InicioRevista de prensaiglesia catolicaEl desarrollismo predador: la nueva ideología##Mariana Núñez (Buenos Aires) – Gabriel Sánchez...

El desarrollismo predador: la nueva ideología -- Mariana Núñez (Buenos Aires) – Gabriel Sánchez (Montevideo)

Publicado en

“El futuro del mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela.” Talmud
Entre las dos orillas
Hace unos días nomás, el presidente uruguayo Pepe Mujica salió a cortarle el tiento a la cometa de Arabia Saudita por la compra de tierras. Se negó sin vueltas y es de celebrarse su decisión. Sin embargo, hay aquí un problema mucho más grave que la cuestión de la extranjerización de la tierra.

Como muy bien nos consigna el artículo del economista argentino Carlos Leyba “Fenómenos Silenciosos”, publicado en la revista porteña Debate, el 3 de octubre de 2010, “China ha sufrido el agotamiento de parte del recurso territorial.” Y aclara: “Según informes de la UNESCO, la superficie afectada es de aproximadamente, más de un cuarto de la tierra del país. La desertificación avanza
2,5 mil kilómetros cuadrados por año; y cuatrocientos millones de personas, de una población de 1.300 millones, sufren las consecuencias de esa degradación, que es causada por el uso irracional del suelo, la mala gestión del agua y de las explotaciones mineras y petroleras excesivas.”

Es interesante mirarse en el espejo de los otros: el artículo explica que China ha puesto
a rodar un proceso que de continuar avanzando a un paso de 2.5 mil kilómetros cuadrados por año, desembocará en la desertificación total de su territorio, habida cuenta de que ya la cuarta parte está sumida en esa problemática. Es necesario comprender que la desertificación de la gran potencia asiática según los organismos internacionales es debida al “uso irracional del suelo, la mala gestión del agua y de las explotaciones mineras y petroleras excesivas.”

En este lado del mundo, en nuestra querida Argentina, por ejemplo, acaba de discutirse y sancionarse una ley que si bien detiene el avance del proceso de agotamiento de los recursos hídricos procedentes de los glaciares, no prohíbe a las mineras la iniciación de nuevos yacimientos, y además les permitirles continuar con sus emprendimientos mientras se realice el inventario de las zonas protegidas. Así mismo, la minería, básicamente extranjera, es la actividad que más beneficios y privilegios fiscales ha recibido desde la presidencia de Carlos Menem y sigue teniendo hasta la fecha.

En este contexto, la gobernación de Río Negro dispone la negociación de un acuerdo con China para el financiamiento de un proyecto de irrigación de un extenso territorio de la provincia para la producción de soja con destino al mercado chino. Un jaque a la soberanía alimentaria, por otro lado.

Desde hace tiempo Argentina parece encaminada hacia una concepción “desarrollista” del uso de sus recursos naturales, sometiendo a un intenso desgaste a sus privilegiados ecosistemas. En la misma línea parece encaminarse Uruguay con algunos emprendimientos como el proyecto minero Aratiri o las pasteras sobre el río Uruguay.

Ni qué hablar del gobierno de Lula y su política con respecto al Amazonas. De hecho en la última semana la candidata Dilma Rousseff, sucesora de Lula, triunfó en primera vuelta alineándose con esta pseudo ideología desarrollista, en contra de la ex integrante del gabinete, Maria Silva, que defiende la sostenibilidad de un proyecto productivo.

Esta ola de extranjerización de los proyectos productivos del modelo agro-exportador no sólo crea las condiciones para desatar el mismo proceso de desertificación y agresión de los ecosistemas verificables en China y también en nuestras tierras, sino que sumada la concentración de las rentas agropecuarias, va arremetiendo contra la población rural y provocando masivas migraciones hacia las urbes que terminan en la precarización y exclusión de gruesos segmentos de trabajadores.

Ciertamente, la sobreexplotación de los recursos naturales, la contaminación de los ambientes y la desertificación de las tierras fértiles del planeta acarrearán una destrucción y una hambruna sin precedentes y sacrificarán el futuro de las nuevas generaciones. Mientras el capital se enriquece, nuestros pueblos se pauperizan: esta es la ilógica ecuación que nos plantea desde siempre el capitalismo, con sus múltiples estrategias.

(Información recibida de la Red Mundial de Comunidades Eclesiales de Base)

Últimos artículos

Sebastián Cózar: «Puedo asegurar que es posible ser sacerdote estando casado»

Religión Digital El presidente de los curas casados latinoamericanos publica 'Poemas de un sacerdote casado'...

Crónica del III Encuentro de Cristianos y Cristianas de Base de la provincia de Cádiz

20 personas venidas de distintos puntos de la Provincia: Cádiz, S. Fernando, Chiclana, Puerto...

Francisco: No ceder a la lógica de la reivindicación de la guerra en Oriente Medio

Vatican News El Papa, en los saludos tras el Regina Caeli, lanza de nuevo su...

Noticias similares

Sebastián Cózar: «Puedo asegurar que es posible ser sacerdote estando casado»

Religión Digital El presidente de los curas casados latinoamericanos publica 'Poemas de un sacerdote casado'...

Crónica del III Encuentro de Cristianos y Cristianas de Base de la provincia de Cádiz

20 personas venidas de distintos puntos de la Provincia: Cádiz, S. Fernando, Chiclana, Puerto...

Francisco: No ceder a la lógica de la reivindicación de la guerra en Oriente Medio

Vatican News El Papa, en los saludos tras el Regina Caeli, lanza de nuevo su...