Italia. Un apartamento de diez piezas (cuartos-habitaciones), en Roma, detrás del Hotel Hilton Cavalieri. Además cuatro unidades inmobiliarias en Génova, en la calle Tassorelli con Pirandello (la más grande con nueve habitaciones) y un apartamento a Stazzano, en el Alejandrino. Posee, además, muchos terrenos agrícolas y bosques de corte”.

Y me pregunto: ¿Cómo se puede ser nuncio, en un país de pobres, un obispo rico? ¿Cómo pueden predicar obispos y sacerdotes ricos, contra las injusticias? No lo pueden hacer. Y terminan sosteniendo el sistema de injusticias.

3. La miseria y pobreza, estructurales, de un alto porcentaje de la población, que carece de salud, de educación, de vivienda
4. Las numerosas irresponsabilidades de la clase política, de la clase empresarial…
5. La “mermelada” que distribuye el Presidente Santos a la clase política, de la cual se escuchan y leen críticas de varios sectores, menos de la Conferencia Episcopal.

6. Ha habido grandes escándalos nacionales o departamentales, por los muy altos sobrecostos en las obras públicas (REFICAR, construcciones escolares, hospitales, acueductos…) o el robo a los presupuestos de la educación y de la alimentación escolar, o la pésima atención a los enfermos por parte de las EPS de la Salud… Obispos y Conferencia Episcopal han guardado silencio, en los casos concretos. Se limitan a la enunciación de principios… No hacen denuncia concreta.
7. Ni una palabra de la Conferencia Episcopal, citando casos sobre las multinacionales megamineras que están causando enormes daños y enfermedades a las poblaciones y están destruyendo el Medio Ambiente con pasos de gigante, por la ambición de las grandes ganancias.

Esta enumeración no quiere ni busca ser exhaustiva. Sencillamente quería mostrar que hay problemas y temas más graves que la llamada “Ideología de género”.

Señor Nuncio: Muchas gracias por su atención y por su comprensión.
Con sentimientos fraternos en Jesús de Nazaret,

Correo: utopiashectortorres@colnodo.apc.org

Últimos artículos

La Confederación de Clarisas de España y Portugal se desvincula de Belorado: «No se puede ser clarisa fuera de la Iglesia»

Religión Digital A través de un comunicado que deja la puerta abierta si 'reconocen el...

Monseñor Iceta, obligado a dialogar con las clarisas de Belorado y convencerlas de quedarse en la Iglesia

Religión Digital El arzobispo de Burgos teme que tenga que decretar la excomunión de la...

Dorothy Day. Perseguida por el amor -- Isabel Gómez Acebo

Cristianismo y Justicia La autobiografía novelada de Dorothy Day nos acerca a la figura de...

Noticias similares

La Confederación de Clarisas de España y Portugal se desvincula de Belorado: «No se puede ser clarisa fuera de la Iglesia»

Religión Digital A través de un comunicado que deja la puerta abierta si 'reconocen el...

Monseñor Iceta, obligado a dialogar con las clarisas de Belorado y convencerlas de quedarse en la Iglesia

Religión Digital El arzobispo de Burgos teme que tenga que decretar la excomunión de la...

Dorothy Day. Perseguida por el amor -- Isabel Gómez Acebo

Cristianismo y Justicia La autobiografía novelada de Dorothy Day nos acerca a la figura de...