InicioRevista de prensaespiritualidad¿Por qué va a ser sólo de los cristianos?##José Antonio Pagola

¿Por qué va a ser sólo de los cristianos? -- José Antonio Pagola

Publicado en

Religión Digital

La cristología de Pagola sigue dando qué hablar. Para algunos la antítesis a la tesis de Ratzinger, para otros un soplo de aire fresco en nuestra iglesia.
PPC está haciendo un gran esfuerzo para dar a conocer esta magnífica obra: entrevista en Vida Nueva (de nuevo hábilmente censurada al pasar a periodista digital), presentaciones en distintas ciudades…

De la web de la Iglesia en Gipuzkoa, tomamos este artículo del mismo Pagola, siempre ajeno a la polémica editorial…

Han sido siete años de esfuerzo disciplinado y trabajo intenso. He querido responder a preguntas que me han acompañado de una manera u otra a lo largo de mi vida: ¿Quién fue Jesús? ¿Cómo entendió su vida? ¿Qué alternativa quiso introducir con su actuación? ¿Dónde está la fuerza de su persona y la originalidad de su mensaje? ¿Por qué se le ejecutó? ¿Cómo terminó la aventura de su vida? No es un simple deseo de satisfacer mi curiosidad histórica. Siempre he querido saber quién está en el origen de mi fe cristiana. No quiero seguir a un Jesús inventado por mí ni por nadie.

No sabría decir por qué, pero siempre me ha irritado oír hablar de Jesús de manera vaga e idealista, utilizando toda clase de tópicos que no resistirían el mínimo contraste con las fuentes que poseemos de él. Me produce tristeza comprobar con qué seguridad se hacen afirmaciones que deforman gravemente el proyecto de Jesús, y con qué facilidad se desfigura su mensaje. Siento verdadera pena al ver que muchos, cristianos o no cristianos, nunca podrán hacerse una idea aproximada de Jesús. Sé que muchos creyentes, menos creyentes, poco creyentes, malos creyentes, increyentes o personas que no saben si creen o no creen, nunca lo podrán amar ni disfrutar de él porque nunca lo podrán conocer.

Mucho más lamentable y penoso me ha resultado estos últimos años asomarme a tantas obras de «ciencia ficción», escritas con delirante fantasía, que prometen revelarnos por fin al Jesús real y sus «enseñanzas secretas», y no son sino un fraude de impostores que prescinden de toda «objetividad histórica» y sólo buscan asegurarse sustanciosos negocios.

Con este estudio he querido contribuir a que el hombre y la mujer de hoy tengan un posible camino para aproximarse a Jesús. Me he esforzado por combinar el máximo rigor histórico posible con el lenguaje claro, sencillo y asequible. He pasado muchas horas analizando y evaluando las diversas aportaciones de exégetas, historiadores, arqueólogos y expertos de las ciencias socio-culturales y antropológicas. He pasado tal vez más horas en silencio, preguntándome quién es ese Jesús que está detrás y más allá de esa investigación, y cómo podía yo comunicarlo en la sociedad contemporánea sin traicionarlo.

Soy cristiano y, al escribir este libro, he pensado en los que creemos en Jesús. A nosotros nos debe interesar como a nadie conocer cómo era ese hombre en el que nosotros nos encontramos con el misterio de Dios encarnado en la realidad frágil de un ser humano: yo quiero saber cómo es, qué hace, cómo vive, qué defiende y cuál es el mensaje de un hombre en el que Dios se ha encarnado. Pero sé que Jesús es de todos, no sólo de los cristianos. Su vida y su mensaje es patrimonio de la Humanidad. Por eso he pensado en quienes lo ignoran casi todo sobre él: personas para las que Jesús no ha representado nunca nada serio ni atractivo porque no lo han conocido; hombres y mujeres decepcionados por el cristianismo real que tienen ante sus ojos, que se han alejado de la Iglesia y andan buscando por caminos diversos luz y calor para sus vidas; jóvenes que no se interesan por estas cosas, pero que se sienten secretamente atraídos por Jesús.

Sé que Jesús no necesita de mí ni de nadie para abrirse camino en el corazón y en la historia de las personas. Sé que otros pueden escribir sobre él desde una experiencia más viva y, sobre todo, desde un seguimiento más radical a su persona. Me siento lejos de haber captado todo su misterio. Sólo deseo que los lectores se encuentren con él. Jesús podría ser para muchos de ellos la gran noticia.

José Antonio Pagola

San Sebastián, Septiembre de 2007

Últimos artículos

«Sin educación, no podremos detener el avance de las fuerzas neofascistas y la progresiva muerte de la democracia» -- Frei Betto

Religión Digital Las políticas sociales traen votos, pero no imprimen convicciones" "Quien conoce la...

Miles de personas en toda España piden “parar el genocidio” en Palestina y exigen al Gobierno que “deje de vender armas” a Israel

eldiario Al grito de “Israel asesina, Europa patrocina” o “No más armas a Israel”, varios...

Los sacerdotes casados latinoamericanos, ante el Sínodo: «Sean valientes para el celibato opcional»

Religión Digital Encuentro de la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Casados Del 18 al 21 enero...

Noticias similares

«Sin educación, no podremos detener el avance de las fuerzas neofascistas y la progresiva muerte de la democracia» -- Frei Betto

Religión Digital Las políticas sociales traen votos, pero no imprimen convicciones" "Quien conoce la...

Miles de personas en toda España piden “parar el genocidio” en Palestina y exigen al Gobierno que “deje de vender armas” a Israel

eldiario Al grito de “Israel asesina, Europa patrocina” o “No más armas a Israel”, varios...

Los sacerdotes casados latinoamericanos, ante el Sínodo: «Sean valientes para el celibato opcional»

Religión Digital Encuentro de la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Casados Del 18 al 21 enero...