InicioRevista de prensaAmérica LatinaBeatificación de Óscar Arnulfo Romero, Mártir, Profeta, Santo y Pastor de América...

Beatificación de Óscar Arnulfo Romero, Mártir, Profeta, Santo y Pastor de América Latina -- Pedro Serrano García

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

“Hermanos, son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre, debe prevalecer la ley de Dios que dice: No matar. Ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la Ley de Dios. Una ley inmoral, nadie tiene que cumplirla […] En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡Cese la represión!”.

Esta profética homilía pronunciada el 23 de marzo de 1980, fue la última gota que colmó el vaso de los enriquecidos y represores que lo odiaban. Al día siguiente, cuando estaba celebrando la Eucaristía en el hospitalito de cancerosos en San Salvador, una bala asesina acabó con su vida dedicada a la acogida y defensa de los pobres.
Mons. Romero, preveía su muerte con anterioridad, como se desprende de sus palabras: “si me matan resucitaré en el pueblo salvadoreño”.

La irrupción del Espíritu
Los Evangelios nos dan a conocer que al ser asesinado Juan Bautista, JESÚS, impulsado por el Espíritu, comenzó en Galilea la misión de proclamar el Reinado de Dios a los pobres y las curaciones a los enfermos. Esos fueron los motivos principales por los que las autoridades religioso-judías y político-romanas crucificaron a JESÚS en Jerusalén en el siglo I.
Después que en 1977 asesinaron al jesuita salvadoreño Rutilio Grande en Aguilares junto con dos de sus colaboradores por defender a los campesinos frente a los terratenientes, el arzobispo Romero de San Salvador se sintió conmovido por el Espíritu de Dios para ser el defensor de los pobres y pacificador de la sociedad, frente a la brutal oligarquía que con el gobierno y los militares salvadoreños causaron unas 100.000 víctimas en la guerra contra el pueblo. Como JESUCRISTO, también sufrió el martirio.

Mons. Romero, con la entrega de su vida por la justicia y la paz en El Salvador, pasó a integrar la lista de mártires profetas del siglo XX, entre los que destacan: Juan Gerardi en Guatemala, Martín Luther King en Estados Unidos, Dietrich Bonhoeffer en Europa, Gerardo Valente Cano en Colombia y Enrique Angelelli en Argentina.
Si JESÚS fue combatido por las autoridades del judaísmo y los grandes grupos religiosos saduceos y fariseos, a Romero se le opusieron los obispos de El Salvador y los cardenales de la curia romana, salvo su sucesor Mons. Arturo Rivero y Damas.

Precisamente, aunque Pablo VI animó a Mons. Romero, fue contrariado por los papas siguientes; incluso rebajaron su ejemplar martirio, pues tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI consideraron que fue víctima de un conflicto político y los obispos salvadoreños opinaron que fue por amor a los pobres, pero el papa Francisco ha estimado que Mons. Romero fue asesinado por odio a la fe en JESUCISTO.
El profeta Romero, llegó a decir: “Yo denuncio la absolutización de la riqueza”. Ya cerca de su muerte manifestó: “Si Dios acepta el sacrificio de mi vida, que mi sangre sea semilla de libertad”.
Ante una personalidad tan destacada en el cristianismo que promovió el Concilio Vaticano II y las Conferencias del CELAN en Medellín y Puebla como Oscar A. Romero, el también jesuita y mártir español-salvadoreño Ignacio Ellacuría, exclamó: “Con Oscar Romero Dios pasó por El Salvador”.
La ceremonia de beatificación

Ante más de 300.000 participantes y cientos de concelebrantes, presidieron el acto de beatificación el 23 de mayo en San Salvador, el cardenal Vicenzo Paglia y el prefecto para la Causa de los Santos Ángelo Amatd. Se leyó un mensaje del papa Francisco, que entre otras cosas, “exalto a los religiosos que como Romero han ofrecido su vida por la libertad de los pobres y contra la represión”.
Asombroso. El partido ARENA, cuyo fundador Roberto d’Aubuisson fue el autor intelectual del asesinato de Romero y el partido FMLN que simpatizaron con el profeta, participaron en la celebración. Esperemos que la beatificación de Romero no sirva para suavizar su mensaje profético a favor de la liberación de los empobrecidos.
=

Últimos artículos

«¿Es muy estricta la moral sexual católica? La Iglesia en su moral sexual ha sido muy impositora y castigadora, pero muy poco motivadora» --...

Miradas cristianas "La sexualidad tiene algo de divino y algo de diabólico. Entre el amor...

Vaticano: Que se aplace el proyecto de una Comisión sinodal -- Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Vatican News La Conferencia episcopal de Alemania debería haber aprobado los estatutos para organizar un...

Batzing lamenta que el Vaticano «retrase» las conversaciones con los obispos alemanes sobre el Camino Sinodal

Religión Digital "La sinodalidad no quiere debilitar el episcopado, sino fortalecerlo" El Episcopado alemán abre...

Noticias similares

«¿Es muy estricta la moral sexual católica? La Iglesia en su moral sexual ha sido muy impositora y castigadora, pero muy poco motivadora» --...

Miradas cristianas "La sexualidad tiene algo de divino y algo de diabólico. Entre el amor...

Vaticano: Que se aplace el proyecto de una Comisión sinodal -- Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Vatican News La Conferencia episcopal de Alemania debería haber aprobado los estatutos para organizar un...

Batzing lamenta que el Vaticano «retrase» las conversaciones con los obispos alemanes sobre el Camino Sinodal

Religión Digital "La sinodalidad no quiere debilitar el episcopado, sino fortalecerlo" El Episcopado alemán abre...