InicioRevista de prensaiglesia catolicaLos curas asturianos J.M. Bardales y J. Conde : «Munilla y Sanz...

Los curas asturianos J.M. Bardales y J. Conde : «Munilla y Sanz proceden del mismo círculo de poder»

Publicado en

Religión Digital

«Si dialoga, todo irá bien, pero, si viene con prejuicio, lo va a tener muy mal».
Y «lo de Munilla es tremendo, una auténtica provocación» ¿Podrá hacerse Sanz con la diócesis de Oviedo? Le sobran cualidades humanas y espirituales
Lo va a tener difícil
Es un hombre dialogante y franciscano

Oviedo no es San Sebastián Un cura urbano, José María Bardales, al frente de la gijonesa Iglesia de Fátima, y otro rural, Javier Fernández Conde, al frente de seis parroquias de Candamo, analizaron ayer en el programa ‘La Lupa’, dirigido por Juan Neira en Canal 10, los desafíos a los que deberá enfrentarse el nuevo arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ya en capilla de su desembarco en Asturias procedente de Huesca.

Para Fernández Conde, también catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Oviedo, el reto prioritario es evidente: «Debe enfrentarse al gran desánimo general que existe entre el clero asturiano y que se mascaba especialmente al final de la etapa de Carlos Osoro, un problema serio».

También Bardales tiene claro que «hay algo que no funciona»: «Debe abordar la distribución de los sacerdotes porque no puede haber curas que lleven 18, 16 o 14 parroquias» ni «misas de domingo en las iglesias de las ciudades cuyos horarios parecen un horario de autobuses».

Y debe enfrentarse a algo de mayor calado aún: devolverle a la Iglesia asturiana el ímpetu de la era de Gabino Díaz Merchán.
«El gran reto es que una diócesis que tenía una gran inquietud social lleva varios años en silencio», coincidieron los dos sacerdotes, urbano y rural, que admitieron «echar de menos a Merchán».

Lo resumió Fernández Conde: «Hay que cambiar el modelo de Iglesia que tenemos después de que Osoro potenciase el modelo jerárquico. Hay que centrarse mucho más en el pueblo y la comunidad que en sacerdotes y el obispo si queremos una Iglesia viva».

Porque el prelado cántabro, abundaron ambos, «dejó una Iglesia con menos curas y menos fieles». Y, con él, «el Seminario fue a menos». Tanto, apuntó Bardales, «que ahora mismo debe haber más formadores que seminaristas».

«Una provocación»

En cuanto al perfil del nuevo arzobispo, José María Bardales y Jesús Fernández Conde subrayaron que «la condición de franciscano» de Jesús Sanz Montes «casa muy mal con el carácter autoritario que le atribuyen» al nuevo arzobispo y le recordaron que, «en la Iglesia, el servicio está por encima de la autoridad».

En ese sentido, recordaron que el mitrado madrileño «procede del mismo círculo de poder que el nuevo obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla», que ha sido contestado incluso por los pesos pesados de la curia, un círculo que no es otro que «el más cercano a Antonio María Rouco Varela».

Y «lo de Munilla», zanjó Fernández Conde, «es tremendo, una auténtica provocación que el Papa conocía. Naturalmente que sí. No en vano, el fue quien firmó su nombramiento».

Ahora bien, precisó Bardales, el destino de Jesús Sanz Montes en Asturias «dependerá de cómo enfoque la pastoral»: «Si dialoga, todo irá bien, pero, si viene con prejuicio, lo va a tener muy mal».

«El Sínodo, tal como está planteado, es un disparate». Esa es la opinión compartida entre José María Bardales y Javier Fernández Conde, acerca de lo que muchos señalan como uno de los grandes desafíos de Jesús Sanz Montes al frente de la Archidiócesis de Oviedo.

Tanto uno como otro creen que el Sínodo, la asamblea de sacerdotes y fieles a la que Asturias convocada por primera vez en 83 años e interrumpida por la marcha de Carlos Osoro a Valencia, «ha estado demasiado dirigido» y que «hay que reorientarlo absolutamente».

«El pueblo tiene que sugerir, opinar. Tenemos que hablar de las grandes cuestiones sobre las que nos gustaría hablar», reclamaron. Y señalaron, entre ellas, «el celibato de los curas».

«Es fundamental que el estilo de vida del sacerdote cambie radicalmente, que sea mucho más cercano», defendió Fernández Conde, una petición a la que Bardales añadió una más: «Hay un asunto que es gravísimo y que hay que tratar, que es el de los divorciados que se vuelven a casar. ¿Qué es eso de que sólo pueden comulgar aquellas parejas que vivan como hermanos?», preguntó el cura de Fátima.

Últimos artículos

Fronteras mentales -- Deme Orte

Enviado a la página web de Redes Cristianas La Tierra no tiene fronteras. Las fronteras son...

Yo vengo a ofrecer mi corazón -- Charo Mármol

Alandar Llevo unos días, unos cuantos ya, pensando qué escribir en esta columna: todo lo...

Genocidio en Ruanda: «La religión ha sido un motor de resiliencia para muchos» -- Céline Hoyeau

BAF Fuente: es.lacroix.com Delphine Umwigeme, ruandesa de 55 años afincada en Francia desde...

Noticias similares

Fronteras mentales -- Deme Orte

Enviado a la página web de Redes Cristianas La Tierra no tiene fronteras. Las fronteras son...

Yo vengo a ofrecer mi corazón -- Charo Mármol

Alandar Llevo unos días, unos cuantos ya, pensando qué escribir en esta columna: todo lo...

Genocidio en Ruanda: «La religión ha sido un motor de resiliencia para muchos» -- Céline Hoyeau

BAF Fuente: es.lacroix.com Delphine Umwigeme, ruandesa de 55 años afincada en Francia desde...