InicioActualidad de Redes CristianasEncuentro de CCP de la zona de Antequera: Ponencia y reflexiones de...

Encuentro de CCP de la zona de Antequera: Ponencia y reflexiones de los grupos

Publicado en

Encuentro CCP Antequera (21 octubre 2012)

La Palabra atrevida, el silencio cómplice

                            La sociedad no cambiará mientras no cambien sus dioses (Machado)

De nuevo reunidos en nombre de Jesús de Nazaret, vamos a celebrar con gozo este encuentro mensual tratando el tema tan oportuno de “La palabra atrevida, el silencio cómplice”. Ojalá esta palabra atrevida con mayúscula, Jesús de Nazaret, nos ayude para salir del silencio cómplice. Para introducir la reflexión comenzaré por dibujar un cuadro con tres pinceladas, la primera sobre el capitalismo como humanismo mutilado, la segunda sobre la Iglesia y la tercera sobre Jesús de Nazaret.

  1. La sociedad o el capitalismo de un humanismo mutilado.-

¿Qué decir cuando nos atosigan con la prima de riesgo, el recate, los presupuestos de 2013? Como botón de muestra de esta sociedad atravesada por un neoliberalismo despiadado, cuyo fruto es un humanismo mutilado,  hay cuatro hechos recientes, especialmente remarcados por el profesor Manuel Viçent, autor de Los amos del mundo, las armas del terrorismo financiero, que dan luz para entender la necesidad de la palabra atrevida y del silencio cómplice.

Uno fue la presentación del presupuesto por parte del Gobierno en el que se indica  que el Estado tendrá que pagar 40.000 millones de euros a bancos extranjeros y españoles para abonarles los intereses de la deuda española que poseen. Hay que saber que esta elevada cantidad se debe a los intereses de tal deuda. Deuda que no se debe, como se dice, a la especulación de los mercados, sino a la oposición del Banco Central Europeo a comprar deuda pública directamente al Estado español, como hace cualquier banco central digno de ese nombre (tal como el Federal Reserve Board de EEUU, el Banco de Inglaterra en Gran Bretaña o el Banco de Japón). Los máximos beneficiarios de estos pagos del Estado a los acreedores son los bancos españoles y europeos (entre los cuales sobresalen los alemanes que tienen una excesiva dimensión, influencia y protagonismo en las instituciones de la Eurozona) que recibieron prestado dinero del mismo BCE a unos intereses por debajo de un 1%, con el cual compraron deuda pública española a unos intereses del 6% y el 7%. Un negocio redondo para tales instituciones financieras, que consiguieron gracias a la ayuda del BCE, que no es un banco central sino un lobby de la banca y muy en especial de la banca alemana. Y hablo de lobby, porque no se trata de un banco, y prueba de ello es que sus actas son secretas. Pero lo que más llama la atención que este banco, el BCE sea el predicador de las políticas de austeridad (austeridad, por cierto, que no aplica a su propio comportamiento, pues acaba de estrenar una sede exuberante en Frankfurt que ha costado seis veces más de lo inicialmente calculado y que albergará a los funcionarios mejor pagados del establishment público europeo).

En resumen, como dice el profesor Vicent Navarro, al BCE solo le interesa defender los intereses de la banca. En esa defensa de los intereses de la banca no tiene rubor en desmantelar la S. Social en España hasta recuperar la semana laboral de seis días. Es, como bien dice Noam Chomsky, la lucha de clases unilateral de una minoría –la banca– en contra de todos los demás.

Esta deuda, sin embargo, está basada, en parte, en la enorme influencia de la banca no solo sobre el BCE, sino también sobre el Estado español. Hoy, la influencia de la banca sobre la sociedad española rebasa cualquier límite tolerable en un sistema democrático. Todos –desde los partidos políticos, a la prensa, las empresas y las familias– estamos enormemente endeudados con la banca. Y es tal su osadía que a través de los medios de comunicación responsabiliza del endeudamiento al comportamiento supuestamente irresponsable de las familias, de las pequeñas y medianas empresas  y del Estado. Es lo que se llama en inglés, el “victim blaming”.

El segundo hacho a destacar en estos últimos días es la decisión del gobierno español de pedir el rescate a la banca, mediante el préstamo de 40.000 millones de euros (casi la misma cifra que el estado español tendrá que pagar a la banca por la deuda), para asegurarse lo que se llama “la viabilidad del sistema bancario español”, a lo que tendría que haberse añadido “y de la banca alemana”.  Es decir, que el Estado pide dinero (que tendrá que devolver el propio Estado, pagado por el ciudadano español) a las autoridades de la eurozona, donde la banca alemana es muy influyente, para ayudar a la banca, asegurándose así que no quiebre y que se pague a la banca alemana (entre otras). Como bien dijo el asesor económico al gobierno alemán, el Sr. Peter Bofinger, en su comentario sobre la aprobación de 100.000 millones de euros para el rescate a la banca española “Esta ayuda no es a estos países en problemas (como España), sino a nuestros propios bancos que poseen una gran cantidad de deuda privada en estos países”.

El tercer hecho para ilustrar la situación es el constatar que este rescate se hace en condiciones leoninas que tendrán que pagar las clases populares a base de enormes sacrificios y recortes, incluidos los recortes que recoge el presupuesto propuesto por el gobierno el día 27 de septiembre. La falta de medidas de protección de la capacidad adquisitiva de los pensionistas y de los desempleados es un ejemplo más de la insensibilidad social del presupuesto que aparece con toda intensidad en los recortes de gasto público social y disminución muy notable de la protección social. Su brutalidad queda demostrada en que incluso la Troika indicó que las medidas tomadas por el gobierno iban incluso más allá de lo que la propia Troika les exigía. Y todas estas políticas se presentan como las únicas posibles, negando y ocultando la evidencia fácilmente accesible de que sí las hay. El BCE podría actuar, por ejemplo, como un banco central, con el objetivo de estimular la economía y no sólo controlar la inflación. El estado español podría haber tenido ya en anteriores presupuestos y en los actuales una política fiscal mucho más progresiva, de manera que en lugar de recortar las pensiones (para conseguir 1.200 millones de euros) podría haber mantenido el impuesto de patrimonio (consiguiendo 2.100 millones) o anulado la bajada del impuesto de sucesiones (consiguiendo 2.552 millones) o anulado la bajada de impuestos a las personas que ingresen más de 120.000 euros al año (consiguiendo 2.500 millones). O en lugar de recortar 6.000 millones en sanidad, podrían haber anulado la bajada del impuesto de sociedades de las grandes empresas que facturan más de 150 millones de euros al año (y que representan sólo el 0,12% de todas las empresas), consiguiendo con ello 5.300 millones.

O en lugar de recortar 200 millones a los servicios de atención a las personas con dependencias, podrían haber eliminado el subsidio del estado a la Iglesia Católica para que enseñe religión católica en las escuelas públicas del estado. Y el estado español podría dejar colapsar bancos en España (Bankia es un caso claro), estableciendo bancas públicas o subvencionando cooperativas de crédito que lo garanticen. El rescate financiero es una ayuda más a la banca y a las rentas superiores que son los mayores accionistas de tales bancos, sin que se garantice el crédito. Hoy el obstáculo mayor al ofrecimiento de crédito es la banca, cuyo poder en España es único en la UE y en la OCDE. Lo que ocurre con los desahucios es un escándalo sin paralelo en otros países.

Estos tres hechos ocurridos al final de septiembre son indicadores del enorme poder de una minoría que está consiguiendo lo que siempre desearon: la destrucción de los sindicatos, la eliminación de la protección social, la bajada de salarios y la desaparición del estado del bienestar.

Hay un cuarto hecho que merece la pena tener en cuenta: las movilizaciones del movimiento 15-M y otros movimientos para denunciar al Congreso, en Madrid. Fue sabio de este movimiento renunciar a la ocupación del congreso. Pero fue digno de ser aplaudido que intentara denunciar lo que estaba ocurriendo dentro de él, pues los otros tres hechos son un indicador de la violación a la democracia que está ocurriendo en España. Ninguna de tales políticas traducidas en aquellos tres hechos tiene un mandato popular. Hoy, la mayoría del Congreso es un instrumento que claramente ni representa ni está al servicio de la mayoría de la población española. Sus políticas no han sido aprobadas por la ciudadanía española.

La gran crisis económica actual es una crisis global de Humanidad que no se resolverá con ningún tipo de capitalismo, porque no cabe un capitalismo humano; el capitalismo sigue siendo homicida, ecocida, suicida. No hay modo de servir simultáneamente al dios de los bancos y al Dios de la Vida, conjugar la prepotencia y la usura con la convivencia fraterna. La cuestión axial es: ¿Se trata de salvar el Sistema o se trata de salvar a la Humanidad? A grandes crisis, grandes oportunidades. En idioma chino la palabra crisis se desdobla en dos sentidos: crisis como peligro, crisis como oportunidad.

  1. Iglesia.-

Ante la cuestión que hoy nos une, la palabra atrevida el silencio cómplice surge inmediatamente y mirando a nuestra Iglesia surge una pregunta ¿Cómo comprender que un grupo de piadosos judíos, educados en el monoteísmo estricto, en la observancia de la Ley y en el particularismo israelita, poco tiempo después de la crucifixión de Jesús hayan rendido culto a Jesús, hayan afirmado que la salvación viene de Jesús y no por el templo y la Ley, hayan iniciado una misión abierta a los paganos y hayan estado dispuestos a perder la vida por esta causa? Indudablemente por la fe en ese Jesús y la fuerza del Espíritu. No se callaron y a buena parte de ellos y ellas dieron su vida por la causa de Jesús. Pero hoy la jerarquía está callada, no sabemos si atada por un silencio cómplice o sencillamente porque nunca ha liderado los movimientos de compasión. Llama la atención que las personas que menos interesan a la jerarquía sean los que más interesan a Dios. Una Iglesia de demasiados cantos  y pocos gritos de indignación. Una Iglesia cautiva de una especie de de fundamentalismo, es el caso de la búsqueda de un fundamento inamovible en un mundo más cambiante que nunca; la lectura literal de los textos sagrados; la pretensión de una verdad absoluta en reacción crispada contra la incertidumbre inherente a nuestra cultura; la dependencia de una autoridad indiscutible, como recurso contra la inseguridad creciente; la defensa de una moral inmutable, supuestamente fundada en los textos sagrados; y la fe en un Dios supuestamente conocido, que legitima las propias convicciones y opciones, y una visión maniquea del mundo, dividido entre buenos y malos.

Todo empezó con  el empoderamiento de la Iglesia aquel 313, fecha del Edicto de Milán cuando el emperador Constantino para celebrar su victoria sobre Magencio da libertad religiosa a los cristianos. Pero este mismo emperador, en el 325, preside el primer concilio universal, el de Nicea, donde las decisiones conciliares se convierten en leyes del imperio. Este proceder llevó consigo la disminución de los carismas de la comunidad  y la Iglesia se imbrica en el poder con tres hechos: la Regla de fe, el canon del Nuevo Testamento y la preeminencia de los obispos sobre la comunidad. El caso es que este empoderamiento continúa y con esta realidad tenemos que seguir bregando.

Pero la Iglesia no puede olvidar a las víctimas, que ponen rostro al Dios más paternal y maternal. Tener en  cuenta la autoridad de los que sufren, es la única instancia ante la cual Jesús ha colocado a toda la humanidad y es la única autoridad universal.

Recordemos que la primera mirada de Jesús nos se dirige al pecado sino a la compasión y reitera de forma vehemente tres gritos de indignación: No podemos servir a Dios y al dinero. Los últimos serán los primeros. Sed compasivos como vuestro Dios es compasivo. De alguna manera  Jesús los resume con aquel “No sed santos, porque vuestro Dios es santo, como dice el A. Testamento, sino sed compasivos”. Lo cierto es que la crisis está siendo gestionada por un gobierno despótico que nos está cambiando el país, sin dar explicaciones, mientras la Iglesia no dice nada, está callada. Pero nosotros y nosotras no podemos permanecer impasibles ante este silencio. Tenemos que movilizarnos. Cada vez que se decreta un recorte miles de personas son lanzadas a la exclusión social.

  1. Jesús de Nazaret

Palabra de Dios, el Logos de Dios, Ternura de Dios, que nos se queda en su condición de Hijo de Dios, sino que se vacía, se anonada, se compromete con la condición humana.

Pablo en Fil 2, 7 dice “se despojó de sí mismo (de su condición divina), tomando la condición humana”.

La fe en Jesús supone también esta KENOSIS o vaciamiento de unos mismo para sentir la pobreza, la soledad o el dolor de las personas que nos rodean.

La atención por medio del amor o la compasión (Gal 5,6)

La misericordia o la acción amorosa, el ágape y la búsqueda de la justicia serán la manifestación (la HIEROFANIA de la divinidad)  en nuestro mundo, tienen necesidad del ser humano para manifestarse, por ello se identifica con él, como dice el Cristo del juicio cósmico “cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mi me lo hicisteis”

¿De quién es el futuro? José Arregui dice que el futuro solo puede ser de “una religión crítico-liberadora”. Si creemos en Jesús de Nazaret, la palabra de Dios, la Palabra Atrevida, ¿Por qué quedarnos en el silencio cómplice?

Soñando

Hoy, nosotros, en la convulsa coyuntura actual, profesamos la vigencia de muchos sueños, sociales, políticos, eclesiales, a los que de ningún modo podemos renunciar. Seguimos rechazando el capitalismo neoliberal, el neoimperialismo del dinero y de las armas, una economía de mercado y de consumismo que sepulta en la pobreza y en el hambre a una grande mayoría de la Humanidad. Y seguiremos rechazando toda discriminación por motivos de género, de cultura, de raza. Exigimos la transformación sustancial de los organismos mundiales (ONU, FMI, Banco Mundial, OMC…). Nos comprometemos a vivir una «ecológica profunda e integral», propiciando una política agraria-agrícola alternativa a la política depredadora del latifundio, del monocultivo, del agrotóxico. Participaremos en las transformaciones sociales, políticas y económicas, para una democracia de «alta intensidad». Como Iglesia queremos vivir, a la luz del Evangelio, la pasión obsesiva de Jesús, el Reino. Queremos ser Iglesia de la opción por los pobres, comunidad ecuménica y macroecuménica también. El Dios en quien creemos, el Abbá de Jesús, no puede ser de ningún modo causa de fundamentalismos, de exclusiones, de inclusiones absorbentes, de orgullo proselitista. Ya basta con hacer de nuestro Dios el único Dios verdadero. «Mi Dios, ¿me deja ver a Dios?». Con todo respeto por la opinión del Papa Benedicto XVI, el diálogo interreligioso no sólo es posible, es necesario. Haremos de la corresponsabilidad eclesial la expresión legítima de una fe adulta. Exigiremos, corrigiendo siglos de discriminación, la plena igualdad de la mujer en la vida y en los ministerios de la Iglesia. Estimularemos la libertad y el servicio reconocido de nuestros teólogos y teólogas. La Iglesia será una red de comunidades orantes, servidoras, proféticas, testigos de la Buena Nueva: una Buena Nueva de vida, de libertad, de comunión feliz. Una Buena Nueva de misericordia, de acogida, de perdón, de ternura, samaritana a la vera de todos los caminos de la Humanidad. Seguiremos haciendo que se viva en la práctica eclesial la advertencia de Jesús: «No será así entre vosotros» (Mt 21,26). Será la autoridad servicio. El Vaticano dejará de ser Estado y el Papa no será más Jefe de Estado. La Curia habrá de ser profundamente reformada y las Iglesias locales cultivarán la inculturación del Evangelio y la ministerialidad compartida. La Iglesia se comprometerá, sin miedo, sin evasiones, en las grandes causas de la justicia y de la paz, de los derechos humanos y de la igualdad reconocida de todos los pueblos. Será profecía de anuncio, de denuncia, de consolación. La política vivida por todos los cristianos y cristianas será aquella «expresión más alta del amor fraterno» (Pío XI).

.
Luis Pernía CCP Antequera)

 

RESUMEN DE LAS REFLEXIONES POR GRUPOS EN EL ENCUUENTRO DE CCP DE LA ZONA DE ANTEQUERA DEL 21 DE OCTUBRE DE 2012

1ª ¿Qué haces a título personal para que tu voz se oiga en situaciones injustas y no participes  del silencio cómplice?

–       después de haberse informado bien a través de medios alternativos y tratando de discernir con sentido crítico si eso va con el proyecto de Jesús o lo que es lo mismo si eso humaniza más:

–       Comunicar, claramente, en las conversaciones diarias, lo que se piensa

–       Utilizar las Redes para participar y transmitir esa información.

–        Asistir a manifestaciones o comunicar que se está de acuerdo con ellas.

–       Comunicar y rectificar cuando nos aclaramos en algo que estábamos equivocad@s

–       Animar, participar o escribir Comunicados (por ejemplo , los nuestros, los de CCP) y difundirlos.

–       Firmar denuncias y, si se ve necesario autoinculparse.

–       Escucho a la gente de la calle, sus protestas y descontentos y se lo hago saber a los concejales de mi partido.

–      Presencia en movimientos, lucha, desahucios

–       Ahora que la gente se queja de la política y nos pregunta, les animamos a potenciar las Asociaciones de Vecinos

–       Animo a defender los derechos sanitarios. Ayudo a ver lo importante de un consumo responsable

 

2ª Habla de las organizaciones en las que estás, las acciones en las que estáis comprometid@s. Sus luces y sombras.

–          Las gotas de agua juntas para hacer un caudal

–          Alguna persona a nivel privado acompañando a personas mayores o discapacitad@s o acogiendo en casa emigrantes de diversas nacionalidades buscando encuentro entre ellos

–             Pero la mayoría presta servicios en distintas asociaciones. Tod@s teniendo bastante claro que lo que se hace son medidas necesarias, en estos momentos, porque son situaciones urgentes, pero que lo que nos produce esta proximidad a l@s que lo pasan mal es saber que este sistema es injusto y que hay que tratar de cambiar las estructuras para que no se produzcan estas injustas situaciones y no haya necesidad de asociaciones y acciones que demasiadas veces caen en el peligro de no ir a la raíz de los problemas y hacer mero asistencialismos.

–          Grupos:

. Movimientos con otros pueblos

. Alianza contra la Pobreza

. Frater

. Emigrantes

. Ángeles de la noche

. Criar con apego

. Educar distinto

. Banco de alimentos, que cada día necesita más recursos. Como hay gente que pasa hambre, pues busco comida del Banco de alimentos. Y, en el templo aprovecho para denunciar esta situación de atropellos, señalando las causas.

. En ‘Málaga Acoge’, ahora estamos centrados en resolver la atención sanitaria a los inmigrantes sin cobertura.

. Sigo militanto en el PCE e IU, con sus luces y sombras; pero  busco y potencio lo bueno de la gente.

. También apoyo al movimiento ‘Cristianos por el Socialismo’.

. En el Área de educación, de la APDHA, tratamos de llegar a los Centros escolares y Asociaciones vecinales, favoreciendo la no-discriminación de las personas. Ante la crisis actual, plantearemos como vía de solución la ‘Solidaridad y la Responsabilidad’ entre todos y de todos.

 

–          Acciones atrevidas y en grupo:

. Dejar de pagar impuestos

. Bloquear y atascar bancos

. Compromisos llevados  hasta el fin

– Objeciones fiscal.

3ª ¿Cómo te imaginas que haría Jesús en estos tiempos?

–       Pensamos que sería igual: por su cercanía a las personas más desfavorecidas, se le conmoverían sus entrañas. Tras haber madurado, entendido y reflexionado sobre la situación del ‘Pueblo’, tomaría conciencia, y se rebelaría contra el poder establecido Conectaría con gente diversa interesada en ‘Otro mundo es posible’. Y pediría a sus seguidores (gente del común) que proclamaran por los cuatro puntos su mensaje. (¿cuándo vamos, los cristianos de a pié, a proclamar el Proyecto de Jesús, como hicieron aquellos ‘don nadie’, sin esperar a que “los jerarcas” cambien o nos den permiso?)

–       Jesús haría lo mismo que hizo

–       Nos animaría a perder los miedos, a dejar de vivir en nuestra comodidad y a lanzarnos a construir su Reino, esa Sociedad Alternativa por la que él luchó y que le llevó a que los poderes  de aquel tiempo le condenaran a muerte. También ahora le condenarían.

–       Se enfrentaría a la Jerarquía religiosa por su manipulación tan perversa y sibilina del Plan de Dios.

–       Denunciaría, estaría con l@s desahuciad@s “no tenía donde reclinar su cabeza”, sería detenido por las fuerzas de seguridad,

–       Jesús sería un indignado

–       Tomaría partido por la misma gente

–       Misma escucha, misma misericordia

–       Cercano, uniendo fuerzas

–       Utilizaría nuestros medios de comunicación

–       Jesús no nacería en Occidente

–       Jesús estaría fuera de cualquier institución.

 

Se cuentan dos hechos en que las actuaciones se asemejarían a las de Jesús

–       Un joven (por más señas, ateo declarado, muy cercano a quien lo cuenta), que teniendo ocasión de obtener un puesto de trabajo, deja pasar delante a un padre de familia porque ve que es más justo.

 

–       La solidaridad de l@s vecin@s, ante la desgracia de las inundaciones sufridas en uno de los pueblos, porque la proximidad a l@s que sufren hace que se conmuevan las entrañas.

 

Últimos artículos

Al Consejo de Ministros del Reino de España -- Alberto J. Revuelta Lucerga

Enviado a la página web de Redes Cristianas Alberto J. Revuelta Lucerga, NIF 499780J, abogado,...

El Papa nombra dos Obispos Auxiliares para Madrid

Vatican News Monseñor Vicente Martín Muñoz del clero de Mérida-Badajoz y Monseñor José Antonio...

El Gobierno aprueba un plan para indemnizar a las víctimas de pederastia de la Iglesia -- Natalia Chientaroli / Alberto Ortiz / Jesús Bastante

eldiario El Consejo de Ministros recoge la propuesta que realizó el Defensor del Pueblo sobre...

Noticias similares

Al Consejo de Ministros del Reino de España -- Alberto J. Revuelta Lucerga

Enviado a la página web de Redes Cristianas Alberto J. Revuelta Lucerga, NIF 499780J, abogado,...

El Papa nombra dos Obispos Auxiliares para Madrid

Vatican News Monseñor Vicente Martín Muñoz del clero de Mérida-Badajoz y Monseñor José Antonio...

El Gobierno aprueba un plan para indemnizar a las víctimas de pederastia de la Iglesia -- Natalia Chientaroli / Alberto Ortiz / Jesús Bastante

eldiario El Consejo de Ministros recoge la propuesta que realizó el Defensor del Pueblo sobre...