InicioRevista de prensatemas socialesAfganistán: nuevos interrogantes##Fernando Bermúdez López

Afganistán: nuevos interrogantes -- Fernando Bermúdez López

Publicado en

Enviado a la página web de Redes Cristianas

De nuevo los talibanes se hacen con el poder en Afganistán. Un país que lleva más de treinta años viviendo en medio de conflictos armados, dejando casi un millón de muertos y más 6 millones de refugiados. La terrible crisis que estos días está viviendo este país me ha llevado a recordar la conversación que sostuve hace cinco años con refugiados afganos en el campamento de Katsikas en Grecia.

Una calurosa mañana de julio nos encontramos a un hombre afgano de 70 años, llamado Fadlan, en la puerta de su jaima. Era alto, flaco, con una poblada barba blanca y mirada bondadosa, pero triste. Nos recibe con mucha amabilidad. Hablaba árabe y un poco de inglés. Nos invita a sentarnos en los taburetes que había en la puerta de la jaima. Después de un cordial saludo nos comparte el dolor de haber dejado el corazón en su tierra. Fue profesor de secundaria en Kandahar. Mostraba deseos de hablar y desahogarse contándonos su experiencia.

No hay persona en Afganistán que no tenga a algún miembro de la familia asesinado. A un sobrino suyo los talibanes lo llevaron a la montaña y allí vio como mataban a la gente delante de él. “Mi hermano -nos dijo- es ingeniero, salió para Pakistán en un autobús.  Los talibanes detuvieron el vehículo, se subieron y exigían a los hombres que leyesen parte del Corán en árabe. Lo hacían para detectar infieles. Nuestro idioma es un dialecto del persa, pero solo algunos sabemos árabe. Mi hermano se salvó porque sabe árabe. A quienes no sabían leer en árabe o llevaban ropa occidental los bajaron del autobús y se los llevaron. No sabemos qué habrá sido de ellos”.

Y continuó diciendo: “Nuestro pueblo ha sufrido mucho. Esta es nuestra historia: allá por el año 1978 estaba en el poder el Partido Democrático Popular que hizo grandes reformas en el país. El presidente Muhammad Taraki combatiól la corrupción, inició una campaña de alfabetización. Por primera vez las mujeres asistieron a la escuela y a la universidad. Legalizó los sindicatos, estableció una ley de salario mínimo, promulgó una ley de igualdad de derechos para las mujeres, dándoles libertad para llevar velo o no llevarlo.

Hizo una reforma agraria, lo cual indignó a los terratenientes que crearon una fuerte oposición contra él. Proclamó la libertad religiosa, instaurando un Estado laico. Esto creó más oposición entre los tradicionalistas, sobre todo entre los talibanes que consideraron estas reformas como una amenaza para la tradición y una traición al islam. Y empezaron los atentados terroristas, hasta iniciarse una guerra de los talibanes contra el gobierno del Partido Democrático Popular.

Entonces, el gobierno pidió ayuda a la Unión Soviética y llegaron tropas rusas al país. En 1988 los talibanes asesinaron al presidente Taraki y en 1992, con el apoyo del gobierno de Estados Unidos, los talibanes tomaron el poder. Por ese tiempo, el saudí Osama Bin Laden creó el movimiento Al Qaeda, que dominó al gobierno islamista de los talibanes, apoyó a Estados Unidos contra los soviéticos. Pero después, Bin Laden tomó conciencia de que Estados Unidos lo estaba utilizando para sus intereses y se enfrenta a los norteamericanos.

En el año 2001, después de los atentados del 11 de septiembre contra las torres gemelas de Nueva York, Estados Unidos invade Afganistán apoyado por la OTAN. Y a partir de ahí se agudizó nuestra ruina. Todo fue destrucción y muerte. Casi 7 millones de compatriotas salieron huyendo del país. Después entró también el DAESH. En Afganistán ya no se puede vivir en paz. Y es por eso que estamos aquí como refugiados sin saber qué va a ser de nuestra vida. Europa nos cierra las puertas”.
Después de escuchar con atención a este hombre, le dijimos: Estamos con vosotros. Os acompañamos en vuestro sufrimiento y en vuestras esperanzas.
Una de sus hijas nos ofreció un té. Y, después de un fuerte apretón de manos, nos despedimos de él.

Pasaron cinco años de aquella conversación. Estos días, Afganistán está de nuevo en las noticias internacionales. Tras la invasión de Estados Unidos en octubre de 2001, los talibanes fueron derrotados, sin embargo, en la clandestinidad comenzaron una larga guerra de guerrillas con atentados terroristas. Hoy, dos décadas después, y con más de 2.400 militares estadounidenses muertos y alrededor de dos billones de dólares gastados, los talibanes parecen más fuertes que nunca. Y con ellos puede regresar el fundamentalismo islámico. El temor es que se imponga el rigor de la ley islámica y el poder arbitrario de las armas, y las mujeres sean reducidas a objetos y propiedad de los hombres. Estos días multitud de afganos buscan desesperadamente salir del país. Se agudiza el drama de los refugiados. Esta nueva realidad plantea un interrogante ¿cuál será el futuro de Afganistán y de todo Oriente Medio?

Últimos artículos

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...

Noticias similares

El Papa clama por Oriente Medio: «Dios es paz y quiere la paz. Quien cree en él no puede sino repudiar la guerra»

Religión Digital "Que no se aviven las llamas del resentimiento", reclama en un mensaje "Me...

Otro paso para un Papa ecuménico -- Juan A. Estrada

Religión Digital "La Pentarquía de patriarcados serviría como inspiración y referencia para un papado más...

Qué más tiene que ocurrir en Gaza para decir (de verdad) basta

Rebelión Fuentes: La Marea Seis meses después, Israel continúa arrasando a la población de Gaza con...