InicioRevista de prensaiglesia catolica"LA HUMANIDAD FRENTE AL IMPERIALISMO". II Seminario Internacional por el progreso del...

«LA HUMANIDAD FRENTE AL IMPERIALISMO». II Seminario Internacional por el progreso del Mundo

Publicado en

Adital

Manifiesto del segundo Seminario Internacional por el progreso del mundo: «Un nuevo mundo de justicia, igualdad, paz, solidaridad y diversidad cultural no sólo es posible sino cada día más imprescindible», celebrado en Oviedo los días 25, 26, 27 y 28 de octubre de 2006

Los hombres y mujeres, reunidos en Oviedo en el II Seminario Internacional por el progreso del mundo «La Humanidad frente al imperialismo», procedentes de diferentes países de Europa, América Latina y Oriente Medio y vinculados a diferentes ámbitos de medios de comunicación, instituciones culturales y movimientos sociales, nos sentimos parte integrante de la Red de Redes en Defensa de la Humanidad, surgida en el año 2003 en la ciudad de México y consolidada en la reunión de Caracas en 2004, donde se planteó la «necesidad de construir una barrera de resistencia frente a la dominación mundial que hoy se intenta imponer».

Asimismo, hacemos nuestros los principios allí planteados y desarrollados en diversos encuentros internacionales organizados por esta red a lo largo de los tres últimos años, a la vez que nos sentimos parte de las fuerzas populares que lograron una importante victoria en la Cumbre de los Pueblos en Mar del Plata.

Conocedores de que frente a la imposición imperialista de un modelo que nos lleva a la catástrofe, al saqueo sin freno y sin escrúpulos del medio ambiente, poniendo en grave peligro la supervivencia del género humano, y el incremento de la enorme desigualdad entre ricos y pobres, surgen propuestas, como la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que caminan hacia la integración de los pueblos en régimen de igualdad y buscan el bienestar global, vemos en la integración solidaria de los pueblos la alternativa al modelo económico neoliberal, que no sólo no soluciona los problemas de la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas del mundo, sino que empeora las condiciones de vida de los explotados, quienes ven recortados de forma brutal sus derechos sociales, laborales e individuales: la explotación de los trabajadores, llega a adquirir forma de esclavitud; la precarización del trabajo, como consecuencia de un mundo en el que se mueve con total libertad el capital mientras se cierran más y más las fronteras a la movilidad de las personas, y la pérdida de seguridad laboral a causa de la feroz competitividad de la globalización capitalista nos encaminan hacia la barbarie.
La política de los EE.UU. con la complicidad europea y de su gendarme Israel, continúa sus intentos de subyugar a cualquier pueblo que se resista a aceptar la agresión. A ella se deben los intentos de derrocamiento de gobiernos legítimos, como los de Cuba, Venezuela y Bolivia, que hacen frente a las estrategias anexionistas en América Latina, como el ALCA y el Plan Colombia, y construyen alternativas para los pueblos. A la misma intención responden la represión de movimientos populares y el secuestro de la voluntad popular, como sucede en México.

Esta política imperialista no sólo pretende expoliar a los países pobres de sus recursos naturales para entregarlos a las grandes corporaciones transnacionales, sino que busca también la imposición de un modelo cultural basado en el pensamiento único, exterminando las culturas de los pueblos y sometiendo a las leyes del mercado la libertad y la dignidad humanas, la naturaleza y la cultura. El diseño de este intento de dominación mundial, que se ha disfrazado de lucha contra el terrorismo, responde al afán de controlar las materias estratégicas, imponer políticas favorables a sus intereses o mantener el dólar como moneda de cambio para financiar su déficit a costa de los países pobres. La doblez de esta política se expresa en la protección del gobierno norteamericano a los terroristas vinculados a sus intereses mientras mantiene injustamente prisioneros a cinco luchadores cubanos contra el terrorismo.

Las crecientes resistencias populares a esta lógica imperial han logrado empantanar a las fuerzas de ocupación en el Medio Oriente, especialmente gracias a la heroica lucha del pueblo iraquí y a la histórica resistencia palestina y libanesa. Mientras, en América Latina avanzan los movimientos populares y son hoy claramente una alternativa de poder en numerosos países. Aunque los signos de debilidad del imperialismo son cada día más evidentes, es de esperar un incremento de la agresión contra los pueblos, movimientos y gobiernos que avanzan en la construcción de alternativas.

La Red de Redes en Defensa de la Humanidad, en la que se insertan los Seminarios Internacionales que celebramos en Oviedo, se fortalece y difunde ideas para seguir luchando por un mundo en el que imperen la justicia y la paz. En vísperas del bicentenario del inicio de las luchas por la independencia de los pueblos latinoamericanos, asumimos la decisión de trabajar en la construcción y defensa de esas alternativas y, como se afirmó en la Declaración de Caracas, proclamamos que un mundo mejor no es sólo posible sino imprescindible, convencidos de que los pueblos dirán la última palabra.

En Oviedo, 28 de Octubre de 2006

Suscriben este manifiesto:
Ricardo Alarcón
Iván Padilla
Blanca Eekhout
José Steinsleger
Andrés Sorel
Mohamed Safa
Iroel Sánchez
Belén Gopegui
Carlos Varea
Ramón Chao
Ginés Fernández
Roberto Montoya
Javier Couso
Miguel Álvarez Sánchez
Imán Jamás
Javier Orozco
Manel Márquez
Manuel Monereo
David Acera
Susana Moral
Alejandro Álvarez
Alfonso Lago
José Ángel Piquero
María López García
José Manuel Flojeras
Roberto Sánchez Ramos
Francisco de Asís Fernández
Francisco Erice Sebares
Celso Miranda
Ignacio Loy
Laureano López Rivas
María Sánchez Rodríguez
Javier Acera
Luis Manuel Arce
Borja Llorente
Lisardo Suárez
Eva González García
Ignacio Iglesias
José Luis Pérez Heres
Nerea Larfeuil
Enrique Gallart
Manuel Maurín
María Asunción Rodríguez Lasa
Carlos Ponte
Dulce Santamaría Villegas
Dolores Canto Vega
Benigno Granda Valdés
José Manuel López Alonso
Elena Isidro Montes
Alberto Rodríguez Martín
Mónica García González
Pula Fernández
Fernando Pejenaute
José Antonio Fdez. Arrizabalaga
Flor González Gracía
Oscar Doncel Barrios
Ana Llaneza Mata
Tomás Alonso Alvarado
Carlos García Roel

Últimos artículos

Los acordes de la protesta propalestina: Rozalén, Amparanoia y otros artistas unen su voz a las acampadas -- Alejandra Mateo Fana

Público Los estudiantes propalestina han organizado este miércoles y jueves unas jornadas reivindicativas donde utilizan...

Afirmar que Dios es Trinidad es semejante a decir que Dios es comunidad -- Consuelo Vélez, teóloga

Fe y Vida Comentario al evangelio del domingo de la Santísima Trinidad 26-05-2024 Afirmar que...

Los crímenes de Israel son mucho peores que los de Hamás -- Jonathan Cook

Rebelión En realidad no hay ni punto de comparación Fuentes: Substack Traducido para Rebelión por Paco Muñoz...

Noticias similares

Los acordes de la protesta propalestina: Rozalén, Amparanoia y otros artistas unen su voz a las acampadas -- Alejandra Mateo Fana

Público Los estudiantes propalestina han organizado este miércoles y jueves unas jornadas reivindicativas donde utilizan...

Afirmar que Dios es Trinidad es semejante a decir que Dios es comunidad -- Consuelo Vélez, teóloga

Fe y Vida Comentario al evangelio del domingo de la Santísima Trinidad 26-05-2024 Afirmar que...

Los crímenes de Israel son mucho peores que los de Hamás -- Jonathan Cook

Rebelión En realidad no hay ni punto de comparación Fuentes: Substack Traducido para Rebelión por Paco Muñoz...