InicioRevista de prensaiglesia catolicaHans Küng, Doctor Honoris Causa en Filosofía por la Uned: “Ratzinger se...

Hans Küng, Doctor Honoris Causa en Filosofía por la Uned: “Ratzinger se convirtió en Papa, volviéndose, por cierto, cada vez más falible” -- Jesús Bastante

Publicado en

Religión Digital

Fraijó: “Küng es fiel a la Iglesia. Ni en los peores momentos pensó en abandonarla”.
Hans Küng ya es Doctor Honoris causa en España. Después de décadas de silencio por parte de las Universidades católicas, ha tenido que ser una institución laica, la Universidad a Distancia (Uned), la que este mediodía le otorgara el 15 doctorado de la carrera del teólogo suizo.

De manos del decano de Filosofía, Manuel Fraijó, y con la presencia del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, Küng ha trazado su tesis sobre «Ética mundial y derecho mundial», y ha tenido un especial recuerdo para su relación con Benedicto XVI. «Yo terminaría perdiendo en 1979 la venia docendi eclesiástica, aunque continué impartiendo docencia. Él, en cambio, se convirtió en Papa, volviéndose, por cierto, cada vez más falible».

Antes de su discurso, el teólogo se encontró brevemente con la prensa. Ante los medios, criticó que «la Iglesia quiere dominar», de tal modo que «la llamada reevangelización es en realidad una rerromanización», una vuelta a la primacía del Vaticano frente a cualquier otra opción. «Muchos católicos no entienden la inmoralidad de la pílodra o los anticonceptivos», recalcó.

En su discurso, Küng ha criticado «lo funesta que puede llegar a ser la deducción de mandamientos morales a partir de la naturaleza humana», poniendo como ejemplo la encíclica «Humanae Vitae» de Pablo VI, en la que se decretaba «la prohibición de todo género de anticoncepción, por contraria a la naturaleza». Ello provocó la crítica del teólogo suizo en su libro «¿Infalible? Una pregunta», que acabó condenando sus enseñanzas como teólogo católico.

Ratzinger, «40 años después, defiende la encíclica «Humanae vitae», apelando al «maravilloso plan que el Creador ha inscrito en el cuerpo humano». En su último viaje a España, en octubre de 2010, el Papa recalcó los viejos temas, especialmente el valor de la familia como célula fundamental de la sociedad, destacando al mismo tiempo que «la Iglesia apoya todo aquello que fomenta el orden natural en el ámbito de la institución familiar» (Barcelona, 7 de noviembre de 2010).

Pero la apelación a Dios sólo ha podido convencer de la verdad de esta rigurosa enseñanza sobre la sexualidad a una minoría de católicos. Así se aprecia hoy en España, donde el 73 por ciento de la población se confiesa católica, mientras que apenas un 6 por ciento atribuye gran importancia a la religión en el ámbito sexual, y otro 12 por ciento le concede cierta influencia. La moral sexual, por tanto, se ha secularizado, liberándose progresivamente de la moral religiosa».

En su discurso, Küng trazó los principios de su «ética mundial», que basó en tres puntos clave: en primer lugar, «un amplio consenso internacional»; en segundo término, su «fuerza vinculante. Son unos patrones de comportamiento obligatorios, no de libre elección»; finalmente, su función como «precursores de normas jurídicas internacionales, pues abordan temas que se plantean hoy en el contexto de la globalización».

«Estamos convencidos -añadió el teólogo suizo- que «es imperiosamente necesario un compromiso en favor del respeto y del entendimiento entre culturas, así como una actuación para lograr unos patrones éticos en la sociedad, incluidas la política y la economía. La ética mundial es una visión realista que, por supuesto, no se puede materializar de un día para otro, sino que requiere tiempo».

Finalmente, y sobre la situación actual en España entre la Iglesia y el Estado, basado en contextos que van desde la familia a la interrupción del embarazo o la inseminación artificial», Küng insistió en la importancia de «tener bien presente la diferencia entre el plano del derecho y de la ética. Como se sabe, el plano del derecho es el ámbito de la legalidad, de las leges, de las leyes, de la jurisdicción y, naturalmente, también de las ciencias jurídicas, así como de la jurisprudencia. En el plano del derecho es posible, y a veces necesaria, la comprobación directa y la coerción, pues existen sanciones externas de diverso tipo para reclamar e imponer el derecho».

La «laudatio» del nuevo Honoris Causa corrió a cargo del decano de Filosofía de la Uned, Manuel Fraijó, quien en su tiempo fuera alumno tanto de Küng como de Ratzinger. En sus palabras, Fraijóo destacó del nuevo doctor ser «hombre de claridades y precisión. Consciente de la vocación universal del cristianismo cuida su expresión hablada y escrita para que, además de llegar a sus iguales, a sus colegas, alcance también a la «gente», al no iniciado técnicamente en la materia».

Fraijó agradeció que Küng «busca la plaza pública, el ágora, el foro. Hombre de diálogo, le gusta confrontar los argumentos y las buenas razones. Está, además, convencido de que el cristianismo resiste la más exigente confrontación intelectual».

«Küng aspira a que religión y ética trabajen en buena armonía en pos de un mundo más humano, libre y fraterno», insistió el presentador, quien concluyó con el convencimiento de que «Küng es fiel a la Iglesia. Ni en los peores momentos pensó en abandonarla. El suyo es un servicio crítico, vigilante, incómodo y arriesgado, pero necesario, imprescindible incluso».

La rueda de prensa previa
El teólogo suizo Hans Küng ha interpretado hoy el anticlericalismo como «reacción» al autoritarismo eclesiástico, ha precisado que la jerarquía católica está muchas veces «muy lejos» de la gente y ha defendido cooperación y respeto recíproco entre Iglesia y Estado.

«Sería mejor una Iglesia más modesta, que escucha, que es sensible para todo aquello que la gente piensa», ha declarado Küng a la prensa antes de ser investido doctor «honoris causa» en Filosofía por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

El teólogo no cree que el pueblo español sea muy diferente de tiempos anteriores, cuando la jerarquía eclesiástica estaba «más en conexión» con la sociedad.

En la época del Concilio Vaticano II, ha explicado, había la impresión de que la Iglesia quería ayudar a la gente, escucharla y servirla, pero ahora se piensa que quiere «dominar».

Mucha gente, ha proseguido, no entiende el porqué de la inmoralidad de los anticonceptivos, cuando la Iglesia tiene problemas propios internos que debe resolver, como la cuestión del celibato o la penuria de los sacerdotes.

«No es justo», ha insistido, que la jerarquía se dedique a atacar a los otros, a polemizar; sería mejor reflexionar sobre cuáles son las razones de la situación actual, que era «mucho mejor» en las décadas de los años cincuenta, sesenta y setenta, cuando el ya venía por España.

Sobre las relaciones entre Iglesia y Estado, ha respondido que ya no es posible el poder político de aquella como en siglos anteriores.

Un separación total entre ambas entidades tampoco sería una buena, sino una mejor relación.

«La gente -ha argumentado- no quiere una nueva división. La Guerra Civil está pasada, no es necesario revivir antiguas controversias, es mejor una solución constructiva».

Todo esto requiere, ha asegurado, «un poco de fantasía» por parte del episcopado y no solamente admoniciones.

Ha mencionado el ejemplo «funesto» de la prohibición del Papa Pablo VI de toda anticoncepción por considerarla contraria a la naturaleza, respaldada por Benedicto XVI.

Sólo una «minoría» de católicos está de acuerdo, ha dicho, y la moral sexual se ha liberado progresivamente de la religiosa.

Sobre las agresiones que sufren los cristianos en países de mayoría musulmana, ha citado Irak.

«Las persecuciones -ha dicho a la prensa- son prácticamente una reacción de musulmanes contra la invasión del presidente cristiano Bush, que ha hecho una cruzada de manera muy brutal».

Esto no justifica los ataques, ha matizado, sino que es «solamente consecuencia» de la agresión norteamericana y británica.

Últimos artículos

Segundo día de movilización estatal contra el genocidio en Palestina 25F

kaosenlared Este 25 de febrero volvemos a salir a las calles por el fin del...

Palestina. Medio millón de palestinos al borde de la hambruna al norte de Gaza

Resumen Latinoamericano Procesan comida para animales ante escasez de alimentos En el día 140 de...

Carta por la paz: que se callen las armas -- Varios autores

Rebelión Al cumplirse dos años de la guerra entre Ucrania y la Federación de Rusia...

Noticias similares

Segundo día de movilización estatal contra el genocidio en Palestina 25F

kaosenlared Este 25 de febrero volvemos a salir a las calles por el fin del...

Palestina. Medio millón de palestinos al borde de la hambruna al norte de Gaza

Resumen Latinoamericano Procesan comida para animales ante escasez de alimentos En el día 140 de...

Carta por la paz: que se callen las armas -- Varios autores

Rebelión Al cumplirse dos años de la guerra entre Ucrania y la Federación de Rusia...